Crecimiento en 2010: «El mercado de trabajo va a continuar mejorando»

0
1723

“La próxima administración no se vería enfrentada a grandes desafíos en materia macroeconómica en 2010”, señala el informe de Tendencias de la economía, del Instituto de Economía de la Udelar.Gabriela Mordecki, Instituto de Economía de la Udelar

“La próxima administración no se vería enfrentada a grandes desafíos en materia macroeconómica en 2010” señala el informe de Tendencias y perspectivas de la economía uruguaya elaborado por el Área de Coyuntura del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económica. Con proyecciones de crecimiento del PIB, las exportaciones y el empleo, en el informe se asegura que la recuperación económica mundial para 2010 junto con el crecimiento de la economía uruguaya, dan un marco de optimismo a las perspectivas de desempeño económico para el año próximo.

Para conocer y profundizar en las proyecciones para 2010 del Instituto de Economía conversamos con la encargada de Área de Coyuntura, la economista Gabriela Mordecki.

Alejandro Landoni — Antes de comenzar a hablar de los datos del Instituto de Economía recordemos cuáles son los datos del gobierno, para poder comparar.

Para este año el gobierno proyecta un 2% de crecimiento económico, cuando antes estaba dando el 1,2%. Para el año 2010 estima un 4% de crecimiento de la economía; un déficit fiscal de 2,4% y la inflación la ubica entre el 4% y el 6% en los próximos 18 meses.

Ustedes son más optimistas que el gobierno y prevén un crecimiento de la economía de 4,5% contra un 4% que da el equipo económico.

Gabriela Mordecki — Sí. Este año fue mucho mejor de lo que todos habíamos previsto en un principio — inclusive, se había previsto que iba a haber caída —; por suerte, la realidad fue mucho mejor de lo que habíamos pensado y vamos a terminar el año con un crecimiento de 2%, que pensamos que dadas las circunstancias y el desempeño del resto de los países es importante.

Además, como el crecimiento se dio en la segunda parte del año, esto tiene lo que se llama un “arrastre estadístico” para el año que viene, que si consideramos el nivel de diciembre, sin que la economía creciera en 2010, ya tenemos acumulado un crecimiento de casi un 3%.

A.L. — Eso es importante sobre todo para los niveles promedio de Uruguay.

G.M. — Claro.

Eso implica que al decir 4,5% tampoco estamos diciendo demasiado; es como algo bastante conservador también, — más allá de que el gobierno dice 4% —. Todo depende un poco de factores externos que le dan un marco a la economía mundial de cierto optimismo, pero el mundo se recupera lentamente el año que viene y no es una realidad demasiado dinámica como para tener tasas mayores.

A.L. — O sea que siendo moderado, el Instituto da un 4,5% pero puede ser más.

G.M. — Puede ser más, pero depende. Recordemos que Uruguay es un país muy pequeño, que depende de sus exportaciones y de su inserción en el mundo en general para crecer, no sólo de la exportación de bienes, sino también de servicios. Cómo le vaya a nuestros vecinos; a nuestros socios comerciales; qué tanto más nos compren; tanto más vengan a consumir aquí en turismo por ejemplo, eso implica mayor crecimiento para la economía.

Entonces si el mundo no se recupera demasiado y los precios de nuestros bienes exportables se mantienen o crecen poco, eso nos va a dar poco crecimiento, pero si las cosas a mitad de año empiezan a ir en el mundo mucho mejor de lo que se está proyectando, tal vez podamos tener algo más de crecimiento.

A.L. — En el informe señalan que la expansión del PBI sería impulsada por el crecimiento de todos los sectores productivos, destacándose Electricidad, Gas y Agua…

G.M. — Sí.

A.L. — Así como también Transporte y Comunicaciones, los que crecerían por encima del promedio.

G.M. — Exacto.

Es que con Electricidad, Gas y Agua pasa una cosa que es importante. Para medir la producción se mide lo que se llama el valor agregado, cuánto se agrega de valor a los insumos que ya están, entonces cuando se produce energía eléctrica con las represas, prácticamente toda la energía es valor agregado porque hay sólo unos costos fijos. Mientras que si nos vemos obligados a prender las centrales térmicas — más allá que la cantidad de energía eléctrica generada es similar —; lo que se agrega de valor en el proceso, es muy poco.

Entonces, como este año tuvimos una muy intensa sequía toda la primera mitad del año que obligó a UTE a prender las centrales térmicas y recién la energía hidroeléctrica comienza a utilizarse con fuerza en la segunda mitad del año; si tenemos un año entero normal, vamos a tener como un impacto positivo sobre este año que en realidad, la mitad lo tuvimos con energía producida importando combustibles.

Después viene el sector de Transporte y Comunicaciones que tiene un dinamismo impresionante sobre todo por comunicaciones. Todo lo que tiene que ver con la telefonía celular; con la transmisión de datos; con Internet; todo este mundo de las comunicaciones que es de los más dinámicos y tiene todavía mucho para crecer.

A.L. — En el informe del Área de Coyuntura prevén para el año que viene una inflación del 6,5%. La meta del gobierno es a 18 meses, capaz que no es muy comparable, pero el gobierno tiene su meta de inflación entre el 4% y el 6%, y más allá de esa diferencia de plazo, para ustedes la inflación estaría un poco por encima de la meta prevista.

G.M. — Sí, nosotros pensamos que el mayor crecimiento; la demanda interna que igualmente va a ejercer algunas presiones sobre los precios; los precios de nuestros bienes de exportación que empezaron a crecer este año pero que pensamos que van a seguir creciendo, y además la esperada trayectoria del dólar que favoreció la baja inflación en estos últimos meses -porque cayó mucho el dólar y pensamos que no va a seguir cayendo de esa forma —, eso va a darle una presión más a la inflación, que volvería a situarse en el entorno de valores alrededor del 6% o 6,5%.

Esos son los factores que estarían influyendo en la suba de la inflación en relación a lo que estaría cerrando este año, que estaríamos por debajo del 6%.

A.L. — ¿Qué va a pasar con los salarios y con el desempleo?

G.M. — Voy a decir lo que nosotros proyectamos, pero lo qué va a suceder en más difícil de pensar.

Sobre los salarios de acuerdo a la última ronda de los Consejos de Salarios hay muchos convenios que tienen estipulados aumentos para el año que viene. Más o menos lo que se va a dar a los públicos también se conoce, o por lo menos, algunos números primarios. En base a eso pensamos que el aumento de los salarios reales va a ser alrededor del 3,5%; bastante menor de lo que va a resultar este año que va a ser más del 7%.

Al mismo tiempo, el mercado de trabajo va a continuar mejorando levemente, porque el empleo va continuar aumentando pero también aumenta la tasa de actividad — la gente que se vuelca al mercado —; entonces, para que baje el desempleo, tienen que ofrecerse más trabajos de los que gente nueva que aparece en el mercado pide. Pensamos que el promedio del desempleo en el año va a ser alrededor del 7,2% y el año que viene va a estar un poco por debajo de 7% (6.8%).

El empleo va a seguir creciendo. Eso es seguro porque la producción está aumentando y hay muchos sectores bastante dinámicos que van a demandar mano de obra y dependerá un poco de cuánta gente más se ofrezca en el mercado de trabajo qué tasa terminemos teniendo de desempleo, pero va a estar algo por ahí.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta