1.200 préstamos para emprendedores en situación de pobreza

Emprendedores, Notas — 14/07/2009
Etiquetas: ,

El reembolso es del 70% en dinero y el 30% en servicios, donando parte de su producción a la comunidad en la que están insertos.

Para Mariela Mazzotti, directora de Desarrollo Ciudadano del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), estos préstamos permiten a la vez que fortalecer un emprendimiento “respetar la dignidad del trabajador que no quiere un regalo del Estado”.

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) lleva aprobados más de 1.200 préstamos para emprendedores en condiciones de pobreza de todo el país. Estos préstamos del Programa de Apoyo a Emprendimientos Productivos y Formación de Redes Locales incluyen asistencia técnica y también capacitación, y se financian con el Fondo Binacional Uruguay-Venezuela. Son préstamos que se tienen que devolver en un año y que no tienen ni tope mínimo ni máximo, se dan para apoyar iniciativas que ya estén en funcionamiento y que sean manejadas por personas de bajos recursos.

Mariela Mazzotti, directora de Desarrollo Ciudadano del Mides explicó en Producción Nacional en qué consiste y cómo funciona este Programa. 

Alejandro Landoni — Este Fondo funciona desde el año 2006 y ya lleva entregados 1.200 préstamos a emprendedores. La semana pasada otorgaron otros 200, según se informó en la página web de Presidencia.  

Mariela Mazzotti — Sí, así es. Estamos trabajando desde los primeros meses de 2006 luego de que se firmó un convenio con el Ministerio de la Economía Popular de Venezuela y recibimos la donación de US$ 2:000.000 para apoyar a emprendimientos productivos llevados adelante por personas que están en condiciones de pobreza y que por lo tanto, por sus condiciones no acceden al crédito bancario.  

A.L. — ¿Cómo funciona este Fondo? ¿Cómo eligen a quién se lo dan? ¿Qué tipo de emprendimientos se pueden presentar o se han presentado?  

M.M. — Hacemos un proceso de acuerdo a las normas legales del Estado uruguayo. Hacemos un llamado público a presentación de propuestas, donde los emprendimientos presentan su historia: qué hacen, cómo producen, dónde venden. Presentan lo que nosotros llamamos el Plan de Organización de la Producción y su Plan de Ventas y la solicitud de los fondos que requieren para comprar materia prima, herramientas o maquinarias, que de acuerdo a lo que el emprendimiento dice, les va a ayudar a fortalecerse, a aumentar la productividad, a mejorar las ventas y por lo tanto a mejorar los ingresos que reciben los trabajadores por esa actividad que están realizando.  

A.L. — Ustedes definen a los beneficiarios como personas que son pobres en términos económicos, pero que tienen expectativas de superación, ¿cómo se puede explicar este concepto?

M.M. — Sí. En el correr del año 2005, — este programa surge como una iniciativa que está directamente en contacto con la población—, veíamos que había uruguayas y uruguayos que estaban en diversas situaciones de vulnerabilidad y que algunos de ellos estaban incorporándose al Plan de Emergencia por su extrema pobreza, pero otros, si bien no tenían condiciones para ingresar al Plan de Emergencia, requerían determinadas apoyaturas del Estado para poder fortalecer estas iniciativas que ya estaban desarrollando, esa voluntad de trabajo que generaba un espacio de trabajo propio y para otros dentro de su familia u otros asociados, pero que su productividad debería ser mejorada con maquinarias, con herramientas para mejorar lo que estaban haciendo.

Algunos ejemplos: emprendimientos familiares en el área de la confección, que con la mejora de una máquina de coser o de una overlock; muchas veces los participantes de estos emprendimientos (mujeres generalmente), pueden en vez de hacer pequeños arreglos de ropa en el barrio, llegar a lograr una confección que les permita ubicarlos en otros comercios y lograr mayor producción y mayores niveles de venta. Otro ejemplo sería la producción artesanal de alimentos, donde hay veces que con alguna mejora en relación a la cadena de fríos; en relación a dónde realizar la cocina; la mejora del espacio en la producción, les permite aumentar lo que producen o entrar en otros mercados con sus productos. Por lo tanto, nosotros reconocemos que hay mucha gente que trabaja, que tiene mucha constancia y mucho coraje y que para poder mejorar sus ingresos requieren estos pequeños financiamientos o requieren asistencia técnica también, para mejorar el producto, para mejorar la presentación, para encontrar estrategias para la formalización, — y por lo tanto, también mejorar sus ventas —, que no llegan a acceder a lo que normalmente un emprendimiento pequeño hace, porque tienen vulnerabilidad por la condición de pobreza de sus integrantes.

A.L. — Es como una especie de microcrédito. ¿Qué pasa con las garantías?  

M.M. — No exigimos una garantía contable. La garantía es la propia gente y en ese sentido debo decirle que nosotros creamos un Fondo Rotativo; son préstamos porque reciben dinero en moneda nacional, no hay ganancia, no hay intereses, pero hay devolución en el 100% de dos modalidades diferentes. Se devuelven en dinero — hasta el 70% al propio Ministerio porque es dinero que se reinvierte en nuevos emprendimientos —, pero el 30% restante se devuelve en servicios a la comunidad. Esto es que si se producen alimentos, o si se confecciona ropa, se hacen actividades en el área de la construcción, se hace producción rural o se hacen artesanías, etcétera; el producto del esfuerzo se vuelca a algún servicio comunitario, y en ese sentido creemos que se mejoran las redes sociales, se mejoran las interacciones.

Son procesos de interacción social y a su vez se devuelve al conjunto los beneficios que están recibiendo de parte de un programa social.

A.L. — Muy interesante. Usted ha dicho primero, que son préstamos que se devuelven al año pero sin intereses. Además, no tienen porqué devolver el 100%, ya que pueden devolver un 70% en dinero y un 30% en servicios a la comunidad. ¿Cómo se controla eso? Le pregunto porque cuando lanzaron el Plan de Emergencia, mucha gente se quejó de que en realidad las contraprestaciones que pedían muchas veces no se habían cumplido, o el Ministerio no había sabido controlarlas bien. ¿Cómo lo controlan en este caso?  

M.M. — Nosotros podemos hacer la transferencia del dinero luego de un estudio de viabilidad económica y social. Es decir que los emprendimientos — a través de ese llamado público del Ministerio —, presentan su propuesta, y esa propuesta pasa por distintas instancias de evaluación para garantizar que lo que están pidiendo es válido de ser aprobado. Entonces, pasan por un estudio de viabilidad económica y social, donde además de estudiar los formularios que ellos presentan, se hacen visitas a los lugares de producción y a las casas de los emprendedores, para constatar lo que ellos nos están presentando en el formulario.

Por otro lado, se hace un Tribunal Departamental donde representantes también de otras instituciones de cada uno de los departamentos hacen un estudio final de la propuesta y terminan aprobándola o rechazándola. Los emprendimientos además de presentar el formulario donde explican lo qué hacen y lo qué necesitan, también presentan dos garantes, dos cartas de aval institucional. Una carta de alguna Institución Pública que los conozca y que les salga de referencia, y por otro lado, alguna Institución Privada sin fines de lucro que va a asumir un papel de garante social. Entendemos por garante social, la Institución que va a recibir el dinero, que va a acompañar a los emprendedores para comprar lo que se aprobó que se comprara y no otra cosa, y hacer la rendición de cuentas ante el Ministerio. Luego de recibir el dinero, de hacer las compras y de rendirse con todas las boletas correspondientes, esos emprendimientos tienen un seguimiento en el programa de capacitación que incluye visitas domiciliarias para seguir acompañando lo que el emprendimiento esté realizando.  

A.L. — ¿A quién le dan ese 30% que tienen que pagar en servicios a la comunidad?  

M.M. — Ellos tienen que decir en la propuesta a quién van a donar el 30%. Puede ser a una Guardería, Policlínica, Escuela, a un Centro CAIF, etcétera. Ellos lo deciden y cuando lo concretan, tiene que venir una carta oficial, firmada, de la Institución que recibió esa donación por parte del emprendimiento.  

A.L. — Así el Fondo se va achicando.

M.M. — Sí, el Fondo cada vez se va haciendo más chiquito porque nosotros obviamente no tenemos una finalidad de cobrar intereses, ni hay una finalidad de cobrar el 100% en dinero, hay una finalidad de fortalecer el emprendimiento. Pero estos US$ 2:000.000 han rendido muchísimo. Fue una donación del pueblo venezolano a través del gobierno de Venezuela. Nosotros con el Fondo Rotatorio, con esta devolución logramos dos cosas; por un lado, hay un respeto a la dignidad de estos emprendedoras y emprendedores que quieren acceder a una posibilidad de mejorar su emprendimiento asumiendo la responsabilidad del préstamo – porque la gente quiere un préstamo, no quiere un regalo por parte del Estado-, y por otro lado, logramos aumentar el número de beneficiarios. Evidentemente sabemos que el fondo donado en algún momento se va a terminar y consideramos que va a quedar una experiencia y una demostración muy importante como para conseguir nuevos fondos para continuar con estas líneas de trabajo.  

A.L. — Me llamó la atención e incluso llamó algún oyente diciendo que dieron 1.200 préstamos en tres años, pero dieron 200 la semana pasada, justo antes de las Elecciones Internas. ¿Por qué otorgaron tantos préstamos juntos en una semana y justo antes de la Internas?  

M.M. — No tiene nada que ver. (Risas). Me parece que hay cosas que se leen con códigos que no tienen nada que ver con la actuación institucional. Hicimos un llamado en el mes de enero a la presentación de propuestas. El llamado tuvo un plazo largo, para que la gente tuviera el tiempo de enterarse que existía y presentarse. Cerró en el mes de abril, y a partir de abril se están haciendo las evaluaciones. De hecho nosotros todavía seguimos evaluando emprendimientos que seguirán teniendo sus apoyaturas en el correr del mes de agosto.

Son procesos técnicos que calculamos que nos llevan más o menos dos o tres meses, la metodología de trabajo que como anteriormente le decía, implica el estudio del formulario que presentan y las visitas uno a uno de cada una de las propuestas que se presentan. En el mes de abril apoyamos aproximadamente 100 emprendimientos rurales que fueron afectados por la sequía. Hubo un llamado extraordinario en el mes de febrero exclusivamente para los emprendedores rurales y ahí aceleramos los procedimientos porque eran emprendimientos pobres rurales y afectados por la sequía que si no recibían rápidamente una apoyatura, difícilmente podrían encarar su producción en el invierno. El calendario nuestro es absolutamente institucional, estamos trabajando y seguimos trabajando, y ese es nuestro objetivo.  

A.L. — ¿De qué monto son los préstamos que dieron? La información dice que no tendrán ni tomes máximos ni mínimos.  

M.M. — Pero el promedio está entre $ 15.000 y $ 20.000. Son emprendimientos muy pequeños para los cuales este monto ya resulta un capital importante para hacer esa inversión que están necesitando o la compra de la materia prima para poder generar el stock y así iniciar el ciclo comercial.  

A.L. — ¿Trabajan con la metodología propia del microcrédito que incluye la capacitación y la asistencia técnica?  

M.M. — Sí. Creemos que estos emprendimientos son muy vulnerables. En general hay una voluntad, una dedicación, unas ganas, una lucha por la sobrevivencia, una gran energía de trabajo de parte de los emprendedores. También muchas veces hay mucho conocimiento del oficio, pero son personas que quizás no tienen toda la formación para llevar adelante una pequeña empresa, entonces es importante brindarles capacitación en toda el área empresarial de gestión.

La capacitación en todo lo que es calidad del producto y marketing del producto también es importante. Saben hacerlo, pero no saben venderlo, entonces el relacionamiento con el mercado muchas veces es una debilidad importante que tienen y, por otro lado otros aspectos que también son importantes tienen que ver con los aspectos de la formalización. Es decir, cómo acceden a lo que en estos momentos el Uruguay les ofrece ya sea como monotributistas o como cooperativas sociales para lograr formalizarse y entrar en el circuito de venta formal.  

A.L. — ¿Cómo atienden la formación de Redes Locales?

M.M. — Creemos que es una base. Cualquier emprendimiento, cualquier empresa, requiere tener una relación fluida con su medio. En este caso, muchas veces la vulnerabilidad produce un cierto aislamiento y eso genera mayores dificultades para el emprendedor, porque los emprendimientos tienen un ciclo de conexión con el medio para recibir los insumos y otro ciclo de conexión con el medio para colocar el producto y lograr venderlo. Muchas veces los emprendimientos tienen que generar redes, porque hay veces que hacen productos similares pero tienen un nivel de producción bajo. Entonces, si suman su producción y la venden en conjunto, logran oportunidades de colocación que normalmente no las tendrían.

Otras veces son complementarias, en el sentido de que el producto de un emprendimiento — por ejemplo el teñido de lana —, puede servir de insumo de materia prima para una tejedora. Entonces allí lo que uno hace, lo compra el otro. En fin, las redes de intercambio, las redes de interconexión, la búsquedade fortalecerse para los distintos momentos del proceso productivo, es muy importante en estos pequeñísimos emprendimientos.  

A.L. — Aquellas personas que quieran tener más información o que quieran presentarse a estos préstamos, ¿dónde pueden averiguar?  

M.M. — La mejor forma es si tienen acceso a Internet, enviar un mail a: desarrollolocal@mides.gub.uy donde su inquietud rápidamente podrá ser contestada, o por teléfono al número central del Ministerio que es el 4000302 con la División Desarrollo Local.

Le quiero agradecer por poder manifestar el orgullo que tenemos como Ministerio de poder apoyar a que muchos trabajadoras y trabajadores a cumplir con sus objetivos que son desarrollar lo que saben hacer, lo que gusta hacer y generar su propio ingreso.

Tags: ,

7 Comentarios

  1. lorena rebollo dice:

    hola me llamo lorena rebollo tengo 24 años soy babysitter y preescolar y me gustaria poner mi propia guarderia,tengo experiencia con los niños me gusta enseñar ya que estuve trabajando en un jardin hace un año pero me tuve que ir porque las dueñas me trataban mal,desde entonces no me ha salido ningun trabajo y me he puesto a pensar que sería mejor tener mi propia guarderia. El lugar ya lo tengo, es en la casa de mi madre. Ella tiene dos casas seráa en una de ellas. El lugar está para reparar y tiene muchos gastos y no cuento con la plata para hacerlo por eso me contacté con ustedes para ver si podian prestarme dinero para poder empezar. Desde ya muchas gracias.
    saluda atentamente lorena

  2. alexis dice:

    hola mi nombre es alexis y soy empleado,pero quisiera emprender mi propio negocio y quisiera solicitarles un prestamos y de cuanto seria el monto que puedo solicitar.attentamente
    ALEXIS

  3. Jacqueline dice:

    Hola soy masajista y me gustaria sacar el prestamo para comprar aparatos para seguir con este trabajo muchas gracias

  4. roman sanguinetti perez dice:

    Hola buenas tardes quisiera saber como acceder a el prestamo del mides .hacemos alfajores artesanales y bizcochos varios me gustaria poner en regla y comprar un par de maquinas q me faltan y avasteserme de mas materia prima.desde ya muchas gracias

  5. soy docente jubilada me gustaria sacar un prestamo para un emprendimiento de gastronomia y reposteria propia.quisiera emprender mi propio negocio con mi hijo que esta haciendo el curso de gastronomia en utu.necesitaria que antes de tomar el prestamo me explicaran de que manera se realiza el prestamo ,cuales son las condiciones,para saber si me sirve o no.

  6. hace unos años que comence mi propio negocio pero necesitaria de ayuda economica para poder crecer este negocio ya que veo que hay muy buenas expectativas
    deseo saber los requisitos para dicho prestamo desde ya muchas gracias.

  7. alba cuelho dice:

    me gustaria que me pudieran ayudarme poner un negocio ya que soy cocinera y quiero poner mi propio negocio con mi hija que esta sin trabajo y es una buena administrativa desde muchas gracia

Dejar un comentario