Reclaman al gobierno ejecución del Plan de Regulación Hídrica

0
1014

Este reclamo surge ya que las intensas lluvias de la semana pasada desbordaron el Canal Andreoni, arruinando la recientemente recuperada playa Las Maravillas del balneario La Coronilla.

Esta playa había sido la primera que había obtenido una certificación de “Playa natural oceánica” y el tema había repercutido en todo el ámbito turístico de nuestro país.

Con Paola Ferrari, Presidenta de la Comisión de Turismo del balneario La Coronilla

Entrevista emitida el miércoles 04/02/09 en Producción Nacional — 1410 AM LIBRE

 

La crecida del Canal Andreoni fue tan grande que llegó a arrasar el Parador nuevo que se había hecho allí en La Coronilla. El Parador se derrumbó; se llenó la playa de camalotes y también le dio un golpe duro a todas las personas que durante tanto tiempo estuvieron luchando para recuperar este balneario que hasta hace unos años (hasta que se abrió este canal); era el balneario “estrella” de Rocha.

 

Esta tarde justamente el Ministro de Transporte, Víctor Rossi, estuvo allí. Fueron a sobrevolar la zona para ver cuáles son los problemas que quedaron y cómo se pueden solucionar.

 

Ocurrió un hecho curioso. ustedes saben que fueron con el propósito de sobrevolar la zona en una avioneta. El Ministro de Transporte se sintió mal; tuvo un pico de presión y ahora está en la Policlínica siendo atendido.

 

Alejandro Landoni — ¿Cómo estuvo ese vuelo? ¿Se movía mucho la avioneta?

 

Paola Ferrari — En lo personal, tuve la feliz idea a último momento de cederle el lugar a un compañero de la Comisión de Turismo porque habían varios hombres y vi que era una avioneta bastante chica en la que no había mucho aire.

 

Fue una de las mejores decisiones que he tomado últimamente, ya que a los 10 minutos estaban volviendo.

 

Para dejar tranquilos a los oyentes, el Ministro ya está compensado, pero pasó un mal momento.

 

A.L. — ¿Era una avioneta para 4 personas, o era más grande?

 

P.F. — No, era para 8 personas.

 

A.L. — ¿Usted cedió el lugar y se salvó de sentirse mal?

 

P.F. — Sí, por lo menos me salvé del mal momento.

A.L. — ¿Al Ministro le vino un pico de presión?

 

P.F. — Sí. Estuvo en la Policlínica, creo que lo van a trasladar a la Sociedad Médica que está aquí en el Chuy para que quede estabilizado y se sienta realmente bien y pueda hacer el viaje a Montevideo en automóvil.

 

A.L. — Es decir, que el sobrevuelo quedó trunco, pero de todas formas ustedes como personas que tanto lucharon para restablecer la playa de La Coronilla, ya habrán hecho una evaluación de lo que pasó y de cómo se puede arreglar.

 

P.F. — Uno de los principales requisitos es un análisis de agua que se hace a través del laboratorio, autorizado por el Latu, que certifica que las aguas de la playa de La Coronilla (así vengan con agua dulce del Canal Andreoni), no están contaminadas.

 

Están absolutamente aptas para baño y la calidad de “bañabilidad” (como le llaman los técnicos), es la que requiere la certificación. Entonces por más que el canal se desbocó por este episodio absolutamente inusual de lluvias de más de 300 milímetros, el agua que viene es la misma agua dulce de la Laguna Negra que trae camalotes, pero que no está contaminada.

 

Sí, está sucia y visualmente es un impacto muy fuerte para los que vivimos acá y ni qué hablar para los que nos visiten.

 

A.L. — Ustedes iban a bajar la bandera azul como playa certificada hasta que se recuperara. ¿Eso se hizo?

 

P.F. — Sí, por supuesto. El primer día que vimos que el canal empezó a retirar mugre, automáticamente bajamos la bandera, en la mañana del día jueves de la semana pasada y avisamos al Ministerio de Turismo, al Latu y a las autoridades que tienen que ver con la certificación.

 

Es algo que se suele hacer; en las playas certificadas de Paysandú pasa. Cuando uno no puede cumplir con alguno de los requisitos de la norma, baja la bandera y cuando lo vuelve a restablecer, la vuelve a subir.

 

Eso fue lo que hicimos y hasta el día de hoy estamos con la bandera baja esperando a que se recomponga la playa en lo que tiene que ver con la naturaleza y ver cómo volvemos a instaurar los servicios que tienen que ver con los baños públicos, la caseta de guardavidas y la cartelería.

 

A.L. — ¿Qué fue lo que falló del sistema de canales que hizo que el agua se desbordara? ¿Lo tienen claro?

 

P.F. — Sí, lo tenemos clarísimo. Acá la única solución definitiva para esta comunidad es que se ejecute con la celeridad que requieren las obras del Plan de Regulación Hídrica.

 

Este plan se aprobó en el 2002 y en el último Consejo de Ministros que se realizó en Rocha en el año 2005. Esta comunidad en forma organizada presentó una nota al ministro de Transporte y a todos los ministros que de una manera u otra les compete este tema, (me refiero a Turismo, Economía, Ordenamiento Territorial y al propio Presidente de la República).

 

Como comunidad, después de tantos años de estar vapuleada por este canal con toda la depresión de la industria turística de un balneario que en su mayoría vive de eso, se exigía la ejecución de las obras y el ministro se comprometió públicamente (en ese Consejo de Ministros), a comenzar las obras y a terminar con la Etapa 1a y 1b que son las que benefician a La Coronilla, —porque disminuyen en más de un 50% el caudal del canal—, a ejecutaras para el 2007.

 

Estamos en el 2009 y si bien no tenemos dudas de que aquí no ha habido animosidad ni nada, cuando uno tiene el agua en el cuello, no le importan mucho los porqué no se cumplió con lo prometido.

 

Nosotros necesitamos soluciones.

 

A.L. — Recuerdo que un integrante de la Comisión de Turismo de La Coronilla nos había dicho que hubo en algún momento de este año, algún mal manejo de una de las compuertas que vertía el agua al Canal Andreoni y que por eso algún sector de la zona arrocera estaba sufriendo la sequía.

 

¿No se constató ningún mal manejo de las compuertas?

 

P.F. — Sí, la verdad es que esta es un cuenca muy grande donde hay muchos factores, donde hay muchos intereses. Están el sector turístico; el sector arrocero … hay bastantes intereses y algunos contrapuestos y también hay algunas irregularidades.

 

La solución de fondo es esta, si se ejecutan las obras del Plan de Regulación Hídrica, —para nosotros el balneario La Coronilla—, este tipo de episodios no se vuelven a repetir así llueva mucho.

 

Si bien se va a seguir vertiendo un poco de agua dulce al mar, nunca con este caudal y con la fuerza que arrasa con todo, al punto de barrer literalmente con la playa y el parador que estaba en la playa. Y para nosotros también barrer con nuestros sueños, con nuestras fuentes de trabajo.

 

Somos una comunidad que hace tiempo la viene peleando para salir adelante y nos vuelven a suceder estas cosas, por eso hacemos centrar en nosotros el esfuerzo y agradecemos a los medios de prensa como ustedes que nos ayudan a reclamar la celeridad de la ejecución del Plan de Regulación Hídrica.

 

A.L. — ¿Estas irregularidades tuvieron alguna incidencia con este desborde o no?

 

P.F. — No, para nada. La única incidencia en el desborde es que estamos hablando de una especie de caño que es la única salida donde desemboca toda el agua de una cuenca inmensa de más de 80 kilómetros lineales, con una pendiente que acelera la fuerza del agua y que toda el agua decanta en ese canal, donde la única la puerta de salida es el océano Atlántico del balneario La Coronilla.

 

Y estas obras que hablábamos del Plan, tienen que ver como con brazos (para llamarle de alguna manera), para que justamente disminuya la presión al salir agua. Estos se están tratando de instrumentar en este Plan de Regulación Hídrica, pero con un episodio como estos, de esta cantidad de agua, nada de estas pequeñas irregularidades que sí las hay; tuvo que ver con esta consecuencia.

 

A.L. — Seguimos hablando de lo ocurrido la semana pasada cuando se desbordó el canal Andreoni. Se que las aguas se llevaron el parador que había sido recientemente reconstruido; la caseta del guardavidas y baños públicos.

 

¿Piensan recuperar esta infraestructura en el mes de febrero?

 

P.F. — Sí. Ahora para la tranquilidad de los oyentes les cuento que estoy viendo al ministro que salió ya recuperado y está dando notas con 10 colegas suyos que están rodeándolo.

 

Ahora, respondiendo a la pregunta que me hacía; por supuesto nosotros como Comisión de Turismo y como grupo responsable de la certificación, ya nos pusimos en contacto.

 

Me interesa destacar que ese mismo día se presentó el Intendente de Rocha que nos ofreció su apoyo incondicional para la reconstrucción de lo que se necesite de la playa y lo mismo ocurrió con el Ministerio de Turismo que nos llamaron para poner a disposición lo que necesitemos para poder reconstruir rápidamente lo que necesitamos para la certificación.

 

A.L. — Es decir que se va a tratar de implementar lo antes Lo posible.

 

P.F. — Exactamente. La caseta de los guardavidas se hace rápidamente (lo hace la Intendencia de Rocha); lo más complejo es la construcción de baños porque estaban dentro de este Parador que fue arrasado.

 

Queremos aprovechar la oportunidad para hacer baños públicos ya con el diseño y lo que requieren los baños públicos y nos va a llevar unos días. Pensamos dejar apuntalado este tema de los baños y de las duchas para que ya queden para los futuros años ya que pensamos seguir certificando año a año.

 

No sé si los oyentes saben que la certificación tiene un principio y un final. Para nosotros el lanzamiento fue el 20 de diciembre, consideramos que ahora estamos en stand by y terminaría la certificación el 31 de marzo.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta