Trabajo e Industria analizan futuro de Fibratex

0
355

La fábrica textil Fibratex cerró en 2007, dejando a 320 funcionarios sin trabajo. Los ex trabajadores recibieron por 30 meses un seguro de paro, que terminó en febrero.

Griselda Fernández, ex trabajadora de Fibratex

Desde entonces, los trabajadores apostaban al remate de la fábrica y al proyecto que un inversor uruguayo se comprometió a llevar adelante para recuperar en distintas etapas la fábrica; primero la hilanería, luego la tintorería y finalmente la tejeduría. El proyecto, según explicó a Producción Nacional Griselda Fernández, dirigente de la Unión de Obreros de Fibratex (UOF) y del Congreso Obrero Textil (COT), implicaría en una primera etapa a entre 20 y 30 trabajadores, y estaría financiado por las compromisos de venta a empresarios argentinos, que incluso ya visitaron la planta en diciembre del años pasado.

Sin embargo, el remate realizado el jueves 16 de setiembre cambió los planes de los trabajadores. Según Fernández, estaba previsto que el Banco República (BROU) rematara conjuntamente la planta de Fibratex con la maquinaria, pero se remató sólo la planta física, que fue adquirida no por el BROU como estaba también previsto, sino por el empresario textil Enrique Manhard por un total de US$ 2:050.000. Esto desencadenó la ocupación de la planta, que se mantiene hasta hoy, por parte de los ex funcionarios. Desde el BROU se señala en cambio que jurídicamente era imposible vender la planta y la maquinaria juntas, y que estaba previsto un gasto para la adquisición de la planta de US$ 2 millones, lo que fue superado por el empresario.

Este viernes pasado el BROU remató y adquirió parte de la maquinaria de la planta; 190 partes de un total de 300 artefactos, por un total de US$ 200.000. Desde la UOF se espera que de la negociación con los ministros de Trabajo, Eduardo Brenta, y de Industria, Roberto Kreimerman, que será el próximo miércoles, surgan novedades para vislumbrar una salida.

Fernández explicó que el proyecto del inversor uruguayo sigue en pie, y que es “imposible mover las máquinas de la planta”, por lo que estimó que se seguirá “discutiendo” que pasará con el predio. “Queremos que vengan los técnicos del gobierno para reafirmar lo que decimos nosotros, que para nosotros es inviable mover las máquinas. Para eso habría que hacer otra fábrica con las mismas características de esta, en cuanto a los ductos, condiciones de humedad, tamaño”, señaló. “Esta semana es importante”, consideró la dirigente. Según Fernández, el gobierno manifestó su compromiso con encontrar una salida: “después de la metida de pata el gobierno dijo que iban a ver cómo lo arreglaban”, señaló.

Fernández contó que la mayoría de los ex trabajadores “se mantienen haciendo changas, como la mayoría tenemos entre 45 y 50 años lo que podemos hacer son tareas de limpieza, cuidar personas mayores”. Mientras, aseguran que mantendrán la ocupación “hasta que veamos una luz”.

 

Producción Nacional

 

No hay comentarios

Dejar respuesta