Crisis financiera: «Estamos viendo cosas que no estaban en ningún libro de finanzas»

0
1612

El consultor Martín Lombardi explica en Producción Nacional algunos efectos de la crisis financiera que se extiende de Estados Unidos hacia Europa y al resto del mundo. En particular, Lombardi analiza en qué situación queda nuestro país de cara a la llegada de nuevas inversiones. Para el contador Uruguay “ha hecho las cosas bien en los últimos años”, lo que le permite estar preparado para enfrentar la crisis.

 

Con el Contador Martín Lombardi, Director de Banca de Inversión de GAP Consultores
Entrevista emitida el jueves 2/10/08 en Producción Nacional – 1410 AM LIBRE

Alejandro Landoni – A pesar de la aprobación del plan de salvataje financiero por parte del Congreso norteamericano, las principales bolsas del mundo operaron hoy con fuertes pérdidas. Wall Street perdió entre un 3% y un 5%, Buenos Aires un 5.7% y San Pablo un 7.7%, y hubieron pérdidas en distintas bolsas del mundo. Se inyectó más dinero, U$S 68.000.000.000, el Banco Central Europeo, el suizo, el inglés.

En nuestro país, el Presidente de la República, Tabaré Vázquez, señaló que —a pesar de que sigue el tema minuto a minuto—, mantiene una “tranquilidad relativa” porque Uruguay está “muy firme y sólido”. En Producción Nacional vamos a conversar con el Contador Martín Lombardi, Director de Banca de Inversión de GAP Consultores, una compañía uruguaya que —según dice su página web, ha asesorado, ha estructurado obligaciones negociables, ha sindicalizado y distribuido préstamos por más de U$S 800.000.000 aquí en Uruguay. Martín Lombardi tiene un MBA en la Universidad de Georgia (EEUU) y posee una vasta experiencia en el área de Banca de Inversión. Fue responsable del negocio de City Group en Uruguay hasta el año 2001, donde pasó a GAP a ocupar el directorio de Banca de Inversión.

¿Cómo está viviendo esta situación y qué está pasando acá en Uruguay con el tema de las inversiones?

Martín Lombardi — Primero, con respecto a cómo se está viendo esto, creo que estoy como todos, prendido a las pantallas y viendo en Internet minuto a minuto qué es lo que pasa y viendo con asombro cosas que no estaban en ningún libro de finanzas. Creo que muchas de estas cosas van a quedar para los libros realmente. No se había visto en tiempos modernos que pasaran las cosas que están pasando en los mercados financieros, sobre todo la volatilidad con la cual se mueven los precios de los activos financieros de las monedas y con la velocidad que se mueven, que refleja un poco lo que es el mundo de hoy globalizado y los avances de la tecnología.

Con respecto a lo que estamos viendo en Uruguay, la globalización de los mercados financieros y sobre todo la conexión cada vez más directa que existe entre el sector financiero y la economía real (por llamarlo de alguna manera), es mucho más grande, con lo cual el impacto de uno al otro es recíproco pero también es mucho más directo.

Uruguay como país chico y si bien está abierto al mundo, por su tamaño quizás muchas de estas cosas le empiezan a llegar con un poquito de rezago, porque esto ya venía desde hace muchos meses y ya se estaba sintiendo el impacto desde hace muchos meses principalmente en Estados Unidos, pero también en otros mercados desarrollados y lo empezamos a ver ahora un poco más en Uruguay, primero en aquellos activos donde impacta directamente que son los bonos del gobierno y en el tipo de cambio.

A.L. — El tipo de cambio subió y los bonos deduzco que bajaron.

M.L. — Exactamente. Los bonos uruguayos han tenido una fuerte caída. Una de las características de los bonos globales, y más los locales, es que son bonos que tienen escasa liquidez, por lo cual eso también implica que el precio de los bonos se penaliza, porque quien quiere vender no tiene tantos compradores (eso es un poco el concepto de liquidez).

Ha habido una baja fuerte de los precios de los bonos que lo que hace es reflejar lo que está pasando con los tenedores de esos bonos a nivel de internación sobre todo, que son: bancos, fondos mutuos, fondos de inversión, que los venden no tanto porque tengan una visión muy mala de lo que pasa en Uruguay o en Brasil o en otros países en los cuales venden sus bonos, sino que ven por un lado, un deterioro de la situación económica a nivel global; —ven que el mundo se encamina a una recesión—, y que en mayor o menor medida debe impactar en cada país, pero principalmente por un tema de que necesitan realizar los bonos para tener liquidez para enfrentar la raíz del problema, que es una contracción fuertísima de la liquidez en todo el sistema financiero mundial.

A.L. — Quieren tener la plata otra vez en la mano, pero buscan dólares.

M.L. — Exactamente.

A.L. — Es algo que llama mucho la atención, porque el problema viene de Estados Unidos.

M.L. — Exactamente, ahí lo que sucede es que el dólar, y los Bonos del Tesoro norteamericano siguen siendo la reserva de seguridad para los inversores y además reflejan una realidad. La gran mayoría de las reservas de los países, —hay algún estudio que habla de algo así como del 70%—, están denominadas en dólares y la gran parte de eso son Bonos del Tesoro americano. Con lo cual por más que quisieran ir para otros lados, la realidad es que no tienen mucha escapatoria a nivel global macro, entonces aquí lo que está pasando es un tema de confianza.

“Ante la duda prefiero colocarme en dólares, en Bonos del Tesoro americanos”, y eso es un poco lo que también muestra que hay una desconfianza hacia otras monedas y otros activos. Muestra que quizás el sistema financiero americano empezó a hacer su ajuste antes y que ahora van a venir ajustes en otros países y en otras monedas. Todo este tema de la contracción de liquidez en el sistema financiero es lo que lleva a que la gente quiera liquidez en dólares y eso exacerba el proceso de que venden sus posiciones en monedas de otros países, tanto de euros o yenes o de países desarrollados, o también, monedas de nuestros países.

Entonces, pasa con el real que en estos momentos está cotizando arriba de 2 reales por dólar (2.02 o 2.03), y monedas como el peso uruguayo que tienen que mantener una cotización relativa a monedas regionales como el real, indefectiblemente sigue esa tendencia y el mercado se ha mostrado con una apreciación del dólar bastante importante en los últimos días o semanas, que igual está por abajo de lo que hemos visto en otros países de la región como Brasil, Chile, Perú y Colombia. Quizás tiene más para subir el dólar.

A.L. — Uruguay necesita mucho de las inversiones extranjeras. ¿Seguirán llegando inversiones extranjeras grandes a nuestro país con esta falta de dinero, con esta falta de liquidez que va a haber ahora en el mundo?

M.L. — Ojala que sí, pero ahí creo que hay que ser realista. Uruguay en algunos sectores es competitivo, no va a dejar de serlo y van a seguir viniendo inversiones. Hay una realidad, para realizar inversiones tiene existir dinero para hacerlas y muchas veces ese dinero viene del crédito que los bancos (el sistema financiero), le da a las empresas ya sean locales o extranjeras, que van a invertir en el país.

Entonces, si hay una contracción de ese circuito de liquidez, el resultado es que va a haber menos crédito y va a ser más caro. Quizás eso a lo que lleve es a que a algunas inversiones les sea más difícil obtener ese financiamiento, pero nosotros deseamos y pensamos que hay inversiones que en Uruguay deberían ser rentables, en las cuales el país es competitivo. Hay muchas áreas, básicamente todos sabemos, lo que es el Agro en el sentido amplio, —lo que puede ser forestación, ganadería o agricultura—, y pensamos que quizás sea un poco más difícil para muchas empresas concretar o ejecutar esas inversiones pero, quizás es un tema de tiempo, de buscar las estructuras adecuadas; quizás las inversiones estén planeadas con determinada rentabilidad y esa pueda bajar un poco, pero no es necesariamente que se inviabilicen inversiones.

Es claro que si hay un ajuste de los valores de todos los activos (en términos de dólares) financieros; los activos de la economía real (tanto el valor de las empresas como de los inmuebles), en algún momento deberían ajustarse. Eso también puede llevar a que se generen buenas oportunidades de inversión. Obviamente que el entorno en negocios va a ser mucho más desafiante en los próximos meses.

Lo que es difícil determinar en momentos como este es estos períodos qué tan largos o tan cortos pueden ser y cuándo puede empezar a estabilizarse todo esto. Nadie tiene muy claro si esto va a ser un proceso muy largo que puede incluso durar años o puede durar unos pocos meses.

A.L. — Es un tema muy interesante y ahí justamente volvemos al tema de la confianza del que usted hablaba en el principio de esta entrevista. Las grandes empresas o las personas para salvar sus ahorros, para salvar sus inversiones realizan acciones y todo eso genera después una bola de nieve imposible de parar.

M.L. — Exacto. Pero pensamos que Uruguay en este momento está bien preparado, tiene la macroeconomía ordenada y se ha hecho un trabajo bastante bueno en ese sentido en los últimos años y debería rendirle buenos frutos en un escenario como éste.

A.L. — ¿Vio que el Presidente dijo en el Semanario Búsqueda que él ve a Uruguay “muy firme y sólido para enfrentar esta crisis”?

M.L. — Parecería por los números de Uruguay que sí, pero también es difícil a veces discernir entre tanta cosa que está pasando y cómo se están poniendo las cosas, realmente hacia dónde va todo esto, no hay especialista en el mundo… Uno mira, lee y escucha mucha cosa y mucha gente muy inteligente dice cosas distintas, entonces es difícil ver dónde estamos parados. A priori creo que Uruguay está bien preparado, o por lo menos ha hecho las cosas bien en los últimos años.

No hay comentarios

Dejar respuesta