«Se diseñan muchísimos sitios pero no hay quien genere los contenidos»

0
887

Una empresa uruguaya llamada Contenido Web creó un servicio que se especializa en brindar servicios de redacción y actualización de contenidos para sitios Web.

Lic. Sebastián Haro, Director de Contenido Web

Cada día es más necesario que las empresas tengan su página Web. Muchos consumidores y muchas empresas también, a la hora de decidir sobre todo la compra de algunos productos o de algunos servicios, ingresan a la Web para buscar información. Así, la Web se transforma en el primer contacto que tiene este cliente potencial con nuestra empresa.

Esto implica un desafío bastante grande, porque no hay cosa peor que entrar a una página y ver que está desactualizada. Cuando uno entra y ve que la información no está actualizada, eso no está hablando bien de esa empresa que estamos visitando a través de la Web.

Para que esto no ocurra, una empresa uruguaya llamada Contenido Web creó un servicio que se especializa en brindar servicios de redacción y actualización de contenidos para sitios Web de compañías y de organizaciones. Esto permite a los clientes de Contenido Web, disponer de contenidos siempre frescos en su sitio Web corporativo. Hablan de novedades, de eventos, de casos de éxitos, de lanzamientos de productos entre otras cosas.

Esta empresa uruguaya que fue creada hace tan solo un año ya está trabajando para España, y también con la ayuda de traductores, para Estados Unidos. Ya obtuvo varios premios, el año pasado obtuvo el primer premio en el concurso de Ideas que organiza el Programa Emprender. Está siendo preincubada por el Centro de Emprendimientos Tecnológicos de la Universidad ORT y también acaba de recibir el financiamiento de la Agencia Nacional de la Investigación y la Innovación (ANII) en el marco de un proyecto llamado de Apoyo a Jóvenes Emprendedores Innovadores.

Para conocer como surgió y hacia adónde apunta esta nuevo emprendimiento conversamos con el licenciado Sebastián Haro, el director de Contenido Web.

 

Alejandro Landoni — ¿Cómo fue el proceso de formación de Contenido Web? Porque usted pasó de ser el encargado de Comunicación de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información, con una idea personal, a tener once personas trabajando para usted, en tan sólo un año. Realmente es un cambio muy importante.

 

Sebastián Haro — Sí, es un crecimiento importante. Empecé yo solo con una idea.

Vi una oportunidad de negocio y, a pesar de que mi trabajo me gustaba muchísimo; renuncié a mi trabajo y me puse las pilas con este proyecto. En poco tiempo ya había formado un equipo de dos o tres personas que estábamos trabajando fundamentalmente para un proyecto de España — la actualización de los contenidos de un portal jurídico, que es el portal de contenidos jurídicos más importantes de España — y este año se fueron sumando más personas al equipo y hoy en día somos once.

 

A.L. — Usted dijo algo bien importante, dijo que renunció a un empleo que incluso le gustaba, para dedicarse a un emprendimiento propio.

 

S.H: — No es fácil. Por suerte creo que tomé la decisión correcta porque si bien lo que hacía me gustaba, lo que ahora hago también me gusta mucho. Creo que eso es fundamental que cuando uno decide emprender algo tiene que tener algo que le guste mucho hacer. Es encontrar algo que le guste mucho hacer y después ver la forma de hacer dinero con eso. Eso me parece que es la base para tener éxito.

Si uno no está convencido y no le aporta satisfacción personal lo que está haciendo, eso me parece que se nota y los clientes lo perciben.

 

A.L. — ¿Cómo obtuvo el capital de riesgo? Por más chiquito que sea, si uno tiene un empleo, tiene que mantener una casa y tener sus gastos cubiertos con eso; y pasa a dejar de percibir el salario, para a su vez invertir en una empresa…

 

S.H. — No, el capital inicial fue mínimo.

La ventaja de este tipo de servicios es que se puede brindar sin necesidad de contar con una oficina.

Es el famoso teletrabajo que en Uruguay está tan difundido y que nos ha permitido ir creciendo con una inversión casi mínima, porque vamos sumando de gente a medida que van aumentando los proyectos, o sea que es una cosa proporcional a la cantidad de trabajo que tenemos.

Ya hoy en día estamos con un volumen de gente que nos requiere tener una oficina donde centralizar actividades, pero hasta ahora no hemos tenido ningún problema. La gente se maneja perfecto desde su casa, e incluso a la mayoría de la gente le gusta trabajar desde su casa.

Uno puede pensar que la gente se dispersa estando en su casa, que es un poco holgazana o que se distrae estando en su casa y no es así, al contrario, la gente tiende a trabajar más estando en su casa.

El grado de cumplimiento de la gente que entra al equipo ha sido excelente, cosa que en un emprendimiento nuevo es fundamental. Cuando somos pocas personas en un principio, que la gente esté comprometida es fundamental.

 

A.L. — ¿Cuál es la necesidad que vino a satisfacer Contenido Web?

 

S.H. — Antes me dedicaba a hacer contenidos; estudié periodismo y escribir es lo que más me gusta. Siempre que tenía la oportunidad de escribir, lo hacía.

Empecé con una página Web donde ofrecía mis servicios y me empezaron a contactar empresas del exterior. Se fue agrandando progresivamente el miniproyecto y fue creciendo hasta lo que es hoy en día.

Fue algo muy gradual.

¿De dónde detecté la necesidad? La observación que vi fue trabajando en la Cámara de Tecnologías de la Información que por ejemplo, visitaba los sitios Web de muchas empresas socias; diversos tipos de organizaciones y veía como que a pesar de que había un gran volumen de información que yo sabía que existía, — porque yo estaba adentro de esa organización —, veía que no se comunicaba correctamente.

Me pasaba que visitaba sitios Webs de compañías que eran netamente exportadoras y sin embargo sus sitios Web tenían como última noticia publicada una de hace tres años, cosa que para mí era inconcebible.

Entonces ahí dije: “Falta alguien que se encargue de esto”, de proveerles un servicio de actualización de los contenidos y de generar o de dar a conocer todo eso que ellos están haciendo y que de repente porque no tienen una persona adentro, no lo hacen.

 

A.L. — Usted coincide conmigo de que lo primero que va a hacer el cliente potencial, por ejemplo de una empresa exportadora, es entrar a la página Web a ver qué está ofreciendo esa empresa. Entrar y ver una noticia de hace tres años o de hace tres meses, es inlevantable, ¿coincide conmigo?

 

S.H. — Sí, totalmente. Además, hoy en día en Internet una empresa — no importa el tamaño que tenga —, puede tener la imagen que desee simplemente teniendo un buen sitio Web y proyectando una buena imagen.

Pasa en empresas que son gigantes y tienen sitios Web que cuando uno entra percibe una mala calidad y también pasa lo contrario, hay empresas que son muy chiquitas y que ni siquiera tienen oficinas y por ahí tienen una imagen tan buena y contenidos tan actualizados y de tanta calidad en sus sitios Web que la imagen que se llevan los clientes es de que es una empresa grande, no digo una multinacional, pero sí, una de buen tamaño y que trabaja muy bien.

Entonces, ese tema es fundamental.

 

A.L. — Estos contenidos que ustedes proveen ¿qué son exactamente?

 

S.H. — Tenemos varios servicios.

Tenemos un servicio que es puntual y es de redacción de contenidos. Una empresa nueva o una empresa que ya está en el mercado, decide renovar su sitio Web y por lo general contratan una empresa de diseño; el tema es que la empresa de diseño no provee los contenidos, y muchas veces lo que hace es decirle al propio empresario: “Yo te hago el diseño pero vos tenés que dar los contenidos”. “Me das los contenidos y yo te los subo tal como vos me los mandaste”. Entonces, existe un vacío en el mercado en la parte de redactar contenidos de calidad.

Empresas de diseño en Uruguay he calculado que deben de haber alrededor de unas 150, seguramente sean más, pero tomando las cifras de CUTI serían esas. Pero queda un vacío enorme porque se diseñan muchísimos sitios pero no hay quien genere los contenidos para esos sitios.

 

A.L. — Y ni hablar de que los cambie después. O sea, que los actualice.

 

S.H. — Claro. Después tenemos un servicio de actualización de contenidos que mediante un pago mensual, una empresa o una organización, nos contrata y nosotros periódicamente estamos generando noticias, publicando eventos, lanzamientos de nuevos productos.

O sea, que el sitio Web de esa organización está siempre con contenidos nuevos y los clientes están todo el tiempo informados sobre qué están haciendo. La imagen que proyecta es muchísimo mejor.

 

A.L. — ¿Eso está direccionado en función del rubro de la empresa en cuestión?

 

S.H. — Hemos detectado que hay una mayor demanda en los avisos en general de las empresas en las que la Tecnología de la Información son importantes no sólo porque tienen un sitio Web, sino porque en su rubro de actividad en alguna forma son particularmente importantes. Por eso el contenido Web está muy relacionado con todo lo que es el sector de las Tecnologías de la Información que en Uruguay en netamente exportador.

Los sitios Web están dirigidos fundamentalmente hacia el exterior. Hemos detectado eso.

Otro nicho de mercado son las organizaciones en las cuales muchas veces sus fondos provienen de otras organizaciones o de socios, entonces esas organizaciones necesitan estar todo el tiempo justificando e informando a sus socios en qué invierten su dinero y hacerlo a través de un sitio Web es una forma relativamente barata de hacerlo.

Tenemos el caso de CUTI, que ahora es uno de los clientes de Contenido Web, y la cantidad de socios que han sumado en los últimos tiempos es impresionante. Por ejemplo, el Newsletter de CUTI tiene una cantidad de información impresionante porque los socios de CUTI la han posicionado como una herramienta muy valiosa para difundir sus novedades.

 

A.L. — ¿De ahí se nutre parte de las informaciones que consiguen?

 

S.H. — Sí, la información se nutre de los propios clientes. Son los clientes los que proveen la información en bruto y a partir de ahí se la trabaja, se la redacta correctamente y en algunos casos se nos pide optimizar esos contenidos para buscadores, para determinadas keywords.

Es algo muy solicitado para posicionar en los sitios para determinadas palabras claves y después aparecen en los resultados de las búsquedas… pero siempre es el propio cliente o sino, también nos piden hacer un monitoreo de las cosas que aparecen en la prensa y de acuerdo a ciertos lineamientos de qué temas son los que le interesa a una empresa o a una organización, se publica esa información en el sitio Web.

 

A.L. — En esencia usted tiene una marca global. Es decir, que puede vender este servicio no sólo en el mundo de habla hispana en general, sino que también lo está haciendo mediante traductores, a Estados Unidos. ¿Cómo se trabaja una compañía que puede comercializarla en buena parte del mundo?

 

S.H. — Habría que hacer una aclaración: todavía no estamos trabajando el tema de promoción de la empresa.

Todos los clientes que tenemos ahora — estamos trabajando con unos diez proyectos más o menos —, han llegado espontáneamente sin hacer ningún tipo de promoción.

 

A.L. — ¿Sí están trabajando para España y para Estados Unidos?

 

S.H. — Sí.

 

A.L. — ¿Y le han llegado sin que usted saliera a buscarlos?

 

S.H. — Exacto, en ese sentido la única inversión que se hizo fue en diseñar un buen sitio Web; como es lógico, teníamos que tener un buen sitio Web.

 

A.L. — Y actualizado.

 

S.H. — Sí, y con buenos contenidos, pero no se ha hecho ninguna promoción porque no hemos tenido tiempo.

La cantidad de proyectos que han surgido…. digamos que hemos estado corriendo atrás del tiempo para llegar con los plazos porque ha habido más trabajo del que podíamos aceptar y la idea es que en una próxima etapa, empecemos activamente con promoción a través de publicidad on line.

En Uruguay el “boca a boca” entre las empresas, ha sido la principal publicidad que hemos tenido y en el exterior ha sido a través del sitio Web que nos han contactado. Por ejemplo, hoy en la tarde respondí tres solicitudes de presupuesto por los servicios, dos de México y una de Honduras, y hemos hecho trabajos para lugares tan remotos como Japón; hemos hecho trabajos para Costa Rica… no hay limitantes para dónde se encuentre la empresa.

Podemos probar el servicio para cualquier lugar del mundo.

 

A.L. — ¿Dentro del plan de negocios — porque esta compañía tiene un plan de negocios y fue una de las posibilidades que obtuvo mediante estos premios; tener una persona que los ayudara a hacer un plan de negocios —, cómo está el tema de la comercialización? ¿Cuál es la estrategia?

 

S.H. — La idea va a ser primero consolidarnos en el mercado uruguayo. La idea es consolidar el know how de la compañía y formar un equipo un poco más grande o un poco más sólido de lo que lo tenemos ahora y como una segunda etapa salir a conquistar, tenemos en vista dos mercados que son Chile y España. Con España ya estamos trabajando porque surgió un proyecto y no porque nosotros lo hayamos buscado activamente.

La razón fundamental es que los servicios de contenido Web sólo pueden tener una demanda significativa en países donde la penetración a Internet es alta. Nosotros tomamos como referencia a Uruguay donde el proyecto ha funcionado bastante bien, entones optamos por exportar en el futuro a Chile a donde la penetración es algo así como el 50% y a España donde están por arriba del 70%.

Además, por los contactos que hemos tenido en este tiempo, ha habido muchas empresas de diseño de Chile y de España que nos han contactado con la idea de hacer alianzas estratégicas para complementar los servicios. O sea que notamos que hay interés; un interés particular en ese tipo de mercados por los servicios de redacción de contenidos.

 

A.L. — También es un tema interesante el tema de las alianzas con empresas de diseño que son quienes hacen los sitios Web para que Ustedes provean los contenidos que serían específicos para esas empresas puntuales.

 

S.H. — Sí, en Uruguay ha funcionado muy bien. Tenemos alianzas con cuatro empresas de diseño que tienen diferentes perfiles entre sí, lo cual es muy bueno porque si bien a ellos les solicitan contenidos para los sitios que diseñan; también a nosotros nos pasa que nos piden contenidos y a su vez nos solicitan diseños, entonces o los derivamos con ellos o hacemos proyectos conjuntos. Han sido buenas alianzas.

De hecho, en nuestro plan de negocios las empresas de diseño figuran como uno de los canales de distribución principales de los servicios.

 

A.L. — Claro.

Uno cuando tiene una empresa chica empieza a crecer y empieza a tomar gente que sabe hacer lo que hace la empresa; redactar las noticias, conseguirlas, en su caso sé que tiene personas que saben por supuesto de sitios Web porque es en el negocio en el que está. Después habrá incorporado traductores por el tema en el mercado norteamericano, eso ya le abre todo un panorama brutal.

Después que conoce personas ya para pagarles los sueldos o los contratos… ya comienza a hacerse más complejo. ¿Cómo aborda esa otra parte de la organización?

 

S.H. — Ese es todo un tema. Desde la primera vez que tuve que delegar un trabajo, ya fui aprendiendo.

Soy una persona extremadamente detallista y muy exigente entonces empezar a delegar costó, pero por suerte, no sé si tuve buena puntería con la elección de las personas, pero tuve la suerte de formar un equipo que trabaja muy bien, entonces el tema de delegar… trabajar en conjunto con otra personas, resultó bastante bueno, bastante positivo.

Cada contratación de personas que hubo, cada incorporación al equipo significó que vinieran nuevos proyectos; fue un crecimiento constante.

 

A.L. — ¿Tienen gente especializada por ejemplo en las cobranzas o en ese tipo de cosas o todavía no?

S.H. — Ahora, digamos que estamos en esa etapa más de profesionalizar la empresa. Estamos viendo el tema de oficina, porque si bien el trabajo funciona bien llegamos a un momento en que es necesario tener un lugar donde hacer capacitación, reuniones.

Por eso estamos estudiando la posibilidad de ingresar a la Incubadora Ingenio del LATU y otro detalle que quería decir es que en realidad, los fondos de ANII todavía no han sido ejecutados y todo lo que hemos logrado hasta ahora ha sido a pulmón. Esperamos que este empujón de ANII nos signifique que 2010 sea de mucho crecimiento y de consolidación de la empresa, de los servicios.

 

A.L. — La página es bien sencilla www.contenidoweb.com.uy para aquellos que quieran acceder y ver con más detalle lo que hace esta empresa.

No hay comentarios

Dejar respuesta