Bonomi: ronda de Consejo de Salarios es exitosa

0
1080

A pocas horas del final de los Consejos de Salarios el Ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi, realizó un análisis en avanzada de los resultados.

Reconoció que el gobierno fijó plazos demasiado extensos para la negociación y dijo que, como siempre, resolvemos todo a la uruguaya: a último momento. Para el secretario de Estado lograr que más del 60% de los sectores acuerden involucrando a casi un 80% de los trabajadores del país, es un éxito. Bonomi puso énfasis en que los plazos de estos acuerdos aseguran todo el año electoral y el primer año del próximo gobierno sin problemas laborales. Criticó los hechos de violencia generados por el Suatt y responsabilizó a «unos pocos». El ministro, a pesar de los «jueguitos» de malabares de trabajadores y empresarios, puso la pelota contra el piso.

 

 

Entrevista emitida el lunes 3/11/08 en Producción Nacional — 1410 AM LIBRE

 

 

Alejandro Landoni – Fueron 120 días realmente intensos de negociaciones y también de disputas los que determinaron esta tercera ronda en los Consejos de Salarios.

 

Son realmente muchísimos los trabajadores que dependen —no sólo en sus salarios, sino también en su condiciones de trabajo— de lo que se discute y se resuelve o de lo que no se resuelve en estos Consejos de Salarios.

El gobierno había puesto como plazo el pasado 31 de octubre. Después, en función de algunos grupos que estaban avanzados pero no habían cerrado la negociación, se concedió una prórroga. A esta hora se puede hacer una evaluación, sobre todo desde el punto de vista del gobierno y del propio Ministerio de Trabajo, sobre cómo fueron estos Consejos de Salarios; cómo resultó esta tercera ronda.

 

¿Cómo evalúa usted esta tercera ronda del Consejo de Salarios?

 

Eduardo Bonomi —Todavía no está terminada, entonces no hay una evaluación definitiva. No está terminada por lo que estaban diciendo, que se puso “el pie en el acelerador” de la negociación más tarde que temprano, es decir dos o tres semanas antes de que llegáramos al 31 de octubre.

 

Ahí, se empezó a negociar con más fuerza. Se alcanzaron muchos acuerdos el último día que estaba planteado; alrededor de 140 acuerdos que representan entre el 62 o 63% de los grupos, pero como el impulso negociador abarcó a sectores que no llegaron a acuerdos aunque lo encausaron, prorrogamos por una semana más.

 

Creo que en esta semana habrá nuevos acuerdos importantes, por lo tanto no está terminada la evaluación.

 

De todas maneras, al momento actual hay abarcados por las resoluciones que ya se tomaron, entre el 75 y el 80% de los trabajadores de este país.

 

A.L. —¿El plazo de una semana más es para todos o es sólo para algunos?

 

E.B. —Es casi para todos, porque en general todos encauzaron sus acuerdos.

 

Algunos sabemos que lo que vamos a hacer es ponerlo a votación, porque no creo que lleguen a alcanzar acuerdos. La mayoría tienen encauzados acuerdos que pueden alcanzarlos después o no. Creo que van a ser muy pocos los grupos en los que resuelva el Poder Ejecutivo porque no se alcanzó mayorías.

 

A.L. —Un porcentaje de acuerdos hoy del 62 o 63% con un 75 u 80% de los trabajadores abarcados incluidos en los acuerdos y una semana más de plazo. ¿Usted esperaba más?

 

E.B. —Yo en realidad esperaba muy poco más. Decía que íbamos a estar arriba de 60 pero no sabía cuánto. Ahora creo que vamos a estar bastante arriba de 60%.

 

El problema que hemos tenido es la comparación con dos rondas excepcionales como fueron la de 2005 y la de 2006, porque realmente fueron excepcionales. Arriba del 90% de acuerdos en una de ellas y cerca del 90% en la otra.

 

Nos ha pasado normalmente eso en los Consejos de Salarios de 1985 a 1991 y con anterioridad. El Consejo de Salarios por algo tiene la potestad de resolver por mayoría, pero en el 2005 resolvimos casi todos los casos por acuerdo menos 12 casos. De esos 12, el gobierno votó 6 con los trabajadores y 6 con los empresarios.

 

Eso no pasó nunca. Entonces, si ahora comparamos con esa ronda ésta puede ser inferior; pero de ninguna manera un fracaso.

 

Los Consejos de Salarios proyectarán por dos años y medio los acuerdos. Si no sucede nada raro debido a la posibilidad de crisis, funcionamiento económico del país o la rentabilidad de las empresas, se asegura todo el año electoral y el primer año del próximo gobierno sin ningún tipo problema.

 

Esto fue un éxito, no un fracaso. ¡Cómo va a ser un fracaso!

 

A.L. —Andrés Fonstik, asesor y directivo de la Cámara de Industrias, señaló al diario “El País” que la ronda fue un “fracaso parcial”. Hizo toda la historia los problemas; desde los negociadores que empezaron en conflicto cuando los Consejos de Salarios se iniciaron; luego con pautas que no eran claras según él. Toda una serie de sucesos que se vivieron en estos Consejos de Salarios y por los cuales este directivo de la Cámara de Industrias tildó la instancia como un “fracaso parcial”.

 

E.B. —No sé lo qué quiere decir un “fracaso parcial». Es correcto que los problemas existieron, pero cuando uno habla de fracaso o éxito no habla de los problemas sino de los resultados a pesar de los problemas.

Entonces, ¿cuál era la razón por la cual lo tildaba de “fracaso parcial”?

 

A.L. —La razón esgrimida, entre otras, es que no se conoce cuál es el porcentaje exacto de gente que ha acordado. ¿Usted rechaza la calificación de “fracaso parcial” y directamente dice que fue un éxito?

 

E.B. —Sí, por supuesto. Sólo con que quedara en el 62 o 63% ya era un éxito, pero va a haber más.

 

Ocurre lo que le he dicho anteriormente: están comparando con las dos rondas anteriores que fueron absolutamente excepcionales, no ha habido rondas en otra época que hubieran llegado al grado de acuerdo que hubo en estas dos.

 

A.L. — Bonomi, usted decía que de no pasar nada raro, se estaban asegurando dos años y medio de acuerdos. Sin embargo también en la entrevista del diario “El País”, Juan Castillo, representante del PIT-CNT, dijo que ellos no aseguran la paz laboral.

 

Dijo que no es el criterio de la Central asegurar paz laboral a nadie y que de hecho nadie se la pidió.

 

E.B. —Los acuerdos en los Consejos de Salarios tienen como resultado que no haya medidas salvo por violación de lo acordado.

 

Si hay violación de lo acordado evidentemente no tiene que haber tranquilidad, porque si no se cumple siempre hay reclamos por el cumplimiento. Eso es así. Creo que es la regla de juego de los Consejos de Salarios.

 

A.L. —Ministro le voy a trasladar algunas preguntas que los oyentes están enviando, por ejemplo: Dentro de los acuerdos, ¿cuáles fueron los que se priorizaron y cuales son los plazos?

 

E.B. —La primera pauta tiene acuerdos a 24 meses y la segunda pauta a 30 meses. La mayoría es a 30 meses y hay incluso alguno a más largo plazo.

 

A.L. —Le preguntan también en el caso de los que no acordaron, por ejemplo los Textiles: ¿cómo evalúa el Ministro estos Consejos de Salarios? ¿Hasta cuándo hay que esperar? pregunta el oyente.

 

E.B. —Hasta fin de esta semana, y si no hay acuerdo va a haber votación.

 

A.L. —Le preguntan también si ya están aprobados los aumentos de los Servicios de Acompañantes?

 

E.B. —¡Me mataron! Entre jueves y viernes de la semana pasada se concretaron una cantidad enorme de acuerdos y no tengo claro exactamente si ese grupo arreglo ya; creo que sí pero no estoy seguro.

 

A.L.— También los oyentes le preguntan por las Bodegas y por las empleadas domésticas, entre otros temas.

 

E.B. —Lo de las Bodegas estaba medio complicado; las empleadas domésticas tenían un acuerdo avanzado,  no sé si ya lo firmaron o son el sector que quedó para esta semana, pero acuerdo tienen.

 

A.L. —Ministro, ¿cómo ve usted, —en el marco de esta ronda de Consejos de Salarios que definía como un éxito—, este nuevo paro general parcial que va a hacer el PIT-CNT el  miércoles?

 

E.B. —Vamos a ver porque creo que fue resuelto cuando faltaban acordar muchos más grupos, entonces no sé cuáles van a ser las características del mismo.

 

A.L. —¿Pero usted piensa que se puede suspender?

 

E.B. —No, no sé… eso lo resuelve el PIT-CNT. Pero creo que pasado mañana va a estar bastante avanzada las posibilidades de acuerdo.

 

A.L. —¿Y eso le va a quitar fuerza al paro?

 

E.B. —Sí, salvo que se haga solidariamente.

 

A.L. —Dentro de los cruces de acusaciones entre empresarios y trabajadores se escucharon diferentes hipótesis. Por ejemplo a nivel de los trabajadores se dijo que los empresarios tenían una estrategia para dilatar los acuerdos, para no acordar. Por otro lado los empresarios dijeron que los trabajadores tenían algunas posturas para marcar posición de cara al próximo Congreso que va a ser en unos días. ¿Usted vio una estrategia de los empresarios de dilatar los acuerdos en esta ronda?

E.B. —No se puede generalizar nada porque he tenido entrevistas con empresarios que cuando estaba trancado su grupo venían a tratar de encontrar un acuerdo, planteando algún porcentaje más de lo que se había planteado hasta el momento y encontrar alguna solución.

 

He visto trabajadores que también pusieron todo de sí para encontrar una solución. También he visto quienes reclamaban un poco menos y otros reclamaban un poco más.

 

Entonces, no creo que haya una actitud generalizada para ningún lado.

 

A.L. —¿Tampoco a nivel sindical? ¿No marcaron una posición pensando en el Congreso?

 

E.B. —No puedo marcar ninguna actitud que esté generalizada. Si uno quiere poner trabas puede encontrarlas, pero no como cosa generalizada.

 

A.L. —Ministro los oyentes preguntan por el sector Metalúrgico, ¿acordaron o se les dió más plazo? Este sector registró conflcitos a la hora de sentarse a negociar. Me acuerdo que mientras los trabajadores pedían reducción de la jornada laboral sin que les afectaran el salario, los empresarios habían propuesto ampliar la jornada laboral, incluso

No hay comentarios

Dejar respuesta