«Es un momento tecnológico históricamente crítico para que el país se pueda poner al día con la Nanotecnología»

0
1011

A un mes de inaugurado el Centro de Nanotecnología, su director, Álvaro Mombrú, explicó la importancia que tiene que Uruguay se sume al desarrollo de esta novel tecnología.

Dr. Álvaro Mombrú, director del Polo Tecnológico de Pando.

Nota emitida el lunes 05/05/2008 en Producción Nacional – 1410 AM LIBRE

El Polo Tecnológico busca a través de la incorporación de equipos novedosos de última generación, vincular el sector productivo con la academia, y favorecer a las pequeñas y medianas empresas que apuntan a la innovación.

El Polo Tecnológico de Pando de la Facultad de Química es un centro de referencia para nuestro país en lo que significa Investigación y Desarrollo en las áreas de biotecnología y química, lo que está fuertemente vinculado a los sectores farmacéutico, alimentario y ambiental.

Con la presencia del Presidente de la República, Tabaré Vázquez, el 22 de abril, el Polo Tecnológico inauguró su Centro de Nanotecnología, o Centro NanoMat, un espacio especializado en el desarrollo de las ciencias aplicadas al control y desarrollo de átomos y moléculas. En su momento, Vázquez destacó que el trabajo del Polo Tecnológico está centrado en “apoyar al país productivo” y realizar “una enorme tarea de inclusión social”.

Vázquez hizo nuevamente referencia al Polo Tecnológico de Pando en el último Consejo de Ministros abierto en la localidad de San Javier, donde destacó la participación de los jóvenes científicos en el centro. “Decenas de jóvenes investigadores pueden desarrollar su profesión y vocación aquí en el país, sin tener que irse a otros países para hacer esa tarea. Jóvenes que se preparan acá, inteligencia que se nos va de las manos, que el pueblo uruguayo ha pagado para que pudieran estudiar, por no tener un lugar donde hacerlo aquí en el Uruguay, se nos van”, dijo Vázquez.

Entre 2005 y 2007 el Polo Tecnológico brindó servicios a 113 empresas; más de 200 servicios tecnológicos individuales y más de 110 proyectos de innovación.

Para el doctor Álvaro Mombrú, el director del Polo Tecnológico de Pando, fue “muy conmovedor escuchar una alocución tan extensa” sobre el trabajo del Polo Tecnológico por parte del presidente Vázquez. “Fue un destaque, un relieve que dio mediante sus expresiones al trabajo de muchos jóvenes”, señaló en Producción Nacional.

Según explicó Mombrú, el Polo Tecnológico de Pando “puede actuar como un agente dinamizador, para trabajar en desarrollos para empresas pequeñas, para empresas medianas y también las grandes. Es un centro que tiene plataformas tecnológicas, laboratorios, infraestructura, e incluso recursos humanos para enfrentar diversos problemas”.

Si bien el director señaló que cuesta “mucho convencer la primera vez a una empresa”, agregó que muchas vuelven. “Existen empresarios que están muy abiertos a todo lo que sea innovación, son conscientes que realmente los tiempos que se vienen son tiempos de competitividad, que no hay barreras arancelarias y si las hay nunca están a favor nuestro, y por lo tanto es necesario salir con productos que estén en pie de igualdad para poder competir con los demás”, explicó Mombrú.

De todas formas, el director indicó que desde el Polo Tecnológico se realiza un trabajo “proactivo” en relación a la vinculación entre la academia y el sector productivo: “esa es una de las características del Polo Tecnológico de Pando, ir a buscar, convencer, explicar, y se está ganando terreno”, afirmó. Mombrú explicó que a su entender, un sector del empresariado uruguayo “viene de una cultura de muchas décadas atrás, donde existía en Uruguay cierto proteccionismo y había un mercado interno fuerte que era el que mantenía a las empresas prácticamente sin variación a lo largo de las décadas”, y eso hace que la innovación tenga poco arraigo en ciertos empresarios.

“Cada vez que una empresa tiene un problema, quiere innovar o quiere que su producto sea más competitivo a la hora de incursionar en nuevos mercados, encuentra en el Polo una respuesta de bastante menor costo que la que tendría si quisiera abrir sus propios laboratorios, contratar sus propios equipos”, señaló Mombrú.

Entre las empresas establecidas en el Polo Tecnológico se encuentran Conaprole y los laboratorios Athena, Celsius y Libra, entre otros.

Parte del financiamiento del Polo Tecnológico de Pando surge del presupuesto de la Universidad de la República, ya que es un emprendimiento de la Facultad de Química. Además, se cobran los servicios que brinda a empresas, en función de aranceles pautados por la Facultad.

Cuando surgen proyectos, Mombrú explicó que el presupuesto global busca ir a favor de las empresas, mediante convenios. “Lo que se trata es de atraer, con aspectos competitivos y razonables, que a la empresa le sea bastante tentador decir que sí. Porque entre otras cosas somos conscientes de que estamos haciendo un camino, que ya tiene algunos años pero que igual hay que consolidarlo y por esa razón preferimos siempre ganar clientes”, indicó el director.

Una de las características que diferencian al Polo Tecnológico es el equipamiento e infraestructura lograda. El docente explicó que mediante un proyecto con la Unión Europea el Polo ha logrado tener equipamientos distintivos. “Una cosa que hacemos desde el principio es no replicar equipos de los que ya hay en Uruguay, para no ser uno más que está ofreciendo lo mismo, sino tratar de participar con una oferta novedosa”, aseguró Mombrú.

El camino de la Nanotecnología. Mombrú enfatizó sobre la importancia de que Uruguay comience a explorar el camino de la investigación en Nanotecnología, debido al potencial crecimiento de la especialidad.

“La Nanotecnología es basta, amplia y ofrece muchas posibilidades, y a su vez es un momento tecnológico históricamente crítico para que el país se pueda poner al día, por eso fue que decidimos en este momento abrir el Centro NanoMat, que actuará sin ningún lugar a dudas como interlocutor ante centros equivalentes en otras partes del mundo”, aseguró Mombrú.

Según Mombrú, la Nanotecnología comenzó a desarrollarse a comienzos de este siglo, y desde el 2004 ya es “indiscutido” que tiene un gran potencial.

“Es algo tan reciente que todavía estamos con posibilidades de subirnos, todavía hay mucho conocimiento libre -si bien de a poco están empezando las empresas a tener conocimiento de ese que no circula- entonces, mientras exista conocimiento al que podamos acceder, por ejemplo, investigadores de Uruguay, estamos a tiempo de hacer cosas. Hay nichos, hay ramas sin explorar, y eso no se va a dar dentro de unos años. Entonces si el país no se sube en este momento dentro de unos años lo vamos a ver de lejos”, puntualizó Mombrú.

El director del centro de Investigación y Desarrollo destacó que luego de la inauguración, el centro NanoMat presentó un proyecto en el VII Programa Marco de la Unión Europea, en el que participaron instituciones de investigación y empresas europeas de alto prestigio. “Ya el hecho de poder participar de un consorcio de ese tipo, de poder tener interacción, nos va dejando un camino para que Uruguay pueda también jugar en ese plano”, indicó.

Álvaro Mambrú es Doctor en Física, Profesor titular de la cátedra de Física de la Facultad de Química, y director del Polo Tecnológico de Pando de la Facultad de Química.

Más información: www.polotecnologico.fq.edu.uy

 

Edición: Lic. Cecilia Álvarez.

No hay comentarios

Dejar respuesta