Expo Shangai 2010: «Hacer conocer al paí­s en lo más amplio de su oferta»

0
1653

Uruguay inauguró su stand en lo que se espera sea la mayor exposición internacional de la historia: la Expo Shangai 2010, en China.Roberto Bennet, gerente general de Uruguay XXI

El pasado 1° de mayo quedó inaugurada en China lo que se esperaba que fuera la mayor exposición internacional de la historia. Se trata de Shangai 2010, considerada la mayor vidriera del mundo y una inmejorable ocasión para concretar negocios con el extranjero. Los organizadores de este ambicioso evento esperan que entre mayo y el 31 de octubre —cuando cierre la Expo Shangai—, vayan de visita 70 millones de personas.

Esta feria mundial está instalada en un recinto de casi 530 hectáreas y tiene un sinnúmero de pabellones. Hay 194 países representados y más de 50 organizaciones internacionales allí instaladas.

Uruguay tiene un stand dentro de un stand más grande que es latinoamericano. Estuvimos viendo en la página web que nuestro stand está como en la plaza de ese stand latinoamericano que asemeja a una ciudad. Allí se está promocionando los productos uruguayos.

Se espera que más de 50 empresas y organizaciones nacionales participen de Expo Shangai 2010 y entre otras cosas tiene un restaurant donde se sirve carne uruguaya hecha por dos chefs de nuestro país. Para profundizar en lo que será esta feria internacional conversamos con Roberto Bennet, gerente general del Instituto Uruguay XXI, una organización que promueve las exportaciones uruguayas.

 

Entrevista emitida el 05/05/2010 en Producción Nacional – 1410 AM Libre

 

Alejandro Landoni — ¿Por qué es importante estar presente en una exposición de este tipo? ¿Cuáles son los objetivos que persigue Uruguay al presentarse allí?

Roberto Bennet — En primer lugar es evidente que una exposición universal a la cual asisten 192 países algo debe de tener para que todos estén haciendo este esfuerzo —que no es menor—, porque durante seis meses es una oportunidad de usar esa plataforma para estar presentes en el sudeste asiático.

Nuestro país en su estrategia de salir al exterior buscando nuevos mercados y a la vez haciéndose conocer ha optado por estar presente con un stand de 330 m2 y es un esfuerzo muy grande. Aquí se ha gastado mucho dinero pero el objetivo principal que perseguimos es que nos conozcan. Hacer conocer a Uruguay en ese mercado que indudablemente no es solamente China sino todo el sudeste asiático, es el mercado del siglo XXI.

Eso es lo que perseguimos. En primer lugar: hacer conocer el país y luego hacer conocer lo que el país representa, cómo está ubicado, dónde está ubicado, qué similitudes tiene con sus vecinos y también qué diferencias hay para que el que visite el stand de Uruguay pueda luego tener una referencia cuando vea un producto uruguayo o cuando esté contemplando la posibilidad de invertir en América Latina.

A.L. — ¿Qué nos conozcan mediante qué? ¿Cómo quiere Uruguay ser conocido en el sudeste asiático?

Uno de los productos que llevaron es la carne y tengo entendido que pusieron un poco a la vaca como el ícono del stand uruguayo.

R.B. — Sí. Primeramente quiero aclarar que el tema de la carne no es el tema prioritario en esta presencia de Uruguay en la Feria de Shangai.

La carne uruguaya tiene una presencia por sí sola en el restaurante del Instituto Nacional de la Carne (INAC) que está muy cerquita del stand nuestro —estamos trabajando conjuntamente, uno le hace publicidad al otro—. Llevamos el stand de Uruguay y vamos al stand de Inac con clientes y visitantes para que conozcan la calidad de nuestra carne, y la vaca fue una idea de los tres diseñadores que ganaron el concurso, porque es un animal poco común para la mayoría de los habitantes, por ejemplo de Shangai o de las grandes ciudades chinas.

La vaca que llevamos es una escultura de acero inoxidable de casi cuatro metros de alto y muy moderna, tal es así que va a quedar en la Plaza de las Naciones en la ciudad de Shangai como un donativo de Uruguay a la cultura de China.

A.L. — Es una vaca de acero inoxidable…

R.B. — Pintada con la misma pintura que se utiliza para pintar los autos y que puede tolerar perfectamente bien el exterior. Se trata de la escultura de una vaca Holando blanca y negra, se optó por esos colores porque tienen más resalte.

A.L. — ¿De qué dimensión?

R.B. — De altura tiene cuatro metros. Se puede estar perfectamente parado debajo de la escultura de la vaca y según la información que tenemos, sabemos que está siendo un éxito esta escultura y en la barriga de la vaca (que en realidad, es como un arco) están grabados datos sobre el Uruguay y en especial lo qué significan los productos naturales de Uruguay para la gastronomía mundial. Eso va a quedar para siempre.

A.L. — Si la carne no es lo prioritario, ¿qué es lo prioritario a la hora de darse a conocer allí?

R.B. — Vuelvo a insistir que lo prioritario es el Uruguay, su ubicación estratégica, los servicios que ofrece, lo que tiene para vender y las oportunidades que tiene para invertir en nuestro país.

Nuestro concepto es que queremos hacer conocer el país en lo más amplio de su oferta: hacer saber que tenemos el Plan Ceibal, hacer saber que tenemos un 98% de nuestro territorio con electrificación y con agua potable, a las instalaciones logísticas: los puertos libres, el Puerto de Montevideo como hub regional, los servicios en el tema del software, en audiovisuales, nuestra cultura, la música uruguaya, la presencia de la colectividad china en Uruguay: cómo han asimilado al país — se mandó hacer un documental especialmente para cubrir ese tema que se proyecta en unas pantallas gigantes y que también está llamando mucho la atención—.

El esfuerzo principal es que un inversor chino, vietnamita, japonés, coreano, filipino, tailandés que visite nuestro stand vea que primeramente somos un país en el cual la naturaleza es riquísima, donde hay mucho verde, aire puro, grandes playas, grandes praderas, pero también donde hay una estructura importante, donde hay oportunidades para invertir, hay oportunidades para colocarse dentro del Mercosur, de América Latina, el tema de la Hidrovía… es all inclusive como se suele decir en temas turísticos.

Quiero resaltar que esta es la primera vez que hay una enorme cantidad de empresas privadas uruguayas que están participando. Esto es importante destacarlo porque no solamente están las empresas o entes del Estado sino que la gran mayoría son empresas privadas que están apostando a apoyar al stand de Uruguay.

A.L. — ¿Cuál es la inversión que hizo el Instituto Uruguay XXI para esta muestra?

R.B. — La inversión la hizo el Ministerio de Economía y fue de US$ 1 millón.

A.L. — ¿Y cada empresa que va tiene que pagar?

R.B. — Tiene que pagar una cantidad “x” que en el caso de las empresas privadas es una cantidad muy razonable, porque somos conscientes de lo costoso que es llegar hasta China y estar allí, pero según los patrocinadores, auspiciantes, pueden ser institucionales o simplemente como empresa.

Había distintas tarifas. En este momento hemos tenido que frenar la venta de los espacios porque ya estamos prácticamente cubiertos para los próximos seis meses.

A.L. — Está yendo de todo… Veo que hay gente que vende cítricos, frigoríficos, lanas, servicios en general, servicios marítimos en particular, empresas de la construcción, gente vinculada al software.

R.B. — Exactamente. Estudios de abogados, estudios de contadores, inmobiliarios… está “Destino Punta del Este” con la oferta del balneario para inversión y para compra individual o para inversiones en grandes proyectos. Hay una variedad enorme. Es una oferta muy amplia la que estamos teniendo por suerte y hasta hay oferta de comestibles por ejemplo, de alfajores.

No hay comentarios

Dejar respuesta