“La actividad de Botnia no implicó cambios en la calidad del agua del Río Uruguay”

0
334

El miércoles se presentó en Fray Bentos un informe de la Comisión de Seguimiento de Botnia sobre el desempeño ambiental de la planta durante su primer año de funcionamiento. Según el estudio, la actividad de Botnia no implicó cambios en la calidad del agua del río Uruguay ni sobre las distintas especies que habitan en él. Para los habitantes de Fray Bentos, a esta altura son “cinco gatos locos” quienes cortan el puente.

 

En una reunión realizada el miércoles en el Teatro Young de la ciudad de Fray Bentos, la Comisión de Seguimiento de Botnia presentó un informe sobre el desempeño ambiental de la planta de celulosa desde el 10 de noviembre de 2007, día en que comenzó a funcionar, hasta el 9 de noviembre de 2008. La Comisión de Seguimiento está integrada por los ministerios de Industria, Medio Ambiente y Relaciones Exteriores, las intendencias de Río Negro y Soriano, organizaciones ambientalistas locales, organizaciones de comerciantes y productores e integrantes de la empresa Botnia. Vale recordar que también se invitó al gobierno argentino a ser parte de esta comisión, lo que fue rechazado.

Según el estudio realizado por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), los análisis realizados “no detectan evidencia alguna de impacto sobre la ictiofauna en la zona de influencia”, es decir, sobre las especies de peces que habitan en el río Uruguay. El estudio también señala que “en ninguna oportunidad y para ningún parámetro fueron superados los estándares establecidos para calidad de aire”, y que la actividad de Botnia “no implicó cambios en la calidad del agua del río Uruguay”.

El informe presentado ayer detalla los controles que se realizaron a las emanaciones sobre el aire, río y suelo, y las inspecciones realizadas a la calidad del ambiente en el entorno de la fábrica: calidad de aire, del agua (superficial y subterránea), del suelo y de los seres vivos.

Además, el informe destaca que Botnia “es la industria ambientalmente mejor controlada en Uruguay y probablemente de la región, que las condiciones que Uruguay le impuso a esta fábrica para habilitar su funcionamiento se cuentan entre las más exigentes del mundo y que la presencia de Botnia demuestra que Uruguay está capacitado para recibir y alojar emprendimientos industriales del tipo que sea, independientemente de su porte”.

Incluso, el informe estima que se producirán cambios en las normas internacionales de contralor a raíz del buen desempeño de la empresa. “El desempeño de esta planta de celulosa demuestra que es posible cumplir largamente con el desempeño que hoy se le exige a las Mejores Técnicas Disponibles (BAT, en inglés), razón por la que suponemos que su accionar provocará ajustes en las normas internacionales”, concluye el estudio.

En diálogo con Producción Nacional, el gerente de la Sociedad Rural de Río Negro e integrante de la Comisión de Seguimiento, Santiago Salaberry, aclaró que el episodio de floración de algas sobre el río Uruguay “no tuvo absolutamente nada que ver” con la actividad de Botnia. “Es un tema de temperatura que adquiere el agua al pasar por las turbinas de generación de energía y al calentarse tal vez un poco más de lo común, provoca que se desarrolle este tipo de algas, que vienen de arriba del río”, precisó.

En relación a las críticas realizadas en ese momento por los ambientalistas de Gualeguaychú, Salaberry contestó que “las tomamos como de quién vienen”.  “A esta altura del campeonato —como se dice vulgarmente—, en donde hace más de dos años que está el puente cerrado porque a cinco gatos locos se les da por ponerse de ambientalistas porque no llegaron a un acuerdo (porque uno que también recorre alguna parte del litoral argentino y ve que Argentina tiene muchas más plantaciones de eucaliptus que nosotros, y por algo la empresa Botnia no se instaló en el vecino país); creo que este es un problema político interno de Argentina que hay que tomarlo como de quién viene”, enfatizó.

Aunque señaló que “con la mayoría” hay buen relacionamiento en temas agropecuarios, ganaderos o de sanidad animal, “hay antecedentes que son malísimos”, acotó. “Distintas personas han pasado por el puente autorizados o pagando, y no hay ningún problema”, criticó.

Esta situación “la tiene que resolver el gobierno con sus ciudadanos y espero que lo resuelvan cuanto antes”, dijo Salaberry. “Es una lástima que esté todo cortado con los prejuicios correspondientes para Argentina pero sobre todo para nosotros por el turismo, por el transporte de mercadería que salía todo por Fray Bentos (Ruta 2, Ruta 1, Montevideo) y ahora está pasando por Paysandú, con lo que está recargando totalmente la Ruta 3 que es la que va de Bella Unión a Montevideo, y se está notando que se está rompiendo más”, lamentó.

No hay comentarios

Dejar respuesta