Botón.tv: apretar un botón y dejar un mensaje

0
1504

Cuatro ingenieros desarrollaron Botón.tv, un producto que permite a los invitados a una fiesta dejar mensajes para los homenajeados, mediante un sencillo dispositivo.

El proyecto fue apoyado por el Ministerio de Industria y por la Fundación Ricaldoni, y permitió a los cuatro jóvenes instalar su propia empresa, Kalio.net.

Con Barzilai Spinak y Leonardo Etcheverry, directores de Kalio.net

Entrevista realizada el jueves 31/07/08 en Producción Nacional – 1410 AM LIBRE
Alejandro Landoni – Dos ingenieros uruguayos y dos estudiantes avanzados de Ingeniería lanzaron al mercado su proyecto Botón.tv, un nuevo servicio que consiste en un aparato desarrollado por ellos mismos, que permite grabar mensajes de video de los invitados a bodas, cumpleaños, eventos empresariales o fiestas privadas. Esos mensajes pueden ser reproducidos en la misma fiesta en pantalla gigante, pueden ser recopilados en un DVD e incluso se los puede ver a través de Internet, con una clave de acceso que proporciona el organizador de la fiesta. La buena noticia es que la empresa está promocionando el servicio, haciendo importantes descuentos. ¿En qué consiste este nuevo servicio que están desarrollando?

Barzilai Spinak – Estamos ofreciendo el servicio Botón.tv para llevarlo a bodas, cumpleaños, fiestas, y lo que permite es que los invitados graben, dejen mensajes de video, en clips de unos 30 segundos con sus saludos, deseos, lo que quieran desearle a los anfitriones de la fiesta. Una de las cosas novedosas es que la persona que contrató a Botón.tv tiene su página web de la fiesta, donde están todos los videos grabados y se pueden ver; el dueño de la fiesta puede elegir cuáles quiere que se vean y cuáles no. Otra de las cosas que tratamos de lograr es que fuera de uso sencillo.

AL – No se necesita camarógrafo.

BS – Permite que los mensajes sean mucho más espontáneos. La persona va por sí misma, frente al Botón.tv, aprieta el botón, toma el micrófono y deja el mensaje, —sin que alguien lo esté mirando—, eso es lo que genera mensajes muy lindos.

AL – ¿Cómo es el aparato concretamente? Sabemos que tiene un botón, un micrófono y una cámara.

Leonardo Etcheverry – Es un tótem, físicamente tiene más o menos 1.40 metros de altura, cuenta con una pantalla. Es un prisma con una pantalla, un botón, que es el único medio con el cual el usuario interactúa, —eso es lo que decía Barzilai—, un poco la premisa era que fuera fácil de utilizar, y cuenta con un micrófono. La pantalla sirve para que la gente a modo de espejo vea en el aparato cómo está quedando el clip del video.

AL – ¿Es un televisor?

LE – Sí, es un monitor y permite previsualizar el video, el clip que está dejando el usuario.

AL – O sea que el que quiera dejar un mensaje se enfrenta a este tótem —entre otras cosas es una pantalla de televisión—, aprieta el botón, hay un micrófono —él lo toma—, y deja el mensaje de unos 30 segundos…

BS – Sí más o menos, pero si no te alcanza, la pantalla te avisa, apretás una vez más el botón y tenés un tiempito más para terminar de dejar el mensaje. Porque hay gente a la que le gusta hablar más y otros hablan menos.

AL – ¿Después qué pasa con ese mensaje que se graba en este tótem de Botón.tv?

BS – Todo el servicio de Botón.tv cumple dos etapas. Una es durante la fiesta, que la gente deja mensajes.

AL – Sobre todo en las bodas, en los cumpleaños de 15, se empieza a correr la hora y empieza a correr el alcohol, los mensajes van cambiando. Primero deja la abuelita, después el papá, después ya los muchachos.

BS – En todas las edades ha tenido éxito. Una es durante la fiesta, y la otra etapa vendría a ser después de la fiesta. Esta segunda etapa también se divide en dos partes; una, que con todos los videos que se juntan le armamos un DVD muy lindo a la persona, para verlo como cualquier DVD luego en familia.

AL – Y es un buen complemento para el video del casamiento.

BS – Claro.

AL – Es el video que dejan los amigos.

BS – La otra parte es en Internet. Se le arma un sitio, —como hay muchos en Internet, tipo You Tube—, uno específico con los videos de la fiesta donde se pueden compartir, la gente que entra ahí puede dejar comentarios o ponerle etiqueta a los videos, y el dueño de la fiesta puede elegir cuáles quedan públicos y cuáles no, porque hay algunos que son muy personales que no quiere que los vea cualquiera y sirve para compartir. La fiesta sigue después que terminó porque la gente entra y se divierte, —sobre todo los más jóvenes—, pero a cualquier edad. Muchas veces sucede que en la fiesta hay mucha gente que tiene sus parientes en el exterior y no pueden asistir, y esta sería otra forma de estar presentes y compartir lo que sucedió ahí.

AL – Este emprendimiento fue elegido y apoyado con fondos de Fomin (del Banco Interamericano de Desarrollo), por la Fundación Julio Ricaldoni, una unidad de Vinculación Tecnológica de la Facultad de Ingeniería. ¿Qué los llevó a tener su propio emprendimiento? Pregunto porque es un poco a contracorriente de muchos ingenieros, hay cifras de algunos comentarios de catedráticos de la Facultad de Ingeniería a propósito de los emprendimientos que desarrollan en esa Facultad. ¿Por qué se les ocurrió hacer esto?

LE – Lo interesante de Botón.tv fue que fue una cuestión bastante emergente. La idea se inició puntualmente para el casamiento de uno de los socios fundadores, que quería tener en su fiesta algo que le permitiera a los invitados dejar mensajes y que él los pudiera ver. Después naturalmente, los mismos invitados de la fiesta empezaron a mostrar interés en que querían ver los videos, y eso dio lugar a Botón.tv como emprendimiento. Se vio que ahí había una oportunidad clara y nos llamó la atención por eso.

AL – Muchas veces desde el invento, o desde esa idea original hasta el emprendimiento hay un trecho muy largo. ¿Cómo lo recorrieron ustedes?

BS – Cuando se dio eso que había tenido tanto éxito y a la gente le gustó la idea, pensamos en por qué no hacíamos un producto, y coincidieron varias cosas. Los que estábamos en la fiesta de Sebastián era un prototipo de gente, pero para hacerlo de una forma más masiva había que mejorar, buscar un equilibrio en la estética para que quedara bien en la fiesta, para que no quedara algo feo en la fiesta. Y coincidió con varias cosas; por un lado, ganamos un par de concursos de emprendimiento; uno, por la Fundación Julio Ricaldoni, en la Primera Convocatoria de Emprendedores Dinámicos, y otro que era el Programa de Desarrollo de Nuevos Emprendedores del Ministerio de Industria, que nos facilitaron por el lado económico y asesoría. Sobre todo en “Ricaldoni”, en la parte de marketing, cómo hablar con los medios. También coincidió que Sebastián y Ciro, nuestro otro socio, estuvieron haciendo un curso en la Facultad de Ciencias Económicas sobre Planes de Negocios.

Eso les permitió obtener también las habilidades que nos faltaban, el tema de la Administración de la Empresa y ese tipo de cosas, porque en la parte de Ingeniería estábamos bien pero nos faltaba aquello. Eso coincidió todo el año pasado, en la segunda mitad del año, cuando ya veníamos con esa idea y nos permitió por un lado, económicamente empezar a generar los prototipos para mejorar el aparato —que esto fue sobre todo con el apoyo de la Fundación Ricaldoni—, y también creamos a principios de este año, formalizamos esta empresa Kalio.net, y en esta empresa entre otras cosas estamos ofreciendo el servicio. La parte de crear la empresa y todos los requisitos que se requieren, fue apoyada por lo que ganamos del concurso del Ministerio.

AL – Rescato dos elementos: primero, que está bueno que esta cantidad de apoyos y de subsidios para emprendedores sean aprovechados por otros como ustedes que tienen ideas, que tienen un producto y que lo quieren llevar al mercado y este es un caso exitoso, concreto de cómo esas ayudas sirven en forma efectiva para llevar los emprendimientos al mercado. Y la otra cosa, es que Botón.tv es el producto “estrella” de Kalio.net, que es la empresa…

BS – Es nuestra empresa donde hacemos otro desarrollo de investigación, tecnología, software, ese tipo de cosas que ya veníamos trabajando hace mucho, nosotros somos amigos, pero la excusa de crear una empresa finalmente surgió así, a partir de este producto.

AL – ¿Cómo se dividen las tareas? Son cuatro ingenieros, dos ya tienen el título y dos están a punto de recibirse. Porque hay sectores enteros de la actividad, la comercialización, el marketing, la administración, que quizás no las tienen tan presentes. ¿En la Facultad de Ingeniería se estudia para tener un emprendimiento?

LE – No, en la Facultad de Ingeniería, más allá de un par de materias en el área de Administración, que muchas veces son opcionales, —o sea, que no todo el mundo las cursa—, no se fomentaba mucho el estudio de esas áreas, al menos cuando yo estudiaba. Sale por iniciativa propia de los socios el meterse en un área o en otra. En particular nosotros participamos todos en todas las tareas. Somos cuatro socios, a veces uno hace una cosa mejor que el otro; alguno es mejor para las ventas que otro, entonces las ventas se vuelcan sobre esa persona, pero tratamos de colaborar todos en las distintas etapas.

AL – El Ingeniero César Michelotti, Catedrático de Proyectos Industriales de la Facultad de Ingeniería, dijo que: “Un alto porcentaje de estudiantes que presentan proyectos de fin de carrera, que son viables comercialmente, prefirieron ser empleados que instalar su propio emprendimiento. Hay poca propensión a convertirse en empresarios; prefieren ser técnicos de empresas públicas o privadas antes de llevar adelante su propio emprendimiento”, tomado del semanario Búsqueda de hoy. Les reitero: ¿qué los llevó a ustedes a tener un emprendimiento propio?

LE – Hablando personalmente, creo que lo más lindo es el desafío y la oportunidad de crear algo nuevo, en lo personal eso tiene mucho valor, más allá del riesgo de implique tener un emprendimiento, no tener un sueldo fijo; la oportunidad de poder crear algo y verlo como nace y se materializa es algo bueno. Me hace feliz.

BS – También en mi caso es parecido. Entre todos nos damos manija y quizás encontramos una oportunidad, y que una vez en la vida hay que probar y hacer emprendimientos. Por ahora lo estamos llevando bastante bien.

AL – Es un buen comentario el de ustedes, porque recuerdo al Decano de Ingeniería Ismael Piedracueva, que había dicho que ya en 3º año los estudiantes de Ingeniería tienen trabajo con sueldos muy buenos para lo que se gana en el Uruguay. Esto a ellos les provocaba un problema, porque la gente demoraba mucho más en recibirse y no conseguían gente suficiente para los posgrados, cosa que es un problema para el país y justamente, esta cantidad de trabajos seguros hacen que la gente no quiera tener sus propios emprendimientos.

Botón.tv, este aparato es un panel que tiene la posibilidad de tener un backlight, —para decirlo en español es como cuando vemos por ejemplo en las paradas de ómnibus que tienen esas figuras que se iluminan desde atrás y que sirven para poner publicidad. Ese backlight está en Botón.tv, en uno de los lados tienen una pantalla de televisión como ellos dicen, lo pueden ver en su página web, www.botontv.com y allí van a ver los diseños que tienen para las fiestas de 15, los casamientos, para las reuniones empresariales también. El cliente tiene la posibilidad de mandar a hacer su propio backlight para la fiesta en particular que está pensando. He visto en su página que están en plena promoción para la próxima “zafra” de casamientos y cumpleaños.

BS – Normalmente estas cosas se contratan con un poco de anticipación, las fiestas grandes se preparan. Estamos ofreciendo para julio y agosto, tenemos 20% de descuento, más allá de que algunos ya contratan ahora para noviembre y diciembre.

AL – ¿Cómo se comunican con ustedes?

BS – En la página web tienen todas las formas de contactarnos y ver las fotos, los videos de otras fiestas que ya ha habido. Y una vez que se coordina con nosotros la fecha, pueden pasar a verlo en persona. El día de la fiesta nosotros nos encargamos del transporte, la instalación, ir a buscarlo después. Tenemos un teléfono, donde estamos de guardia durante toda la noche por si sucede algo. Posteriormente, le entregamos el DVD y se suben los videos a Internet donde se pueden ver.

Desgrabación: Martha Ziman

Edición: Lic. Cecilia Álvarez

No hay comentarios

Dejar respuesta