El pan nuestro de cada día

2
749

Para elaborar un pan esponjoso y de buen volumen, la industria panadera necesita harinas estandarizadas. Para lograrlo, La Estanzuela (INIA) realiza mejoras genéticas al trigo desde hace 100 años.


La semilla de trigo es uno de los pilares de la industria panadera.
Con 60 variedades lanzadas al mercado, en 2014 se cumplirán 100 años de trabajos en el mejoramiento genético del trigo en la estación experimental La Estanzuela del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA).

Este programa de Producción Nacional – Una mirada al Uruguay innovador en tevé Ciudad registra dichos trabajos en sus distintas etapas, como por ejemplo, en laboratorio, invernáculo, parcelas de campo, proceso de mejoramiento, inoculación de enfermedades, elaboración de pan y pruebas de harinas.  También se entrevista a un integrante del Consorcio Nacional de Semilleristas de Trigo, asociación de cooperativas que multiplica los granos producidos en INIA y los comercializa.

Un poco de historia

Tiempo de cosecha en La Estanzuela.
Tiempo de cosecha en La Estanzuela.

La Estanzuela se fundó  en 1914 con el objetivo de optimizar la producción de los cultivos agrícolas de mayor relevancia en aquel entonces: trigo, lino, cebada, maíz, avena y alfalfa.

Al crearse el INIA, La Estanzuela se integró a la estructura del Instituto y pasó a llamarse “Dr. Alberto Boerger” en honor a su primer director.

Por su parte, el INIA es una institución pública no estatal, creada en 1989, para generar y adaptar conocimientos y tecnologías para el desarrollo sostenible del sector agropecuario y del país.

Mejoramiento genético

“Como creador de cultivares, INIA busca satisfacer la demanda de los mercados nacional y regional. En el caso del trigo buscamos que los granos sirvan a la industria pero también a los productores”, dice a Producción Nacional, el coordinador de la Unidad de Semillas del Instituto, Carlos Rossi.

Para crear una nueva variedad, los técnicos de INIA toman una espiga de trigo, la cortan y la polinizan con otras previamente seleccionadas, buscando mejorar su genética.

Un factor importante en el desarrollo de las variedades es la búsqueda de plantas con resistencia genética a las principales enfermedades de hoja y espiga. Ese ha sido una de nuestros distintivos, afirman los técnicos consultados.

“Este mejoramiento no tiene nada que ver con los transgénicos ya que siempre se usan genes de trigo”, aclara la encargada del Mejoramiento Molecular de Cultivos de INIA, Paula Silva.

Pruebas de calidad

Puede apreciarse la diferencia de volumen en los panes de molde. El 287 claramente no pasó la prueba.
Puede apreciarse la diferencia de volumen en los panes de molde. El 287 claramente no pasó la prueba.

Para que la harina satisfaga las necesidades de la industria, en La Estanzuela se prueba la calidad de las distintas variedades de trigo que se producen en el propio Instituto.

Para eso, la Estación cuenta con un molino en el que se produce harina con cada variedad y con cada una de ellas se elabora pan, manteniendo un proceso similar al de los panaderos. Además se hacen pruebas de elasticidad y rendimiento de la masa.

Las variedades de trigo  

El proceso de pruebas y mejoramiento de las distintas variedades de trigo nunca dura menos de 6 años. Muchas variedades quedan por el camino. Una vez que INIA convalida el proceso, las variedades seleccionadas quedan en condiciones de ser ofrecidas al productor.

Hasta 2008 eran registradas con nombres de pájaros pero tras la creación del denominado Grupo Trigo comenzaron a ser nombradas Génesis, para facilitar su inserción en el mercado.

A cada nueva variedad Génesis se le asigna un número de acuerdo a sus características (ciclo de producción, por el mes en que se siembran, sanidad, etc.). En este momento conviven en el mercado las semillas Génesis y las aparecidas antes de 2008, las que aún mantienen los nombres de pájaros.

Comercialización

El director de Producción Nacional, Alejandro Landoni, le pregunta a los televidentes cuál de esos dos panes compraría.
El director de Producción Nacional, Alejandro Landoni, le pregunta a los televidentes cuál de esos dos panes compraría.

Grupo Trigo es una alianza estratégica, creada en diciembre de 2008, entre el INIA y el Consorcio Nacional de Semilleristas de Trigo, conformado a su vez por 7 cooperativas semilleristas nacionales.

Esta alianza busca integrar las capacidades de mejoramiento genético del trigo que realiza el INIA con las del sector que multiplica y comercializa las semillas.

El trigo producido en Uruguay se utiliza principalmente como harina en la industria panadera, molinera y de fideos, y también se lo exporta como grano.

Según datos del INIA, la proporción de variedades del INIA en el mercado nacional alcanza casi al 40%.

FICHA TÉCNICA

Este programa de Producción Nacional – Una Mirada al Uruguay Innovador en tevé Ciudad se llevó a cabo en una jornada de rodaje en La Estanzuela (Colonia) realizada el 5 de diciembre de 2013. El programa se estrenó en tevé Ciudad el 30 de diciembre y fue el último del ciclo 2013.

Entrevistados

Ing. Agr. (PhD) Silvia Germán – Investigadora Principal, Mejoramiento de Trigo, INIA

Lic. Biol.  Paula Silva – Encargada del Mejoramiento Molecular de Cultivos, INIA

Ing. Agr. (PhD). Silvia Pereyra – Investigadora Principal, Cultivo de Secano, INIA

Q. F. Daniel Vázquez – Investigador Principal, Laboratorio de Calidad, INIA

Ing. Agr. (MSc.) Carlos Rossi – Coordinador de la Unidad de Semillas, INIA

Ing. Agr. (PhD) Miguel Sierra – Gerente de Vinculación Tecnológica, INIA

Ing. Agr. Javier Bello – Gerente Calprose

 

Agradecimientos

Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA)

Ing. Agr. José Silva – Director Nacional, INIA

Ing. Agr. (M.Sc.) Ernesto Restaino – Transferencia de Tecnología, INIA

CRÉDITOS

Idea Original y Conducción
Alejandro Landoni

Realización
Eduardo García (Cardona)

Producción Periodística
María José Pereyra

Producción
Estela Peri

Investigación Periodística
Alejandro Landoni y María José Pereyra

Fotografía y Cámara
Álvaro Mechoso

Sonido
Damián Trinidad y Fernanda Domínguez

Asistencia de Cámara
Damián Silva

Edición
Eulalie Korenfeld

Vestuario
Lorena Opertti

Gráfica en tevé Ciudad
Bruno Monza

Fotografías del rodaje
Alejandro Landoni, María José Pereyra y Damián Silva

Alejandro Landoni se peina en Miguel Germán – Estilista (Cuareim 1444 – Tel. 2901.5413)

2 Comentarios

  1. me parece extraordinarioel trabajo de investigacion. y muy importante su difusion x parte de prod. nacional,por ser la harina un producto basico en nuestra alimentacion. yvonne de cap.
    felicidades en el 2014

Dejar respuesta