«Desde que se ordenó la casa, en Rocha hay una propuesta seria»

0
1111

La «Ruta del Arroz» y el reposicionamiento de La Coronilla son algunos de los objetivos que se ha trazado la Intendencia de Rocha para ampliar sus destinos turísticos.

Con Carlos Fagetti, asesor de la Dirección de Turismo de la Intendencia de Rocha
Entrevista emitida el martes 19/08/2008 en Producción Nacional – 1410 AM LIBRE

Por un lado, y en coordinación con las comunas de Treinta y Tres y Lavalleja, los actores sociales y el sector empresarial se analiza la posibilidad de instaurar un circuito alternativo en el interior del departamento. Además, las autoridades municipales evalúan el cierre del Canal Adreoni, lo que permitiría mejorar las playas de La Coronilla para situar al balneario en el sitial de privilegio en el que estuvo en el pasado.

 

Alejandro Landoni – El Departamento de Rocha quiere desestacionalizar su temporada turística y está buscando algunas alternativas al producto «sol y playa».

Según los datos del Ministerio de Turismo del año 2007, el turismo generó unos 22 millones de dólares en la costa oceánica de Rocha de los cuales 15 millones ingresaron en los primeros tres meses del año, es decir en el verano.

Estas cifras están cambiando: en lo que va de este año (en cantidad de personas), el turismo en el departamento creció140%.

Lo cierto es que los visitantes siguen estando concentrados en el producto «sol y playa» y por lo tanto en los meses del verano.

Ante esta realidad, la Dirección de Turismo de Rocha está analizando la posibilidad de institucionalizar una denominada «Ruta del Arroz». Es decir, un recorrido turístico que va a tener como base el Ecoturismo y también la producción de arroz.

El eje será la Ruta 15, una ruta que une Rocha con Velázquez, Lascano y termina en el Cebollatí, -prácticamente sobre la Laguna Merín-, que permite integrar a Rocha, con Treinta y Tres y parte de Lavalleja.

Entre otros destinos se está pensando en visitar la histórica planta de Coopar (la Cooperativa Arrocera), donde se pueden observar máquinas muy antiguas y también algunas que se usan actualmente. Otros de los puntos de interés es el lago de India Muerta.

Sé que ustedes hicieron varias giras por el departamento e incluso fueron los departamentos vecinos. ¿Cómo se están imaginando esta «Ruta del Arroz»?

Carlos Fagetti – Primero daré un marco: el gobierno de Rocha y el de Treinta y Tres trabajan en el turismo que como usted decía es un gran generador de riqueza. La cifra de 2007 de 22 millones de dólares, se superó en julio de 2008 alcanzando los 36 millones. Estamos hablando del turismo que pasa por las fronteras, tanto uruguayo como extranjero, y que eligen a Rocha como su destino final.

Queremos que esa economía permee al resto del departamento y para esto necesitamos que las pequeñas localidades del Interior desarrollen los servicios que el turista busca hoy.

El viajero moderno se traslada mucho de un lado a otro, le gusta conocer.

Tenemos un turista tradicional -que va a los destinos conocidos y tiene poco movimiento-, y un turista moderno que le gusta conocer y que cuenta con buenos vehículos.

Hoy la caminería y las rutas de todo el Uruguay son muy buenas, la gente puede destinar una tarde para moverse por el territorio.

A.L. – ¿Cómo es la Ruta 15?

C.F. – Es muy bonita, de hecho surge en La Paloma, pasa por Rocha, después viene una zona muy linda a la que le llamamos «La Ruta de las 99 curvas» que es entre Rocha y Velázquez donde hay un panorama de serranía muy interesante.

Existe preocupación porque es una zona que se ha ido forestando mucho, entonces algunos perfiles de la serranía rochense se ha perdido.

En Velázquez (ustedes recordarán que en su entorno se desarrolló la Batalla de India Muerta), hay varios vecinos se han organizado para atender al turismo. Han armado un pequeño Museo que vamos a intentar sistematizarlo y exponerlo didácticamente.

A.L. – ¿Qué pasó en la Batalla de India Muerta? ¿Cuál fue la importancia?

C.F. – Fue una batalla partidaria y dio a su vez nombre a toda esa zona en torno al arroyo de India Muerta. También hay un grupo de mujeres rurales que producen en esa zona y tienen allí un local.

Se llega al lago de la Represa de India Muerta que es un espejo de agua bien interesante por varios motivos. Por un lado hay tarariras, -lo digo bajito porque los que gustan de la pesca saben del valor que tiene la tararira para la pesca deportiva-; ahí destinamos un Guardaparques porque tuvimos problemas hace unos años con brasileros que arrasaban con ese recurso. Varios establecimientos alrededor están empezando a prepararse para prestar servicios a la gente que viene a hacer camping o a pescar.

En ese lugar ya durante enero y febrero se hacen Criollas de Jineteadas que son bien interesantes, porque en general las Jineteadas incluyen los campamento.Una de las opciones que estamos manejando es invitar a la gente que está veraneando a que vaya hasta este sitio en la Represa.

Jineteadas que por otro lado son bien auténticas, porque no es que la gente se viste «para», sino que son bien auténticas. La gente gusta del deporte ecuestre y a su vez tiene un lago y un área de camping y de picnic en la que se está trabajando.

Siguiendo esta ruta se llega a Lascano. En esta zona, por un lado hemos recorrido los dos Molinos: Saman y Coopar, -ese es el epicentro industrial del cultivo del arroz en el Uruguay-.

Ustedes saben que Uruguay es uno de los campeones mundiales en el tema de producción de arroz tanto en volumen como en calidad, y en esa zona, (llamémosle la frontera de Rocha con Treinta y Tres y parte de Lavalleja), podemos ver todo porque podemos observar el cultivo en sus distintas etapas. Podemos ver la molienda, el envasado y toda la industrialización de derivados: las galletitas, los fideos. Los distintos subproductos que se dan en torno al arroz.

A.L. – Una producción arrocera que tiene una larga tradición en el Uruguay.

C.F. – Hay mucho saber acumulado entre los vecinos, en los ingenieros de la fábrica, en la maquinaria que por ahí está tirada. Lo que intentamos es juntar todo en un predio de manera que uno pueda ir viendo la historia industrial del cultivo del arroz en el Uruguay.

A.L. – El Turismo Industrial es una opción que está haciendo furor en el mundo. ¿Acá en Uruguay estamos atrasados con respecto a otros lugares del mundo?

C.F. – Sí. En Valencia hay un Museo del Arroz; lo estuvimos mirando por Internet y en una de estas recorridas por la industria es que nos llevaron a un área que es una pequeña sala. Allí hay distintas maquinitas que son las máquinas en miniatura que después se van a ver en el Museo.

El Museo es un lugar donde didácticamente se explica a niños y visitantes cuál es el proceso industrial del arroz.

Después se va al resto del Molino, se lo conoce en su totalidad. En la primera sala hay una persona que realiza un análisis y explica desde la germinación hasta casi el envasado del proceso del arroz.

Lo que nosotros queremos hacer es reconstruir lo que ha significado el arroz en nuestra historia y en la historia de la humanidad.

Tenemos todo lo que tiene que ver con el cultivo del arroz y a su vez lo otro interesante es que en Treinta y Tres se hace la parte de parboleizado.

Entonces, son dos fases industriales interesantes que se podrán complementar porque enseguida surge la competencia de cuál es el área dónde se puede hacer el Museo, si en si en Rocha o en Treinta y Tres.

Nosotros somos partidarios de la integración y que cada quien haga el énfasis en la producción de su departamento. Lo otro interesante cómo se vincula todo esto con el Ecoturismo

Es decir: el arroz es agua, en el agua hay mucha biodiversidad y fauna, entonces podemos también en esas recorridas por las chacras y por el área industrial hacer todo lo vinculado al avistamiento de aves.

A.L. – ¿Hay muchas en esa zona? Es un área con zonas protegidas por la biodiversidad enorme que hay, más allá del impacto del Canal Andreoni

C.F. – Después vamos a hablar del Canal Andreoni porque hay novedades también para ese Canal.

A.L. – ¿Lo van a cerrar?

C.F. – Para cerrarlo primero hay que hacer toda una obra de canalización, a través de un sistema hídrico muy dinámico.

Ya están las obras muy avanzadas de limpieza de los cauces naturales. Somos optimistas de que se va a ir dando una solución al tema del agua dulce que sale al mar, sobre todo pensando en la recuperación de una Coronilla que está pujando por volver a ser el balneario que siempre fue.

Hay un programa de «Rocha Destino Natural». El verano pasado que hubo una seca importante y no salía agua por el canal, inmediatamente las playas de La Coronilla volvieron a ser lo que fueron en su momento.

Nosotros tenemos fuertes esperanzas en la reactivación de esa zona. No nos olvidemos que al Chuy están llegando muchos brasileros de muy buen poder adquisitivo y se están empezando a alojar en La Coronilla y en Punta del Diablo.

A.L. – Cuando abrieron el Canal en la dictadura, lo que buscaban era sacar agua de la zona arrocera, era una manera de que la gente de la zona, los hacendados de la zona tuvieran más campo.

Ese interés debe de seguir estando. ¿Cómo se arregla la Intendencia con los particulares?

C.F. – Creo que primero tenemos que ver el interés general sobre el interés particular.

Paradójicamente ahí se dio una situación de que un modelo económico, -el pastoril y agrícola-, fue contra otro modelo económico también dentro de un marco de modelo capitalista como es el de turismo de «Sol y Playa» con una hotelería muy buena que en aquel momento tenía La Coronilla. En su momento La Coronilla era más importante como destino que La Paloma.

Lo paradójico fue eso: cómo dos modelos se enfrentaron y uno ganó.

Hoy se está charlando con los productores que tienen que informar sobre las obras están en marcha. Ahora lo importante es que exista un sector empresarial turístico que vuelva a la zona y que se sume a los que hoy están peleando fuertemente por implantar el destino La Coronilla.

A.L. – Nos quedó una parte de la ruta, la que está más al norte ¿Nos podría explicar qué más podemos ver en esta ruta?

C.F. – Saliendo de Lascano hay dos opciones: por un lado ir hacia Lavalleja, ahé tenemos el Paso de Elía, un lugar muy bonito sobre el río Cebollatí, -en este caso estamos trabajando junto con la Intendencia de Lavalleja-. Siguiendo por la Ruta 15 se llega por un lado al pueblo de Cebollatí, en donde hay una alternativa de lo que se denomina «Balnearios» sobre la Laguna Merín.

Es un establecimiento privado donde hay un acuerdo con la dueña del predio y se accede durante todo el verano a playas preciosas que hay sobre el lago. La otra opción es cruzar en balsa hacia Charqueada que es un lugar bien bonito.

También hay una opción que estamos tratando de reinstalar (porque es una cuestión que depende de la Náutica); que es el paseo por el río Cebollatí.

A. L. – ¿El hecho de que tanto la Intendencia de Rocha como la comuna de Treinta y Tres sean administraciones frenteamplistas posibilitó esta integración que están promoviendo?

C.F. – Sí, claramente se está trabajando muy bien con las Intendencias de la región e incluso en este momento nosotros estamos preparando un proyecto para presentar a la Unión Europea con la Intendencia de Treinta y Tres y la Intendencia de Maldonado. Se trata de una red de pequeñas ciudades interiores para el turismo.

Creemos que no vamos a tener ningún problema para trabajar con la Intendencia de Lavalleja. José Pedro Varela por ejemplo, engarza muy bien este tipo de propuesta y lo que es muy interesante es pertenecer al mismo partido político que el Ejecutivo nacional.

Hemos trabajado muy bien (en nuestro caso), con el Ministerio de Turismo, pero también con el Ministerio de Ganadería, con el Ministerio de Obras Públicas, el Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente, con UTE y con OSE.

Hay una muy buena sintonía, eso ha facilitado el diálogo. El tener un proyecto común creo que es muy bueno.

El tener una voluntad descentralizadora es muy fuerte desde el Ejecutivo nacional y a su vez desde los Ejecutivos departamentales; creo que hay un proyecto común que se ve plasmado pero que necesita unos años más para consolidarse.

En el caso de Rocha se partió desde muy atrás.

El intendente Artigas Barrios es una persona con sus ideas y proyectos muy claros y a su vez con una capacidad de trabajo que a veces abruma y que va generando a su alrededor una mística que todo el equipo va ejecutando sus propuestas.

Ambos intendentes dejan mucho y respetan mucho a sus equipos y les exigen mucho también y así se van consolidando los proyectos.

A.L. – ¿Cómo ven los privados la posibilidad de establecer una «Ruta del Arroz»? ¿Cómo la piensan implementar? ¿Hay algún plazo establecido?

C.F. – Tenemos un ensayo que queremos hacer ahora en octubre. Se trata de un primer contingente de visitantes que se van a acercar a la zona. Ahí es claro que esto es una propuesta que el gobierno local y el nacional pueden impulsar, pero quienes la gestan deben ser los operadores privados.

Llámense privados a los operadores de la zona: restoranes, comercios, la Gomería, la Estación de Nafta de la zona. Con todos ellos venimos hablando, se ha formado una Mesa de Trabajo por el turismo de Ruta 15 que involucra a las Juntas Locales de las tres localidades, a las Comisiones de Turismo, empresarios, etc.

Armamos una Mesa de Trabajo en la cual nos reunimos cada mes o mes y medio y vamos rotando en los distintos lugares.

Por ejemplo, nos reunimos en el lago de la Represa, entonces establecimos las prioridades de 2008 y el plan para el 2009. Vamos a Lascano y hacemos lo mismo.

Ya estuvimos en Velázquez, y pronto va a ser en Cebollatí.

La idea es que lo público-privado, actúen juntos.

Obviamente hay servicios que nos tienen que dar los privados, y después estamos contactando a empresas comercializadoras que llevan gente de Montevideo, con una capacitación especial, haciendo el proyecto lo más sustentable posible.

Es decir, una vez que se impulsa y que se promociona, hay operadores que están en cada uno de los eslabones del proceso productivo del turismo haciendo lo que tienen que hacer.

A.L. – No puedo dejar de preguntarle sobre uno de los temas importantes que tiene el departamento de Rocha en particular y el país todo: el Puerto de Aguas Profundas de La Paloma.

Usted decía: «Rocha, destino natural», ¿no se están confrontando aquí dos modelos totalmente distintos?

El de un puerto de aguas profundas, un puerto granelero que necesita muchísima superficie y que provoca una contaminación enorme (al menos visual), con grandes barcos de cargas, con la actividad turística.

Recién hablábamos del Canal Andreoni y decíamos de cómo se perjudicó a La Coronilla. La Paloma es el principal balneario de Rocha y los vecinos del departamento -o por lo menos, algunos de ellos- están muy asustados.

¿Cómo ven esta iniciativa desde la Intendencia?

C.F. – Dos cosas. Primero: hay gente asustada y hay gente muy contenta.

Segundo: no se sabe bien cuál va a ser el puerto porque en este momento estamos en proceso de recepción de proyectos.

Lo interesante es que nosotros estamos dentro de una política nacional de puertos.

Está muy bien que los departamentos y las sociedades locales se expresen, pero también está bien ver cómo nos involucramos en todo este movimiento territorial. Lo que es claro es que estamos dentro de una política nacional de puertos, acordada —no es impuesta—, muy bien dirigida desde nuestro punto de vista y que en este momento está en un proceso de recepción de propuestas. Las mismas van a ser estudiadas y acá transmito lo que los equipos técnicos, —tanto de la Intendencia como del Ministerio de Obras Públicas y de la Asociación Nacional de Puertos nos dicen—, y es que se estudian los impactos favorables y negativos de cada una de las propuestas.

Una vez que se estudian veremos cuán positivos o cuán negativos serán esos impactos.

A.L. – ¿A la gente le gustará ir a veranear a un lugar donde haya tránsito de camiones y barcos que tienen varios pisos de alto y cientos de metros de largo?

C.F. – No vamos a decir que no va a impactar. Eso sería muy inocente decirlo, tampoco podemos decir hoy si el traslado va a ser en camiones o en tren.

Ese es el tema interesante a charlar en el país. Hay un cambio que va a traer un reordenamiento territorial, pero no solamente por el puerto. Ya existen necesidades, porque el puerto de Montevideo está saturado y precisa de otro puerto de aguas profundas.

Unos lo plantean en La Paloma, otros lo plantean en otra situación.

Lo interesante es la oportunidad de generar puestos de trabajo en materia logística; reconectarse por vías férreas en forma distinta a cómo se hacía hasta ahora; establecer un área de contenedores que puede ser o no en el puerto. Pero esto va a ser fruto de un análisis a fondo del proyecto por parte del equipo especializado. De ahí la tranquilidad que se le da al veraneante y al vecino que es que crean que hoy hay equipos muy sólidos que van a poder hacer muy buenos estudios y análisis críticos de los mismos. Además existe el compromiso del Director Nacional de Puertos y de la Intendencia de que lo ambiental es y sigue siendo una prioridad al igual que lo turístico.

A.L. – Más allá de los equipos técnicos y los estudios, ¿el vecino no tiene derecho a emitir su opinión? ¿La Intendencia de Rocha va a generar algún tipo de consulta pública?

C.F. – Ya lo ha hecho. No quiero ponerme acá de un lado o del otro, aunque sí tengo posición.

Quiero contar lo que se ha hecho. Se han hecho audiencias convocadas por la Junta Local de La Paloma en el Centro Cultural de La Paloma.

La Junta Departamental ha invitado al presidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Fernando Puntigliano tanto a La Paloma como a Rocha.

Sesionó ya no en la Junta sino de forma abierta, y creo que van a haber muchas de estas instancias para que cada uno vaya aclarando sus dudas.

Creo que siempre va a ver contingentes a favor y contingentes en contra; es decir, gente que genuinamente se ve afectada y gente que siente que puede abrirse una opción para Rocha y para quedarse en el departamento.

Cuento esto porque creo que están pasando cosas bien interesantes en Rocha. Se está instalando un área lechera que va a ser muy importante en el país; se están plantando olivos; ya se consolidó el Primer Parque Eólico con 17 Molinos, -falta la instalación final-, pero si pasa por la Ruta 9 ya se ven.

Se están haciendo grandes inversiones en el área comercial en el Chuy.

Hay fuertes movimientos. Creo que a partir de que «se ordenó la casa», hay una propuesta seria; hay una Administración seria que recibe, escucha y también es crítico frente a las situaciones en general. Una vez que se reciben los planteos, se analizan y ahí hay que matizar entre lo político y lo profesional y sacar un buen resultado.

No hay comentarios

Dejar respuesta