«Respetar la historia y potenciar el Parque Rodó»

0
1521

Empresarios con negocios en el Parque Rodó se unieron y presentaron a la Intendencia de Montevideo un proyecto para remodelar el parque, convirtiéndolo en una atracción de nivel internacional.

El proyecto está asociado con el Parque de la Costa de Argentina, y la participación de ANMYPE fue fundamental para unir a estos pequeños y medianos empresarios, y desarrollar un proyecto a gran escala.

Con Javier Giraldoni, de Permisarios Unidos del Parque Rodó y Ricardo Posada, de ANMYPE.

Entrevista emitida el miércoles 04/06/08 en Producción Nacional – 1410 AM LIBRE

 

Alejandro Landoni – El Parque Rodó es una marca fuerte, un referente para todos los uruguayos desde hace más de 50 años.

Estaba recordando un estudio realizado en el año 2005 por parte de un grupo de estudiantes de Comunicación de la Universidad ORT, hace ya unos tres años, que había determinado que los escasos recursos que se le destinan al parque, la falta de mantenimiento y de inventiva, lo fueron marginando, y lo posicionaron para un público de nivel socio-económico medio y medio bajo. Esos estudiantes habían detectado que al parque concurrían dos grupos bien diferenciados, las familias y adolescentes entre 12 y 16 años.

Justamente esta decadencia de los juegos, de las atracciones mecánicas, tiene preocupado a la Intendencia, que desde hace muchos años quiere reformular el concepto entero del Parque Rodó desde hace ya largo tiempo.

La semana pasada se conoció el resultado de un llamado a expresiones de interés para explotar comercialmente la zona. Este llamado lo ganó un grupo de empresarios uruguayos, vinculados a algunos emprendimientos gastronómicos de la zona, que se asociaron a su vez con empresarios del Parque de la Costa de Argentina. Este grupo que obtuvo el primer lugar, que ganó este llamado, pretende transformar toda la zona en un espacio amigable donde conviva lo lúdico, lo divertido, lo contemplativo, lo diverso, lo natural, lo interactivo y también lo cultural. “Queremos darle a Montevideo, un gran parque, el Parque Rodó que se merece”, dice la información que han difundido a la prensa.

Es un gusto darle la bienvenida a Javier Gilardoni, uno de los integrantes de este grupo, que es hijo del permisario de WLounge, y a Ricardo Posada, que es ex-presidente de la Asociación Nacional de Micro y Pequeña Empresa (ANMYPE), y encargado de relaciones institucionales.

¿Cuál es el rol de ANMYPE con este grupo empresarial en particular?

Ricardo Posada – Habían dos permisarios de este grupo que son socios de ANMYPE, y a partir de que la Intendencia de Montevideo (IMM) lanzó esta convocatoria le piden a ANMYPE que participe colaborando con la sociatividad del grupo, con la construcción de la confianza, y generando todo el equipo técnico que es él que hace el proyecto. El proyecto en sí no es una idea que a alguien se le ocurrió, hubo todo un trabajo, los técnicos en metodología de taller ahondando los criterios y las visiones de todos permisarios del parque. Es la misión de ANMYPE es articular las pequeñas empresas, potenciarlas y de alguna manera permitirles su desarrollo.

AL – ¿Todos los permisarios del parque participaron o solo alguno de ellos? Por ejemplo, los que tienen los juegos mecánicos, ¿están en este grupo?

RP – No, no están.

Javier Gilardoni – Somos ocho permisarios actuales del parque. Nuestra intención siempre fue juntarnos con todos los permisarios actuales, pero no coincidimos en algunos conceptos sobre cómo tenía que ser el parque futuro para que fuera viable, y por eso nos separamos.

AL – ¿Se pueden nombrar?

JG – Rodelu, Los Mellizos, varios churreros. Los permisarios de los juegos son cuatro.

AL – ¿Qué es un llamado de expresión de interés? ¿El proyecto se va hacer? ¿Qué es lo que ganaron exactamente?

JG – La IMM hizo un llamado a expresiones de interés para tener un mejor concepto de que ideas había en la vuelta para hacer en el parque, y luego basar sus pliegos de licitación en esa idea. Creo que la idea que le ofrecimos fue bastante más detallada de lo que pensaban, incluso con estudios de mercado, flujos de fondo, ANMYPE era indispensable en nuestro proyecto, porque había más de diez técnicos trabajando con nosotros, ingenieros, abogados, contadores, creativos. Con la idea que captamos nosotros ganamos el proyecto, y se van a hacer algunas pequeñas modificaciones para el pliego en el cual se va a basar la licitación, pero la idea nuestra, como fue una idea integral y que cubre casi todas las carencias del parque, se aceptó en el 90%.

AL – ¿Eso a ustedes le da algún hándicap a la hora de presentarse a la licitación en sí misma?

JG – Sí, los pliegos aun no están finalizados, pero va haber un porcentaje a favor por haber propuesto la idea ganadora.

AL – ¿Puede venir otro usando la idea de ustedes -que va a estar en los pliegos-, presentarse y ganar?

JG – Sí, puede pasar eso, pero lo que tenemos nosotros es la ventaja del hándicap que todavía no está el 100% determinado, pero creo que eso va a marcar la diferencia, y también que nosotros el concepto lo conocemos mucho más que otro que venga de afuera. Tenemos una ventaja en cuanto al tiempo de trabajo, que ya casi tenemos un año.

RP – Ocho meses.

AL -¿Cómo va a ser este nuevo Parque Rodó? Yo estuve mirando que va a tener tres estaciones, dos conectores y mantendrá el espacio verde, que es un espacio centenario en la cuidad.

JG – En realidad el Parque Rodó tiene una posición privilegiada en la cuidad, no hay muchos parques en el mundo que tengan la ubicación que tiene el parque; frente al mar, con un terreno inclinado de donde se ve el mar de todas partes, cerca del centro, cerca de barrios afluentes.

El proyecto nuestro se basa en potenciar esa zona, dándole la infraestructura que se merece en cuanto a seguridad, iluminación, caminería pública, baños, todos los servicios que merece un lugar como para que la gente vaya a divertirse. En la parte donde están los juegos para mayores, que son más o menos tres hectáreas, ahí es donde proyectamos que va a ser un parque temático, porque el Parque Rodó actualmente no tiene ninguna tematización, hay juegos distribuidos mayormente al azar, sin ninguna temática. Queremos agregarle al parque lo que tienen todos los parques del mundo, que es una temática, una magia, que vos cuando entrás al parque sientas que estas en un lugar especial, con música, con show con más cosas.

AL – ¿Siempre al aire libre?

JG – Sí, al aire libre, y que haya tres sectores en esas tres hectáreas; un sector para niños, uno para jóvenes y uno para la familia. Él de los niños será para los niños más chicos, él de la familia para que haya juegos en los que puedan andar adultos con los niños, y el sector de los adolescentes que sean juegos de más adrenalina. Cada sector que tendrá decoración, música distinta, para que la gente cuando vaya de un lugar a otro que se dé cuenta que está en un lugar completamente distinto.

AL – ¿Esa propuesta la hacen junto con los empresarios del Parque de la Costa de Argentina?

JG – Exactamente, ellos son lo que tienen el know how de cómo funciona un parque, toda la parte de infraestructura, de conseguir juegos, todo eso lo aportan ellos.

AL – ¿Hay mercado suficiente? Porque imagínense un día como el de hoy, no es muy agradable ir al lado de la rambla con el frío que hace, es un problema que tienen los actuales concesionarios de los juegos del Parque Rodó.

JG – En realidad por los estudios que hemos hecho nosotros, con números a nivel internacional, hay un mercado para hacer un parque como este aquí, sino obviamente al Parque de la Costa tampoco le interesaría hacer esta propuesta. Y aunque no lo creas, cuando más trabaja el Parque de la Costa es en las vacaciones de invierno, o sea que también, además de la infraestructura, va mucho en el marketing, en cómo se posiciona la marca y el producto a nivel local, trabajando con el turismo, con la gente del interior. Hay bastante trabajo que creo que actualmente no se está haciendo en el Parque Rodó; publicidad, no hay un horario, no se sabe en qué las horas los juegos están abiertos.

AL – Le digo más, en el estudio realizado en el año 2005 por este grupo de estudiantes de Comunicación, salió que una de las adrenalinas que tenía la gente que usaba los juegos era la posibilidad que la estructura se rompiera.

¿Van a cobrar entrada? ¿Va haber una entrada única?

JG – No está determinado si se va a cobrar una entrada única o no, la idea es que haya un acceso para andar en todos los juegos, una pulsera para que la gente pueda andar en todos los juegos -calculamos que va haber 30- todas las veces que quiera, y esa pulsera va a salir entre $150 y $200.

 

AL – Claro, o sea que no es una entrada, es un vale para entrar en todos los juegos, todas las veces que quieras, en la tarde o en el día.

 

JG – Capaz hay un mal entendido y la gente piensa que el parque va a estar cerrado y va a ser excluyente. La mayor razón por la cual queremos que sea cerrado y que hayan dos entradas es para que haya como un shopping, que la gente tenga la comodidad, la seguridad de estar tranquilo dentro del parque y para a nivel administrativo nuestro, tener mucha más facilidad para cuidar nuestros juegos, todo eso se hace mas fácil con un perímetro cerrado que con un espacio abierto. La idea es crear un ambiente seguro, con la infraestructura correcta para que la gente se pueda divertir en el parque, toda la gente de Montevideo, de nivel bajo, medio y medio alto.

 

AL – Está buena la precisión, porque en la conferencia había quedado la idea de que se iba a cobrar una entrada, y una entrada que es cara. Incluso un oyente llamó enseguida para decir que era una idea anti-popular, sobre todo para el público que va hoy al parque.

 

El Parque Rodó infantil se va a trasladar totalmente dentro de las tres hectáreas que hoy ocupan las atracciones mecánicas, y donde está ese parque hoy van a poner una suerte de Museo de Ciencia y Tecnología.

 

JG – Un Museo de Ciencias, que también se puede usar como sala de convenciones, para exposiciones. Esa zona creemos que es una parte social que estamos haciendo en este proyecto, brindando un museo cerca de esa zona y para que también los niños puedan ir al museo y tengan convenios para que después puedan ir al parque.

 

AL – ¿Quién va a construir ese Museo de Ciencia? ¿Va a ser interactivo? ¿Cómo va a ser?

 

JG – La idea es que sea un espacio interactivo, y la construcción se está negociando en este momento, los detalles no están finalizados todavía. La idea del proyecto es tener una zona multiuso, para otras actividades, que puedan ser aparte del Museo de Ciencia como por ejemplo exposiciones, en realidad usarlo como un imán para atraer más gente al parque.

 

AL – ¿Esa vendría a ser la segunda estación?

 

JG – Esa viene a ser la tercera estación, la segunda estación es en la continuación de Requena y García entre Sarmiento y Julio Herrera y Reissig, donde va haber un predio de locales gastronómicos.

 

AL – Para ubicarnos, eso vendría a ser en frente del Museo de Artes Visuales, donde está la garita de la policía.

 

JG – Exactamente, y el monumento a José E. Rodó.

 

AL – Y frente al tren fantasma.

 

JG – Ahí va haber un predio con locales gastronómicos y también posiblemente locales comerciales, aprovechando los espacios verdes que hay ahí, hay una buena vista al mar, al lago y facilidad de estacionamiento. También en esa zona para el público en los fines de semana y entre semana, para las horas de almuerzo.

Con todos los edificios bajos, respetando la perspectiva del parque, los espacios verdes y también tratando de mantener la vista al mar de todas las partes del parque.

 

AL – ¿Cuál fue el rol de ANMYPE en todo esto?

 

RP – Esto, institucionalmente y técnicamente fue un enorme desafío. Lo decía Javier, fueron nueve meses de trabajo intenso, en el cual participaron economistas, contadores, arquitectos, creativos, abogados, coordinadores en gestión de ONG, porque es un proyecto de una envergadura de al menos U$S 5.000.000, y generar la cultura de la sociatividad, la importancia para los pequeños de juntarse, de asumir el riesgo de la inversión, y de, a su vez, tener la capacidad de asociarse con empresas grandes y del extranjero. Eso significó toda una readecuación de una visión empresarial aportando a este proyecto.

ANMYPE en lo que interviene como gremial es en tener la capacidad de articular los proyectos de sus socios y de las empresas, algunas que no eran socias, de viabilizar, potenciar y desarrollarlos. Fue todo un desafío, que en esta primera etapa llegó a un muy buen puerto y esperemos que también lo sea en la próxima.

 

AL – Están llegando muchísimas preguntas, aquí viene Jorge Temponi, conductor de Mateína, que ha generado una movida para que no trasladen al Gusano Loco.

 

Jorge Temponi – Vengo con muchísimo respeto, a ver donde estamos parados en este tema y que se puede hacer al respecto, porque una vez que lanzamos la iniciativa ha habido un montón de ciudadanos preocupados por el Gusano Loco, como patrimonio, como parte de nuestra vida. ¿Se puede armar todo un entorno y qué el Gusano Loco quede intacto?

 

RP – Lo que sí hay que instalar todo en un marco histórico, que la ciudad de Montevideo y los que presentamos esta oferta, no vamos a permitir que se elimine. Todos estuvimos en el Gusano Loco, nuestros padres estuvieron en el Gusano Loco, nuestros hijos, y algún día queremos ver a nuestros nietos. La memoria ciudadana, lo que decía Alejandro hoy más temprano, el valor de la marca es su valor histórico. Si algo tenemos absoluta conciencia que este proyecto debe respetar es la memoria de la ciudad y nuestra propia memoria como ciudadanos.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta