«El compromiso es lograr la reapertura de la empresa»

0
1036

Brenta destacó la importancia de acelerar los pasos para poner en funcionamiento al menos algunos sectores de Metzen y Sena, para evitar que la unidad productiva se deteriore.

Eduardo Brenta, futuro ministro de Trabajo

 

El futuro jerarca viajó a Empalme Olmos junto a autoridades nacionales y departamentales, donde estuvieron reunidos con una delegación de obreros.

 

Por su parte, los trabajadores de la empresa catalogaron el encuentro como “largo y fraterno” y se mostraron confiados en que se alcanzará una solución que permita la reapertura de la empresa en el corto plazo.

 

El dirigente del gremio de Metzen y Sena, Luis González, dijo a Producción

Nacional que a partir de febrero los trabajadores podrán vender parte de la producción que ya está colocada en el exterior y de esta manera “mostrar que la fábrica está viva”.

 

González dijo que los trabajadores tienen “plena confianza” en el futuro ministro de Industria, Roberto Kreimerman, quién lidera las negociaciones con los inversionistas extranjeros.

 

Entrevista emitida el jueves 28/01/10 en Producción Nacional — 1410 AM LIBRE

 

Juan Pablo Méndez – Autoridades del actual y del futuro gobierno visitaron las instalaciones de Metzen y Sena donde mantuvieron una reunión con los trabajadores. ¿Qué los motivó a realizar este encuentro?

 

Eduardo Brenta – Fundamentalmente en el hecho de transmitir junto al actual ministro de Industria y al actual ministro de Trabajo la voluntad del gobierno electo de continuar con todas las acciones que se vienen llevando desde diversos ángulos, orientadas a la reapertura de una empresa que es muy importante por sus 700 puestos de trabajo; muy importante porque su actividad económica impacta a toda una comunidad como es la población de Empalme Olmos. Al mismo tiempo, es muy importante para el país dado a que es la única que desarrolla ese tipo de actividad y por tanto, hay allí un conocimiento y una experiencia generada en los propios trabajadores que evidentemente debe de ser preservada.

Allí tuvimos una reunión también con el intendente de Canelones Marcos Carámbula, y los dirigentes sindicales del Sunca y de los trabajadores de Metzen y Sena.  También estuvieron presentes las autoridades designadas por el juez, como síndicos que están al frente en este momento de la empresa.

Está claro que el objetivo en primera instancia es lograr la más rápida reapertura de la empresa, o por lo menos, de alguna de sus cadenas de producción.

Durante el encuentro se analizaron situaciones puntuales relacionadas con el endeudamiento de la empresa. También estuvieron presentes los responsables de la Corporación Nacional para el Desarrollo que tienen una experiencia acumulada importante en ese tipo de emprendimientos.

Creo que primero es de destacar el gran esfuerzo que están haciendo los trabajadores — que realmente son un ejemplo —, dado que han organizado toda la actividad en el mantenimiento de la empresa; en la recuperación de maquinaria que se encontraba en muy mal estado; en la recuperación de la planta industrial de Metzen y Sena.

Creo que es un compromiso del gobierno teniendo presente que en este momento la situación está en manos del Poder Judicial y el 1° de febrero cuando termine la Feria Judicial, se deberá empezar a trabajar en total apoyo para este emprendimiento.

 

JPM – ¿Qué ambiente encontraron entre los trabajadores?

¿Cuál es la sensación que se lleva después de haber visitado el pueblo?

¿Hay ansiedad?

E.B. – Encontramos un conjunto de trabajadores organizados, conscientes de la situación, sin falsas expectativas, con una voluntad de mantener el emprendimiento productivo con su esfuerzo y diría que con mucha esperanza y con mucho entusiasmo.

Creo que realmente hemos quedado muy impactados por la reacción de los trabajadores.

Participamos junto con el ministro de Industrias en la asamblea, en la que había más de 300 trabajadores de la empresa que esperaron más de dos horas en la reunión que se desarrolló previamente.

Encontramos una recepción que nos sorprendió y un espíritu de lucha muy importante de todos los trabajadores.

 

J.P.M. – La empresa mantenía deudas con algunos organismos del Estado como la DGI, con la Corporación Nacional de Desarrollo, ¿esas deudas se podrían dejar de lado si otro inversionista asume el emprendimiento?

E.B. – En realidad, hay dos situaciones distintas. Una que va por el camino judicial.

Hay una cantidad muy importante de organismos públicos con los cuales mantenía deudas esta empresa. Con el Banco de Previsión Social, con Ancap, con UTE… con un sinnúmero de empresas públicas.

Lo que está claro es que más allá de los mecanismos que se consigan generar por la vía judicial, va a ser la primera experiencia con la nueva Ley de Concursos.

En ese sentido, puede facilitar mucho la búsqueda de soluciones en tanto se desarrolla el proceso concursal.

Esto puede implicar algunos mecanismos como: el arrendamiento u otro mecanismo que permita que la fábrica comience a trabajar en tanto se procesa el tema de las deudas.

Se pueden encontrar mecanismos; hay voluntad de todos los organismos públicos y está claro que el emprendimiento no puede iniciarse con el fenomenal endeudamiento que tiene, porque ahí sí se convierte en un emprendimiento que no tiene viabilidad.

Hay que encontrar la forma en que esto pueda diferirse en el tiempo o se encuentren las facilidades adecuadas, pero esto es parte de una negociación que puede implicar en una primera etapa, un inicio por parte del proceso.

Lo que aquí hay que evitar es que la unidad productiva se deteriore.

Esto es un elemento en el que coincidimos todos los que participamos en esta instancia (también estuvo el Pit Cnt).

Hay que evitar que ese proceso judicial, que debe de tener su trámite, no termine dejando la unidad productiva en condiciones de no poder recuperarse.

El objetivo primero es poner en funcionamiento, por lo menos algunas de las líneas de producción de la empresa que además tiene un gran capital en su propia marca.

Es un elemento que fue destacado por los síndicos, por los trabajadores: la marca Olmos es una marca reconocida a nivel nacional y regional.

Esta empresa exportaba por ejemplo a países como Canadá, o sea que hay mercados para la producción y en estos días también hay muchos interesados que se han acercado a preguntar y el Ministerio de Industria está ofreciendo la información a todos aquellos que se interesan.

 

J.P.M. – Usted decía que era importante que esta unidad productiva se reactivara. ¿Ya existen contactos con posibles inversores?

Si bien hablar de fechas es prácticamente imposible pero, ¿en qué tiempo podría esperarse una solución?

 

E.B. – No me animo a adelantar un tiempo. Creo que no es bueno además porque genera expectativas en un momento específico.

Hoy aquí lo que hay es un altísimo compromiso en reactivar la actividad.

Nosotros somos optimistas. Es importante que esto quede claro.

Somos optimistas con la cautela que la situación amerita.

Cada uno de los participantes de la reunión de hoy se fue con una tarea (un deber), para tratar de ver distintos aspectos que deben de ser solucionados para ayudar a encontrar la salida.

Esto me parece que es lo importante. Hay un compromiso.

Diría que el compromiso de los trabajadores es un elemento clave. Si esto no fuera así, no tendría mucho sentido intentar la reapertura de una situación de tal complejidad.

Nosotros somos optimistas en que por lo menos en forma parcial, la planta comience a trabajar a la brevedad.

J.P.M. – Usted asume el 1° de marzo y este tema va a seguir latente.  Además se vienen los Consejos de Salarios enseguida, ¿cómo va el tema de la transición?

¿Se está trabajando en conjunto con las actuales autoridades?

E.B. – Sí, totalmente. Diría que viene muy bien el proceso de la transición.

Las reuniones comenzaron a darse ya sobre fines del año pasado.

Se está trabajando en los materiales que entregó el presidente Tabaré Vázquez a través de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto y de hecho un conjunto de temas que están planteados sobre la mesa ya se están analizando en forma conjunta por parte de las autoridades salientes y las autoridades entrantes.  Es una transición que yo digo que tiene un altísimo componente de continuidad porque en realidad, lo que aquí va a haber será la continuidad de buena parte de las políticas desarrolladas y también habrá profundización en otras.

Ese es un poco el espíritu de trabajo y por lo tanto diría que estamos — como el presidente Tabaré Vázquez lo planteó —, estamos viviendo una transición que creo que se puede calificar de ejemplar.

 

J.P.M. – El dirigente sindical Milton Castellanos sostuvo que el Pit-Cnt tenía por lo menos alguna base de propuestas para encarar con el nuevo gobierno y también con los empresarios en un ámbito tripartito. Hablaban de modificar lo que es el salario mínimo nacional.

¿Ya recibieron algún tipo de propuesta en ese sentido? ¿Tiene alguna opinión formada?

 

E.B. – Tuvimos un primer contacto a fines del año pasado con el Secretariado Ejecutivo del Pit Cnt.

Tenemos conocimiento de buena parte de los documentos. El Pit Cnt ha venido colaborando en los últimos tiempos y más allá del planteo específico tenemos una coincidencia en el sentido de que es necesario hacer un esfuerzo particular en los salarios más bajos.

Hemos vivido el proceso de recuperación significativo del salario real y justamente en el día de hoy se estaban dando a conocer algunas cifras respecto a la recuperación tanto del sector público como del sector privado.

Estos son elementos auspiciosos y diría que nos preocupa (y esto va a asociado al tema del salario mínimo nacional), que aún subsistan salarios bajos tanto en la actividad pública como privada. Creo que debería de ser un elemento a considerar en la próxima ronda de Consejos de Salarios, la posibilidad de establecer incrementos diferenciales que mejoren particularmente a estos trabajadores.

No hay comentarios

Dejar respuesta