Temporada 2010: estreno del Tax Free

0
886

El tax free uruguayo permite devolverles a los turistas que salen del país más del 85% del IVA generado con la compra de algunos artículos de producción nacional.

Este sistema de tax free, tan conocido en el mundo, comenzó a operar en nuestro país el pasado mes de octubre y realmente se puede decir que tuvo varios años de implementación. La ley que lo creó es del año 2006, luego se hizo una licitación que se adjudicó en setiembre – octubre del año pasado y el contrato con la Dirección General Impositiva (DGI) se firmó un año después; en octubre de este año.La licitación la ganó la empresa Premier Tax Free, filial uruguaya del grupo internacional Fintrax Group que está presente en 15 países. Para conocer cómo fue la implementación y qué perspectivas tiene el tax free en esta temporada conversamos con Mónica Estefan, gerenta de Operaciones de Premier Tax Free y Gonzalo Amaro, que integra la gerencia comercial de la empresa.

 

Entrevista emitida el 23/12/2009 en Producción Nacional – 1410 AM LIBRE

 

Alejandro Landoni — ¿Qué nos podrían informar sobre el grupo Fintrax a nivel internacional?

Mónica Estefan — Fintrax es una empresa de origen irlandés, que hizo sus inicios en Irlanda y se fue extendiendo en Europa donde ya es muy conocido, y hace poco más de un año se interesaron en venir para nuestra región. Comenzaron por México, donde la empresa ya está instalada hace más de un año y luego empezaron a investigar desde su sede en Canadá cómo poder llegar a América Latina. Así fue que se unieron con un accionista local y decidieron a través de un joint venture presentarse a lo que es la licitación impulsada por el gobierno en el año 2008.

A.L. — ¿Están presentes en 15 países y se dedican sólo al tema del tax free?

M.E. — Básicamente, Premium Tax Free es una empresa que se dedica exclusivamente al servicio de devolución del IVA o de impuestos, dependiendo de cada país.

A.L. — Realmente es un tema interesante el tema del tax free. A los turistas les encanta. Según esta ley del año 2006, el IVA en Uruguay se devuelve para facturas mayores a US$ 60 (o su equivalencia en moneda nacional), pero solamente sobre algunos productos de producción nacional que salen del país.¿Sobre qué artículos se devuelve el tax free?

M.E. — Básicamente todo lo que son artículos de cuero, punto, alimentos, bebidas y artesanías. Se intenta llevar adelante todo lo que es la producción nacional y por lo tanto se solicita además que los productos tengan algún tipo de grifa o de marca para que se pueda fiscalizar eso en el momento en que el turista sale por alguno de los puntos autorizados.

En las prendas, en las artesanías, se busca que haya algún tipo de etiqueta o logo que indique que el producto fue realizado en Uruguay y por lo tanto es accesible la mercadería para que tenga ese beneficio para el turista.

A.L. — ¿Y son productos que salen del país? Si uno se toma el vino en Uruguay, ¿en ese caso no se puede utilizar el Tax Free?

Gonzalo Amaro — Exacto, en ese caso el producto no es consumido en el exterior, que es lo que dice el decreto que es lo que debe pasar, por lo tanto esa compra no es beneficiada con el reintegro del IVA que corresponda.

M.E. — Lo mismo ocurre con los alimentos, los alimentos tienen que salir.A veces se cae en el error de que el turista consume en un restaurante y presenta esa factura, pero eso no sirve. Lo importante es que la mercadería sea exportada; que salga del país. De hecho el turista lo debe presentar en la aduana para su fiscalización.

A.L. — Eso es importante. ¿El que decide si se devuelve o no un IVA es un aduanero?

M.E. — Sí, el aduanero tiene la responsabilidad de fiscalizar algunos puntos importantes como son: que el turista realmente sea un turista no residente; para eso le va a solicitar el pasaporte, el DNI o lo que corresponda que acredite esto; le va a solicitar la factura que tiene que haber sido entregada en el comercio donde compró originalmente y además, le va a solicitar la inspección de la mercadería.

A.L. — O sea que hay que ir con la valija ya abierta para mostrar las cosas que compraron…

G.A. — Es muy probable que sí, que en la aduana se requiera verificar alguna de las compras realizadas para que este punto de que sean utilizadas en el exterior o que acompañen al turista cuando salga del país, se cumpla.

Estamos con un programa muy similar al que funciona en Argentina en cuanto a estos aspectos; a que la mercadería tiene que ser exportada y en cuanto a que aplica a productos hechos en el país. Es decir que el turista que ya tiene alguna experiencia regional con el sistema de devolución de IVA, y no le extraña que algunas mercaderías apliquen y otras no y que haya que presentarlas en la aduana y que haya que sacarlas del país.En ese sentido corremos con cierta ventaja en el sentido de que es un sistema muy similar al que ya funciona en la región.

A.L. — ¿Qué pasa después que el turista presenta estas facturas en la aduana?

M.E. — El aduanero hace estos controles que recién mencionábamos y pone un sello (hay un sello para “aprobado” y otro para “rechazado”), donde queda constancia de que se realiza la verificación, y en todos los puntos de salida hay buzones que nosotros dejamos preparados para que el turista pueda depositar su formulario sellado con su factura. Nosotros accedemos a esos buzones, retiramos los formularios, los procesamos según sea el caso y damos la orden de acreditar según el método que la persona haya elegido.En el caso de una tarjeta de crédito, se envía la orden a la tarjeta que corresponde; en el caso del Banco se envía la acreditación a la cuenta que el cliente haya elegido. Dependiendo de lo que el cliente haya elegido, se va procesando.

A.L. — ¿Tienen cuatro mecanismos para devolverle la plata al turista?

M.E. — Sí, son cuatro. Tenemos uno que lo hemos implementado hace poco. Los tradicionales y con los cuales comenzamos en octubre son: la tarjeta de crédito; un cheque que puede ser emitido en la moneda local y que le llega al domicilio del cliente; un giro a través de More; o un depósito bancario.Se agrega para esta temporada y para el puerto de cruceros, que estamos trabajando también con reembolsos en efectivo. Es decir, que el turista una vez aprobado por aduana, en vez de depositar en el buzón de ese punto el formulario, puede dirigirse al Communy Center — que está ubicado a unos metros en el propio muelle —, y solicitar su reembolso en efectivo en dólares.

A.L. — ¿Cuánto tiempo pasa hasta que el turista se rehace del dinero?

M.E. — Prácticamente una semana estamos trabajando ahora.Por lo menos una semana. Todos los lunes procesamos; es decir, que damos la orden para la acreditación que corresponda. Después dependiendo del método puede tardar unas 48 horas más (según el Banco), pero en general no debería de ser más de diez días entre que deja el país y recibe en la tarjeta o en el Banco su acreditación.

A.L. — La empresa ganó la licitación para trabajar el mecanismo de tax free en el Uruguay y tienen un contrato con la Dirección General Impositiva (DGI). ¿Cuánto tiempo tienen de concesión? ¿Por cuánto tiempo pueden trabajar con el tax free uruguayo?

M.E. — El contrato y lo que dicen las bases con las que nos presentamos es que hay un plazo de un año con opción a dos, lo cual pensamos que se va a extender, sobre todo por el esfuerzo conjunto que se está haciendo con el Ministerio de Turismo y con Aduanas en lo que es la implementación del programa.

A.L. — Ustedes arrancan de cero, es decir que cuando comenzaron estaba claro que no existía este mecanismo. ¿Tienen que armar toda la red?

G.A. — Es un poco en lo que venimos trabajando por lo menos en la parte comercial desde hace unos meses y con anterioridad a que el programa haya sido lanzado.Uruguay no tenía un sistema de devolución de IVA de este tipo, es toda una novedad, y ha sido más que bienvenido por la parte de los comercios que hace ya tiempo reclamaban un sistema que les permitiera tener una herramienta de venta con los turistas; algo que sí tenían otros países y que obviamente nos jugaba en contra.

Entonces, cuando salimos a visitar comercios y a explicarles que Uruguay ya tiene esto — algo importante es que no tiene costo para los comercios —; los comercios lo ofrecen como un beneficio más; como una herramienta para mejorar sus ventas.Creo que somos casi bienvenidos en todos los comercios cuando vamos y les planteamos que tenemos esto para que puedan ofrecer y con el que a partir de ahora puedan tener algo más para darle algo más de valor agregado a sus ventas.

A.L. — Usted está justamente en la parte de ir a visitar empresas e informar a los comerciantes.

G.A. — Exacto, y nos hemos encontrado con varias realidades diferentes, desde el que ya conoce el sistema y no hay más que mostrarle alguna característica puntual del sistema uruguayo, hasta el que no conoce 100% cómo funciona el sistema y hay que explicarle desde el vamos, y lo hacemos con muchísima alegría porque entendemos que para el cliente (que en este caso es el comercio) y para sus clientes (el turista), es un programa de beneficios.

A.L. — El comercio no tiene ningún costo y por el contrario para ellos es el beneficio de que de repente el turista prefiere ir ahí porque después va a ir a pedir el IVA cuando salga del país.

G.A. — Exacto. El comercio no tiene ningún costo. Obviamente realizamos una capacitación en el local indicándoles a los agentes, a los chicos que están en el local y en el punto de venta, este tipo de cosas como de cuál es el mínimo; cuáles productos aplican y cuáles no. Aparte también le entregamos al local todo el material y la señalética para que identifique a su comercio y que el potencial cliente (el turista), sepa que está adherido al sistema. Todo eso, desde la capacitación hasta el material, hasta los formularios que en definitiva son los que termina usando el turista cuando sale del país, nosotros lo proveemos y no tiene ningún costo para el comercio.

A.L. — Capaz que lo complicado puede estar en que el comerciante tiene que estar muy ágil en ver sobre qué productos puede dar el formulario del tax free y sobre cuáles no.

G.A. — Sí. Sobre lo importado no aplica y es una de las cosas en que hacemos más hincapié en las capacitaciones, para que las personas que están en contacto con el turista tengan bien claras las características y esta, creo que es de las más importantes: saber discernir qué productos de su oferta aplican y cuáles no.

A.L. — La contadora Estefan está en la parte de Operaciones. ¿En qué puntos el turista puede ir a que le devuelvan el IVA?

M.E. — Actualmente los puntos habilitados son el Aeropuerto de Carrasco, el Aeropuerto de Punta del Este, el Puerto de Montevideo (tanto la terminal de Buquebus como la terminal de cruceros que ahora está con mucho movimiento), y el Puerto de Colonia. Estamos trabajando y es inminente la aprobación para el Puerto de Punta del Este.

El puerto no fue incluido en el decreto original, pero hemos trabajando con el Ministerio de Turismo y con el Ministerio de Economía y Finanzas porque sabemos que hay interés en incluirlo, incluso la idea era que estuviera listo antes de la temporada, pero bueno, estamos trabajando como para que salga en estos días.La aduana ya está preparada y el puerto también como para poder dar este beneficio a los cruceristas que paran en Punta del Este.

A.L. — El otro día en la conferencia de prensa usted dijo que a su criterio las autoridades se habían olvidado de incluir el puerto de yates de Punta del Este y el de cruceros que está en la Parada 3 de Punta del Este.

M.E. – Sí, porque creemos que todo el espíritu de la ley y la reglamentación de la normativa vigente en definitiva era beneficiar a la industria local; atraer al turismo; dar un valor agregado, y el Puerto de Punta del Este hoy en día con la afluencia que tiene y la cantidad de cruceros que está recibiendo, todos estamos de acuerdo en que sería un crimen dejarlo abajo, y por eso estamos trabajando en eso.

A.L. — Claro, es el público objetivo y uno de los que tiene mayor poder adquisitivo.También están por fuera los pasos fronterizos.

M.E. — Sí, por ahora…

A.L. — Son importantes en el Uruguay en volumen.

M.E. — Si, sabemos que hay transacciones que se dan en los comercios y que al no salir por estos puntos, no acceden al beneficio cuando el turista sí cumplió con los otros pasos.Estamos prácticamente seguros de que a medida que esto vaya avanzando y vaya teniendo éxito tenemos que ir (y creo que ese es el espíritu), agregando tal vez otros productos, tal vez otros puntos, como para ir consolidando el programa y que cada vez haya más beneficios.

A.L. — En otros países a veces uno va muy ilusionado con sus facturas buscando que le devuelvan la plata del IVA y cuando llega (a veces sobre la hora en que se tiene que embarcar), le dicen: “No es en esta terminal, tiene que ir a…” seguramente un lugar muy distante de repente en un aeropuerto grande.Capaz que en Uruguay no pasa tanto, pero me imagino que para usted, como gerente de Operaciones eso debe de ser uno de los puntos críticos: dónde poner el puesto.¿Eso está reglamentado?

M.E. — No, eso es un poco consecuencia de la inexperiencia del país… Hay mucha buena voluntad pero las terminales no están listas para esto porque es algo concebido hace poco. Tal vez Argentina, que es un mercado donde ya hace diez años que funciona el Tax Free y que es muy maduro, ya tiene armada las cosas; nosotros no.

Entonces, cuando vamos a una terminal a ver dónde estaría ubicada Aduanas — porque en realidad es Aduanas la que está ubicada y no nuestra compañía —, muchas veces no está el lugar preparado porque obviamente no fue concebido como un lugar donde se hace esto.De hecho en la Aduana está la llegada y no la salida, porque hasta ahora no tenía ninguna responsabilidad; no tenía nada que hacer en ese lugar. Entonces, en las salidas de las terminales o de los aeropuertos no hay un lugar para ellos.

Ese fue uno de los puntos más difíciles y que nos costó más tiempo, trabajar para encontrar un lugar que fuera accesible para el turista; que fuera operativo; que el aduanero pudiera estar presente en las horas en las que corresponde. Ese fue un trabajo en conjunto con Aduanas y con el Ministerio de Turismo.Después todo lo que es la comunicación, a través de los comercios, a través de la folletería indicando en qué lugar del puerto o del aeropuerto tiene que dirigirse el cliente; todos los carteles de señales y demás los hemos puesto como para poder dirigir, y que en definitiva el turista sepa dónde ir, porque en general están con poco tiempo y lo que quieren es llegar.

También trabajamos con las informaciones en el Aeropuerto de Carrasco; o sea, en los lugares en donde el turista va a ir a preguntar ¿dónde hago esto?. Que la gente que está en “la línea de fuego”, sepa dirigir a los rápidamente y completar su gestión para recibir el beneficio, que en definitiva es lo que queremos.

A.L. — Además, con una concesión tan corta justo tocan los cambios de terminales; las mudanzas en el Aeropuerto de Carrasco y en el Puerto de Colonia, donde también cambiaron la terminal de pasajeros.Eso a nivel de sus operaciones imagino que habrá sido complicado porque cambia la señalética y los folletos.

M.E. — Sí, comenzamos por un folleto y ciertas cosas armadas y ya pensamos que seguramente en la temporada ya estarían operativas las otras cosas, entonces tenemos un Plan B.También se han ido extendiendo, la realidad es que hoy el Aeropuerto de Carrasco está funcionando en la terminal vieja. Ese folleto lo tengo stand by y la terminal de Colonia rápidamente ahora sí ya está nueva, lo cual para nosotros es muy beneficioso porque al estar todo junto pensamos que se va a canalizar mucho mejor el flujo de turistas.

La terminal de Colonia está muy operativa y mucho mejor armada y lo vemos como un cambio positivo para nosotros, si bien tuvimos que pensar siempre en dos opciones en vista de los cambios que iban a ser muy próximos.

A.L. — La gente que tenga por ejemplo un negocio y esté en el rubro de la vestimenta de cuero o de punto, que esté en el tema de las bebidas y los alimentos nacionales o en el tema de las artesanías y que se quieran comunicar con ustedes, ¿adónde lo pueden hacer?

G.A. — Lo pueden hacer directamente a la oficina, nuestro teléfono es el 6001192.

Estamos haciendo más que nada un trabajo dirigido a quienes sabemos que entran dentro de estas categorías. En su mayoría ya han sido contactados por nosotros, pero siguen surgiendo por suerte empresas nuevas, puntos de venta nuevos, locales nuevos o incluso algunos que podamos no haber visitado todavía, estamos a las órdenes por cualquier consulta y reafirmamos nuevamente que esto no tiene ningún costo para los comercios y que bien tomado es una buena herramienta para aumentar las ventas y para dar un valor agregado a la venta.

No hay comentarios

Dejar respuesta