“Seguimos pensando con cabeza de disco”

1
932
Colección de vinilos en el museo de Sondor.

Con 554 mil copias vendidas en 2014, la industria del disco sigue vigente en Uruguay. Producción Nacional muestra cómo funciona la industria fonográfica uruguaya, en momentos en que la venta de discos decae en todo el mundo.

“Respecto a la venta de discos, nuestro mercado es uno de los más potentes de la región. Hay un mercado activo de ventas y también hay mucha gente haciendo música”, dice en Producción Nacional, el presidente de la Cámara Uruguaya del Disco, Mauricio Ubal.

Según la denominada Cuenta Satélite en Cultura del Uruguay, en 2012, la grabación y publicación de grabaciones sonoras y su comercio generaron 223 empleos directos y facturaron más de 178 millones de pesos (el 70% corresponde al rubro comercio). Según el documento, las exportaciones del sector alcanzaron los 3 millones de pesos y las importaciones superaron los 32 millones.

Este programa de Producción Nacional 2015 – Una Mirada al Uruguay Creativo en la televisión pública de Montevideo, tevéCIUDAD, muestra cómo funciona la industria fonográfica en base al trabajo de los sellos nacionales Sondor y Ayuí / Tacuabé; al de los músicos Carlos Benavides y Alejandro Luzardo; y al diseñador Gustavo Wojciechowski (Maca).

El mercado de la música grabada en Uruguay

Colección de vinilos en el museo de Sondor.
Colección de vinilos en el museo de Sondor.

En la industria fonográfica uruguaya coexisten empresas internacionales con sellos nacionales medianos y compañías independientes pequeñas.

Las internacionales manejan más de la mitad del mercado en base a su catálogo internacional y a la producción puntual de alguna banda o artista local de renombre. Los sellos locales editan a la inmensa mayoría de los artistas nacionales.

“Un dato lindo, que nos diferencia de otros países, es que casi el 100% de la música que grabaron los autores uruguayos, la pagaron los sellos nacionales”, señaló Ubal.

Según la Cuenta Satélite, los autores nacionales representaron el 41% de las copias vendidas en 2014 (un 1% más que en 2009).

Sonido de Oro

Fundada en 1938, Sondor (hispanismo de la expresión francesa “sonido de oro”) es la productora fonográfica más antigua de Uruguay. Esta empresa familiar vivió todos los formatos que existieron como soporte de la música. Comenzaron grabando discursos de políticos en discos de pasta que ellos mismos fabricaban.

“Antes teníamos el concepto de que eramos una fábrica de discos. Después nos dimos cuenta que lo que vendíamos era música. Sea cual sea el formato que se venga, allí estaremos”, dice en Producción Nacional, el director de Sondor, Rafael Abal.

Ayuí / Tacuabé

Por su parte, Ayuí / Tacuabé es una “editora de catálogo” que promociona y difunde a los artistas nacionales en lo que denominan una “permanente disputa con la lógica de mercado”.

Fue fundada en 1971 por diversos artistas entre los que se destacan Daniel Viglietti, Corium Aharonián y Los Olimareños (editaron el primer disco de este sello).

Desde el año 2000, el sello cuenta con Ayuí discos, una tienda de venta al público especializada en música uruguaya, instalada en la puerta del Teatro El Galpón en la Avda. 18 de Julio.

Música y derechos de autor

Tanto Sondor como Ayuí tienen acuerdos con distribuidores mayoristas de música digital para la venta de su catálogo vía internet.

“Estamos incorporando paulatinamente nuestro catálogo a los principales sitios de descarga mundiales a través de la distribuidora The Orchards”, dice Ubal, quien también se desempeña como coordinador general de Ayuí / Tacuabé desde 1983. “Tenemos unos 100 discos subidos pero el dinero que nos deja todavía es algo marginal”.

Por su parte, Abal coincide en que los ingresos por las ventas digitales tampoco son significativas para Sondor.

Carlos Benavides es artista de Sondor desde su primer disco “Soy del Campo” en 1974.
Carlos Benavides es artista de Sondor desde su primer disco “Soy del Campo” en 1974.

Con respecto a los músicos, varios artistas consultados (La Vela Puerca, Mala Tuya, Gucci y su banda Asesinos del Sabor) entienden que la distribución de sus obras en formato digital sirve para llegarle a su público pero a nivel de la rentabilidad resulta absolutamente intrascendente.

“En un disco, las regalías para los músicos están promedialmente en el 10% del precio que se vende al distribuidor, pero con la distribución digital se gana menos”, afirma Ubal. “YouTube te va a pagar lo que se le ocurra. Son centésimas de centésimos por descarga. Está pensado para ganar en la cantidad”.

Por su parte el compositor Carlos Benavides señala que sus ingresos se reparten entre los shows en vivo y las regalías. “Vivo de la música desde que me vine de Tacuarembó en 1974. Así que no puedo quejarme”, dice en Producción Nacional.

Explica que los shows en vivo “son redituables” y que, en su caso, los derechos de autor son una fuente importante de recursos. “Zitarrosa grabó varias canciones mías. Soledad Pastorutti grabó una chamarrita. Hace poco grabaron “Guitarrero Viejo” en España. Están usando “La Ronda Catonga” en un programa infantil en Suiza. Entonces todo eso va sumando. Es como una caja de ahorros que va juntando de a gotita”.

La revalorización del disco-objeto

Las tecnologías digitales cambiaron drásticamente el negocio de la música y también facilitaron que los diversos grupos puedan grabar sus propios discos y publicarlos en internet.

De todas formas, los discos físicos siguen siendo objetos codiciados a nivel mundial, a tal punto que se volvieron a editar discos de vinilo. En este marco, los sellos ponen especial cuidado en el disco como objeto artístico.

El ilustrador Gustavo Wojciechowski (Maca) trabaja desde hace muchos años en el packaging de los discos. “Buscamos que el usuario quiera conservar el disco porque la música se consigue sin necesidad de tenerlo, entonces el objeto tiene que ser lo suficientemente atractivo para que la persona quiera tener el original y no bajarse el contenido de internet o piratearlo”, explica.

En Producción Nacional les preguntamos a los músicos por qué, en esta era digital, siguen grabando discos. El negocio de la música cambió. Hoy se pueden bajar temas en formato digital por un dólar. ¿Qué significa hoy “grabar un disco”?

El músico Alejandro Luzardo contesta que lo hace “para plazmar en algo físico y tangible nuestro trabajo. También para poder llevarlo y mostrar lo que uno hace”.

Producción Nacional entrevistó a Luzardo en el estudio de Sondor cuando estaba a punto de terminar la mezcla de su nuevo disco Candom-bebop con la banda La Candombera.

El responsable de grabación, edición y masterización de Sondor, Gustavo de León, dice que cada disco es “un proyecto” que tiene su propia sonoridad. “A través de la mezcla buscamos ubicar cada instrumento en el espacio. Transmitirle al oyente si es un lugar íntimo o, si es una banda grande, que la gente se la imagine tocando (enfrente suyo)”.

Mauricio Ubal coincide con de León. “Los músicos seguimos pensando con cabeza de disco, de proyecto. Nadie dice: voy a grabar mi próximo archivo digital!”, acota entre risas.

FICHA TÉCNICA

Este programa de Producción Nacional 2015 – Una Mirada al Uruguay Creativo en la televisión pública de Montevideo, tevéCIUDAD, se grabó en dos jornadas de rodaje en el pasado mes de julio y se estrenó en agosto de 2015.

 

Entrevistados

Mauricio Ubal – Coordinador de Ayuí/ Tacuabé y presidente de la Cámara Uruguaya del Disco

Rafael Abal – Director Sondor

Gustavo de León – Técnico Sondor

Carlos Benavides – Músico

Alejandro Luzardo – Músico La Candombera

Gustavo Wojciechowski (Maca) – Diseñador e ilustrador

 

Agradecimientos

Victoria Uranga

Sondor, Ayuí/Tacuabé

Claudio Martínez, Sergio Blanco

Guzmán Carrión, María del Huerto Remedio, Mario Piñeiro

A los entrevistados de este programa

 

Créditos

Idea original y conducción – Alejandro Landoni

Realización – Eduardo García (Cardona)

Investigación Periodística – Genoveva Malcuori, Alejandro Landoni y Alejandro Ferreiro

Producción Periodística – Genoveva Malcuori

Producción en tevéCIUDAD – Andrés Scarrone

Fotografía y Cámara en tevéCIUDAD – Álvaro Mechoso

Edición en tevéCIUDAD – Nicolás Golpe

Sonido en tevéCIUDAD – Martín Ariosa y Gustavo Castro

Asistentes de Cámara en tevéCIUDAD – Álvaro Fernandez y Nicolás Almeida

Gráfica en tevéCIUDAD – Francisco Izubejeres

Vestuario – Lorena Opertti

Asistente de Vestuario – Daniela Pauletti

Gráfica web – Franco Barrios (Inquieto)

Redes Sociales – Juan Pablo Méndez

Fotografía de los rodajes – Alejandro Landoni y Genoveva Malcuori

 

Alejandro Landoni se viste en UFO (Punta Carretas Shopping) y se peina en Miguel Germán – Estilista (Cuareim 1444 – Tel. 2901.5413)

1 Comentario

Dejar respuesta