Alianzas estratégicas: un mecanismo que apunta al fortalecimiento de las PYMES

0
1137

La Dirección Nacional de Artesanías, Pequeñas y Medianas Empresas (DINAPYME) trabaja para la consolidación de un sector vital en la vida económica del país.

Con Ricardo Alba, director de la División de Empresas de DINAPYME
Entrevista emitida el miércoles 02/07/2008 en Producción Nacional – 1410 AM LIBRE

Con un objetivo definido, centrado en el desarrollo y crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, la Dirección Nacional de Artesanías, Pequeñas y Medianas Empresas (DINAPYME) trabaja para la consolidación de un sector vital en la vida económica del país. El propósito es proporcionar herramientas para que las distintas unidades productivas puedan alcanzar beneficios -individuales y colectivos- que las fortalezca en el mercado.

 

Alejandro Landoni – La DINAPYME viene desarrollando una serie de acciones con el objetivo de mejorar el clima de negocios de los pequeños empresarios. Esta Dirección, que pertenece al Ministerio de Industria está difundiendo en todo el país distintos programas con el fin de alcanzar este objetivo.

Las pequeñas empresas son importantes generadoras de empleo y de distribución de la riqueza. En el Uruguay constituyen más del 99% de las unidades productivas registradas.

¿Qué definición podemos dar de lo que es una PYME aquí en Uruguay?

Ricardo Alba – Para hablar de PYMEs debemos establecer dos términos: el cuantitativo y el cualitativo.

En términos cuantitativos -inclusive hay un decreto que establece las distintas categorías- hay que especificar el personal ocupado y las ventas.

Microempresa se considera la que tiene trabajando hasta 4 personas, pequeña empresa hasta 19 y mediana hasta 99 funcionarios. De 100 personas ocupadas en adelante ya se considera una gran empresa.

Después está el tema de las ventas, que se expresan ahora en unidades indexadas en vez de en dólares para evitar las oscilaciones que básicamente tienen que ver con el tipo de cambio. Estamos hablando hoy día de alrededor de casi 7 millones de dólares y eso sería el tope a partir del cual se considera una gran empresa en el Uruguay.

Desde el punto de vista práctico esto se traduce en las unidades que están formalmente registradas. De algo más de 100.000 empresas uruguayas casi todas son micro, pequeñas o medianas empresas. A penas un poco más de 500 son considerados grandes emprendimientos.

A.L. – ¿Recuerda cuánto personal ocupado tienen las PYMES?

R.A. – Aproximadamente dos tercios del personal ocupado en nuestro país está en este sector de las PYMES. Se tiene la certeza de que se precisa un menor nivel de inversión para generar un puesto de trabajo en una PYME que en una gran empresa, lo que resulta lógico. Las grandes empresas son intensivas en capital, mientras que las PYMES son intensivas en mano de obra.

De ahí, la importancia que tienen desde el punto de vista del empleo y el plano social.

A.L. – ¿Cuáles son las principales acciones que está desarrollando DINAPYME para favorecer a este sector de pequeñas unidades productivas?

R.A. – Nosotros tenemos un doble rol: por un lado, como unidad ejecutora dentro del Poder Ejecutivo encargada del tema PYMES. Nuestra tarea consiste en proponer políticas específicas para el sector. Por otro lado brindamos una serie de servicios, de herramientas para que las PYMES mejoren su competitividad.

De lo que se trata es de tener más empresas, que sean más fuertes, empresas con mejor capacidad de supervivencia y sobre todo empresas que tengan la posibilidad de desarrollarse. Nosotros apoyamos a las PYMES para que se consoliden y crezcan.

Para que esto ocurra, hay una serie de factores que influyen: algunos de naturaleza externa y otros que tienen que ver con el funcionamiento de las empresas. Estos son los aspectos que pretendemos atender o atacar a través de los distintos programas.

A.L. – Actualemte DINAPYME está trabajando en una vieja idea relacionada a los núcleos empresariales sectoriales. Algo que se viene instrumentando en Uruguay desde hace mucho tiempo y que hoy están fomentando. ¿Podría explicarnos qué son estos grupos empresariales sectoriales?

R.A. – Los grupos empresariales sectoriales es una actividad que surgió en el seno de la Red Pro PYMES, una red que DINAPYME integra junto con otras instituciones tanto del ámbito público como del privado, donde el denominador común es tratar con pequeñas empresas.

La red hoy está funcionando con buenos resultados. Por ejemplo: dentro de pocos días se va a conocer el Premio a la PYME innovadora y dentro de eso estaba el instrumento de los micro empresariales sectoriales que se desarrolló por parte de varias de las instituciones con grupos de distintos sectores.

A.L. – ¿Qué es un núcleo?

R.A. – Es un grupo de empresas que pueden ser o no del mismo sector pero que en definitiva tienen una problemática en común y que han resuelto abordar esa problemática de manera común.

Estos núcleos pueden operar durante un tiempo, acá no estamos hablando, por ejemplo de sociedades que a la gente a veces les despierta un poco de temor, estamos hablando más que nada de alianzas estratégicas.

Por ejemplo, si somos un grupo de empresas de un mismo sector que vemos como buena cosa —porque somos PYMES—, que nos juntemos para comprar algunos de nuestros insumos o materia prima, tendríamos mayor poder de compra, mayor poder de negociación, o podríamos lograr mejores precios, entonces esto parece una cosa muy interesante para hacerla.

A.L – Es el caso del grupo «Vera Pasta» -integrado la fábrica de pastas «La Sin Rival» y otras 8 Fábricas de Pasta Fresca de Montevideo-, ellos desarrollaron una Central de Compras y lograron imponer una marca propia. En este proceso fueron intercambiando sus productos y pudieron aumentar su producción en distintas áreas, luego pasaron a los congelados y hasta el día de hoy, luego de muchos años se mantiene la asociación y nadie perdió su identidad.

R.A. – Es uno de los buenos ejemplos de cómo este tipo de trabajo puede llevar hacia cosas más importantes.

Nosotros lo que hacemos en este momento es promocionar la herramienta, trabajando con algún tipo de empresa en este tipo de modalidad pero estamos pensando sobre todo —después en el futuro veremos si hay recursos suficientes— en que este instrumento tenga un desarrollo tan importante como lo tuvo en aquel momento funcionando con la Red Pro PYMES.

A.L. – ¿El grupo de empresarios que quiera unirse obtiene algún subsidio o capacitación?

R.A. – Pueden obtener el apoyo de algún técnico de DINAPYME para la tarea de ordenar los objetivos y alcanzar una coordinación. Nuestra intención es desarrollar estos aspectos y lograr la formación de varios grupos. Es importante que aquellas instituciones que tienen una valiosa experiencia en la materia, puedan coordinarse y entonces obtener recursos como para subsidiar la propuesta.

A la capacitación le damos una gran importancia, tanta que la Dirección tiene un Programa Nacional de Capacitación que va dirigido a todo tipo de PYMES estén o no en estas agrupaciones. Ponemos el énfasis en interior del país porque entendemos que es ahí donde existen las mayores dificultades de acceso a la capacitación, por lo que este tipo de asesoramiento se transforma en una herramienta fundamental a la hora de considerar una mejora en la competitividad de las empresas.

Ahí hacemos dos grandes vertientes: por un lado la formación de los propios técnicos de DINAPYME y por otro a través de subsidios que la Dirección pone para que se capaciten con instituciones de formación.

Esto no significa que se descarta el trabajo en Montevideo, pero el objetivo básico son aquellos que tienen más dificultades. Al mismo tiempo también actuamos según la demanda que tenemos.

Nosotros no decimos desde un escritorio de Montevideo: «ustedes tienen que capacitarse en esto, o en lo otro» , sino que procuramos que los agentes locales sean quienes nos digan si se precisa capacitación en determinadas áreas. Ahí es que trabajan los técnicos de DINAPYME, en la mayoría de los casos se hace a través de alguna institución de capacitación que ellos eligen y que nosotros subsidiamos esa actividad.

En ese sentido podemos decir que tuvimos buenos resultados. En lo que va del período 2005 – 2008 más de 3.500 empresas o empresarios se han capacitados mediante esta metodología.

A.L – ¿Cómo funcionan las exportaciones postales? Un convenio que se realizó a través del Correo estatal que posibilita que los microempresarios y los artesanos puedan exportar si recurrir a los grandes contenedores.

R.A. – Simplemente van al Correo, depositan allí su mercadería y se envía al exterior.

A.L. – ¿Cómo es esto?

R.A. – Es una idea que pudimos plasmar, un proyecto que se está empezando a ejecutar junto con el Correo en el marco de la Unión Postal de las Américas, lo que significa que hay otras instituciones involucradas. Se trata de que sea un mecanismo ágil, poco burocrático para que aquellas pequeñas empresas que tengan la posibilidad de realizar un negocio concreto con el exterior —no mayor a 30 kilos de envío—, puedan hacerlo efectivo.

Este proyecto está en su fase de comienzo, aunque logramos ponerlo en marcha. Tiene una coordinadora y en el correr de los próximos meses ya vamos a instrumentar algunas acciones a través de pruebas piloto.

A.L. – Brasil exportó 500 millones de dólares a través de exportaciones postales este último año. Puede ser una salida importante para ese emprendedor pequeño que arregló un negocio chico con una tienda de Buenos Aires, Mendoza, Brasil, o Asunción y necesita colocar esa mercadería cosa que hoy por hoy es inviable.

R.A. – Exacto, va dirigido a esa gente y es una de las cosas que hay que trabajar.

Tanto en Brasil y Perú nos demuestran la potencialidad de esta herramienta que ahora se está instaurando con otro tipo de acciones que también hacemos en materia de apoyo a la internalización de las PYMES.

Además, en estos momentos hay empresas uruguayas en una ronda de negocios en Vigo, una actividad que se promovió desde de DINAPYME. También algunos artesanos se encuentran en Franckfurt participando de una Feria.

O sea, también nos preocupamos de que las PYMES logren ingresar a mercados internacionales.

 

NOTA – Las personas interesadas pueden dirigirse a la sede de la DINAPYME en Rincón 723 piso 2, o comunicarse a través del 0800 3455. La página web es www.dinapyme.gub.uy.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta