Polakof: asentamientos son la mayor preocupación para próximo gobierno

0
431

Con Luis Polakof, el director del Departamento de Desarrollo Económico e Integración Regional de la Intendencia Municipal de Montevideo.
El Plan de Movilidad Urbana pretende lograr hacer de Montevideo una ciudad de libre circulación; de disfrute para toda la población. Se apuesta a que, a principios del año que viene, las obras del Hotel Casino Carrasco estén encaminadas y su lujo atraiga turistas de alto nivel económico. Mientras todo esto sucede la Intendencia no descarta la posibilidad de integrar empresas de capital mixto, sumando capital municipal y privado.

Entrevista emitida el martes 11/11/08 en Producción Nacional — 1410 AM LIBRE
Segunda Entrega – Ciclo “Montevideo Productivo”

El gobierno de Montevideo tiene entre manos promover y licitar varias decenas de emprendimientos públicos y privados que —ya lo habían anunciado a principio de año— van a alterar, por lo pronto, el mapa de la capital.

El director de Desarrollo Económico de la Intendencia, Luis Polakof, dijo a comienzos de este año que “estos proyectos de magnitud transformarán la fisonomía de la ciudad junto con el plan de movilidad urbana del Municipio”.
Esta tarde continúa el ciclo sobre “Montevideo Productivo” de Producción Nacional que comenzó la semana pasada con la presencia del Intendente de Montevideo, Ricardo Ehrlich.

Luis Polakof —Es un placer compartir estos momentos con ustedes y hablar sobre ese futuro de un Montevideo próspero, de un Montevideo en el cual todos lo primero que miramos es cómo va la tasa de desocupación.

El mes pasado cerramos setiembre con un 6.8 y seguimos bajando. Vamos a ver qué pasa en octubre, un mes que nos preocupa evidentemente por las alternativas que se han dado a nivel mundial.
La crisis a nivel mundial sabemos que ha afectado a algunas empresas y que todo lo que estamos trabajando es para que no cambie la permanente disminución en la tasa de desocupación que es histórica. Nuestro proyecto y nuestro mayor esfuerzo junto con el gobierno nacional está dedicado a la generación de trabajo, a la generación de oportunidades para todos los ciudadanos.

Adriana Fernández — El plan de inversiones para Montevideo gira en torno a cuatro ejes.
Por un lado las iniciativas edilicias, comerciales y productivas para distintas zonas del departamento; lo que tiene que ver con incubadoras de empresas; la construcción de las terminales barriales de ómnibus y los proyectos de infraestructura en las cercanías del denominado Anillo Perimetral.
¿Qué modelo de colaboración se propone la Intendencia entre lo público y lo privado? ¿Cómo será el trabajo de coordinación entre los dos sectores y el modelo de desarrollo que se proponen?

L.P. —Básicamente desde hace tiempo, tanto el gobierno nacional como el gobierno departamental, han estado trabajando en conjunto con el sector privado.
Cuando hablamos del sector privado no sólo hablamos de los empresarios, porque también privados son los sindicatos; son las empresas recuperadas por los trabajadores.
O sea nuestro gobierno ha trabajado fuertemente con empresarios nacionales, con empresarios internacionales.
Recibimos la visita de una delegación muy prestigiosa de la provincia china Henan, donde se fabrican los ómnibus que hemos visto en empresas como Copsa o Cutcsa, para analizar la posibilidad de que instalen un centro en Montevideo.
Esa provincia también tiene la mayor fábrica de mundo de tractores por lo que también existe la posibilidad de que colocar tractores. Como contrapartida la idea es colocar productos uruguayos que se han desarrollado en el PTI del Cerro con alta tecnología, por ejemplo las famosas hamburguesas de trigo.

 

Este es un proyecto cuya tecnología ha sido vendida a México para ser comercializada en la cadena internacional Wal-Mart, una de las cadenas de supermercados más grandes del mundo.

 

Nuestro país está encaminando hacia un proceso de crecimiento que no se va a detener pese a la crisis, pero evidentemente todos tenemos que hacer un gran esfuerzo y el esfuerzo lo hace el sector público pero también lo hace el sector privado.

 

Muchas veces tenemos una legislación que no nos permite ir a la velocidad que quisiéramos.

 

A.F. —Hace poco nos visitaron empresarios belgas y presentaron proyectos para la Intendencia…

 

L.P. —Sí, los belgas presentaron proyectos. Ayer me comunicaron la necesidad que tenían que buscar alternativas para el puerto y buscando un puerto seco para aumentar la capacidad que tienen ellos en el puerto.

 

También hace poco tuvimos la visita del Ministro de Relaciones Exteriores sueco planteando opciones generales para el país.

 

Nosotros  planteamos que nos parece muy bien las plantaciones de árboles, pero nos gustaría que la celulosa se transformen en papel antes de salir del país o que esos árboles se transformen en muebles, porque también generan más trabajo.

 

Hacia eso estamos encaminados; evidentemente el esfuerzo que está haciendo todo el país para encontrar alternativas de lograr mayor valor agregado a los productos que están saliendo de nuestro país en todas las áreas.

 

A.F. —Usted decía que el sector privado es un sector muy amplio que incluye además las empresas recuperadas. En ese sentido están desarrollando un proyecto en conjunto con Funsa. ¿De qué se trata?

 

L.P. —Básicamente estamos encarando con Funsa la recuperación de mercados. Evidentemente el gobierno está trabajando para recuperar el mercado brasilero. Eso en cuanto a mantener los puestos de trabajo.

 

Pero por otro lado, estamos trabajando en el propio predio que es muy grande para ir ubicando algunas empresas textiles como el caso de Cofatex —una empresa textil recuperada por los trabajadores-.

 

Esperamos que dentro de poco funcione una imprenta que tiene una solicitud para estar instalada allí y por otro lado un espacio para dar cursos sobre empleadurismo.

 

Es decir brindar facilidades para que nuestros trabajadores y nuestros pequeños empresarios encuentren mejores condiciones para sus proyectos. Es a través de pequeñas y medianas empresas donde se están generando mayores oportunidades de trabajo para muchos uruguayos.

 

A.F. —¿En algunos casos se podría contemplar la posibilidad de crear una empresa mixta entre la Intendencia y una empresa privada? Se lo pregunto porque mucho se ha hablado del nuevo Mercado Modelo y esta posibilidad.

 

L.P. —Es uno de los temas que estamos estudiando. La mudanza del Mercado Modelo va a ser un factor clave en el desarrollo del proyecto de “País Productivo”.

 

No nos olvidemos que el Mercado Modelo desde hace varios años está instalado en pleno centro de la ciudad.

 

La idea que se está manejando junto con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas es que, donde está actualmente el Mercado Modelo, se isntale una segunda Terminal Interdepartamental e Internacional de Omnibus, de forma de facilitar el tráfico que sobrecarga sobre Tres Cruces.

 

A Tres Cruces estarían llegando los ómnibus desde Brasil o de las Rutas 8, 9 y 10, mientras que a la nueva terminal en el hoy Mercado Modelo estarían llegando los ómnibus de la Ruta 1, 3 y 5 y los que vienen de Argentina.

 

La idea es trasladar el Mercado Modelo hacia una zona cercana a La Tablada donde armaríamos un proyecto, un nuevo polo alimentario donde no sólo contaríamos con un Mercado. Este es muy importante porque se comercializa más del 60% de la hortifruticultura uruguaya y se definen los precios del mercado uruguayos.

 

Lograr una zona donde se pueda generar una variedad de productos nuevos vinculados a la hortifruticultura, como por ejemplo el packaging de productos.

 

Preparar productos para la exportación. Estamos cerca a lo que va a ser la nueva área perimetral, que será el how del Aeropuerto de Carrasco, que nos va a permitir colocar nuestros productos en mercados europeos o americanos a contraestación.

 

El proyecto del nuevo Mercado Modelo se está haciendo en conjunto con el Mercado de Barcelona, que nos asesora y con el cual hemos hablado la posibilidad de colocar  frutas en el exterior.

 

Esto permitiría que nuestra granja creciera porque el mercado uruguayo es pequeño. Muchas veces una de las dificultades que tienen nuestros productores es la de acceder a nuevos mercados para colocar sus productos e, incluso, a precios mejores para lograr una mejor rentabilidad y hacer crecer la producción hortifrutícola del país.

 

A.F. —Sobre todo con las características beneficiosas que tiene la capital. Una capital-puerto donde las obras de infraestructura son fundamentales para optimizar todo esto que usted decía.

 

L.P. —No hay duda que el desarrollo de todas estas obras, el Perimetral que se está construyendo actualmente, significará toda la nueva área industrial en la cual el gobierno municipal tiene una gran dedicación para desarrollar parques industriales.

 

En el futuro será el Parque Tecnológico Industrial de La Teja donde vamos a ubicar junto con el PIT-CNT, la Unión de Obreros Curtidores y el Sindicato de la Aguja.

 

Tratar de que nuestros cueros, tanto vacunos como lanares, puedan salir con mayor proceso.

 

Cuando llegue el frío tendremos la posibilidad de tener productos para exportar de muy buena calidad y además en la medida en que son productos elaborados se generan más posibilidades.

 

Mantuvimos una reunión en conjunto con el Presidente del Banco República (Fernando Calloia); el subsecretario de Industria (Cr Gerardo Gadea); la Directora del Mides (María Mazotti).

 

La idea es como podíamos entre todos generar oportunidades, utilizando algunas instalaciones que tiene el Banco República o algunas máquinas prendadas para generar oportunidades de trabajo.

 

También estamos estudiando iniciativas del propio presidente del Banco República similares a las logradas con el Mides que, por ejemplo, elabora los uniformes de la Intendencia.

 

Es más fácil comprar un producto chino porque es más barato, aunque no tenga la misma calidad; pero no generaba mano de obra uruguaya que es lo que necesitamos.

 

El país se transforma generando trabajo y teniendo políticas activas del gobierno para eliminar los problemas graves, sobre todo en la zona de asentamientos en Montevideo. Esta es la mayor preocupación que deberíamos tener todos de cara al próximo gobierno.

 

A.F. —Una zona que se extiende muchísimo y que tiena a Montevideo como el principal afectado.

 

L.P. —Montevideo es muy afectado, pero le diría que en todo el sur uruguayo experimenta este fenómeno: Montevideo, Canelones y Maldonado. Uno de cada 10 uruguayos están viviendo en asentamientos; el 50% de nuestros niños nacen en asentamientos. Estamos hablando de una población de 150.000 personas y es inconcebible que un país como Uruguay no sea capaz de superar.

 

A.F. —¡Qué futuro nos espera con esas cifras!

 

L.P. —Pensamos que hay que invertir en viviendas; en realojar a estas familias. Generar trabajo y oportunidades y realojo contra aquel preconcepto de que si uno da una casa la gente no la cuida, ¡mentira!

 

Lo que hemos visto es que muchas madres solteras -un factor es atender específicamente a la mujer que tiene la responsabilidad de criar a los hijos- construyen sus casas.

 

Ayer hablamos de los convenios educativos laborales que lleva adelante la Intendencia del Montevideo, idea del Padre Mateo.

 

El Padre Mateo estaba contando cómo comenzó y la importancia que desarrollar esos proyectos junto con Tacuruces. Lograr que esos jóvenes pudiesen tener alternativas y cuando formaran sus familias tuviesen una experiencia laboral.

 

El Padre Mateo hoy tiene una responsabilidad bastante más grande con una gran preocupación. Allí hay más de 100 chiquilines internados y muchos son recuperables, pero no hemos hecho lo suficiente para recuperar esa gente.

 

Pero el problema no es recuperarlos en ese momento, cuando ya llegaron ahí, sino tratar de recuperarlos antes.

 

Generar más fuentes de trabajo es una tarea, pero además invertir en superar esas situaciones es una responsabilidad que tiene el gobierno, pero que tienen todos los uruguayos.

 

Si no, ¿qué país esperamos con los problemas que hay de drogadicción, violencia? ¿Qué país esperamos si nosotros no generamos oportunidades ni trabajo?

 

Para eso hay que invertir y hay que dedicar esfuerzo.

 

A.F. —Usted mencionaba cómo se está trabajando por ejemplo en el PTI del Cerro, en la propuesta del Parque Tecnológico de La Teja y la iniciativa en conjunto con los obreros curtidores. Como los plazos parecen cortos y la burocracia siempre los está obstruyendo. ¿Dan los tiempos para ejecutar los proyectos de mayor urgencia que genera este trabajo que decía que es tan importante?

 

L.P. —Hay aspectos que ya hemos desarrollado. En el PTI del Cerro tenemos ya dos empresas que se instalarán a la brevedad: una que fabrica equipos especiales de baterías para la industria, y una americana que en este momento ya está exportando motores eléctricos para bicicletas que, además, está pensando construir en una primera etapa motos eléctricas para el país. Además se está estudiando la posibilidad en el futuro de la construcción de autos eléctricos.

 

Hoy lo que ellos están exportando son pequeños motores para bicicletas, —¿se acuerdan de las antiguas Velosolex que hacían marchar las bicicletas?—; estos motorcitos se adosan a una bicicleta y permiten andar una cantidad de kilómetros lo que facilita el andar en bicicleta con menor esfuerzo.

 

Esta empresa hoy ya está exportando a EE.UU.

 

A.F. —Para el Buceo, la Intendencia prepara una licitación con la concesión del ex parador Kibón y la instalación de locales comerciales en las cercanías del puertito de pescadores. Esta es una iniciativa que pretende crear un centro de ventas de frutos del mar en esa zona muy transitada y de moda.

 

L.P. —Claro, la idea básica es que en toda la costa de Montevideo que es bellísima.

 

Los empresarios chinos que nos visitaron ayer quedaron asombrados; decían que nuestras playas eran muy bellas; hay que recordar que tienen certificado de calidad ISO 9000.

 

Somos la única capital del mundo que tiene playas certificadas; tenemos 5 playas certificadas.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta