Uruguay visto como centro de servicios internacionales

0
299

En los proximos días llegará a Uruguay una delegación de empresarios belgas atraídos por el potencial que tiene nuestro país para desarrollar servicios internacionales.Con Juan Opertti, director logístico de Katoen Natie.

Alejandro Landoni – El tema central de esta entrega es el grupo belga Katoen Natie, uno de los referentes a nivel logístico de todo el mundo.

Katoen Natie está presente en 22 países; factura 1.200.000.000 de euros; tiene una plantilla directa de más de 8.500 trabajadores y 150 Plataformas Logísticas que totalizan unos 3:500.000 de metros cuadrados de Centros de Distribución y de Logística.

Fue una empresa que se creó allá a mediados del siglo

Juan Opertti – Sí, en 1855.

A.L. – Se creó como una Cooperativa Algodonera en Amberes

J.O. – Sí. Tal vez por el nombre más de algún oyente se esté preguntando porqué un nombre tan complicado: Katoen Natie. Katoen, y si usted mira en la grifa de algunas de sus ropas, remeras, etc. van a ver la palabra cotton (algodón) y entre ellas va a aparecer katoen (que significa algodón) y natie (significa cooperativa).

Nace en 1855 en Amberes como una cooperativa algodonera. A lo largo de los distintos años se va especializando en gestión logística de commodities: café, cacao, acero, papel y por supuesto algodón. Sobre la mitad del siglo XX se transforma en una empresa 100% privada y a partir del año 1990 comienza un fuerte impulso de internacionalización: salir de Europa y buscar nuevos mercados.

Entre dichos mercados detectan como un polo estratégico para el desarrollo de actividades portuarias logísticas a Montevideo. En el año 1997 llega a Uruguay el presidente del grupo belga el Sr. Fernand Huts (es una empresa familiar), llega acompañado del Primer Ministro belga en una de las giras oficiales. En esa gira ven en el puerto de Montevideo un potencial muy importante, y se comenzó un proceso de desarrollo de la licitación de la Terminal de Contenedores. También en ese momento ya pasan a ser socios accionistas de Costa Oriental, —una empresa logística de referencia—, y de Zonamérica, donde en ambas al día de hoy tenemos bastante más participación accionaria que la que tuvimos en aquel entonces, en 1997.

Luego se presentó la licitación de la Terminal de Contenedores; un primer intento que fue frustrado y más adelante la subasta pública que se desarrolló en la Bolsa de Valores del Puerto de Montevideo. Se pagaron U$S 17:100.000 por el 80% de las acciones de la Terminal de Contenedores y se empezó a operar la misma a partir de 2001. Recordemos que esos 17:100.000 de dólares fueron al Sistema Educativo uruguayo en su momento.

Hoy es una Terminal de las más eficientes en América Latina. Estamos realizando en el entorno de los 80 movimientos por hora, cuando se tomó la misma estaba en el entorno de los 25 movimientos por hora. Cuando la Terminal del Puerto de Montevideo comenzó operaciones en 2001 tenía 2 hectáreas y media pavimentadas; al final del año próximo (2009), vamos a estar en el entorno de 30 hectáreas pavimentadas.

¿Qué quiero decir con esto? Que la industria logística es una industria que está creciendo a una tasa del 14% anual, promedialmente, en los últimos 10 años. Inclusive, durante la crisis del 2002 y 2003, —donde toda nuestra región colapsó—, las actividades logísticas no decrecieron.

Fue la única actividad del país que incluso mantuvo un leve crecimiento, y que nunca tuvo una pendiente negativa.

A.L. – ¿Esto es porque el centro de distribución logística hace que pasen por el Uruguay mercaderías de terceros países?

J.O. – Exacto. Con destino u origen a terceros países y además es interesante que durante las crisis la actividad logística a veces tiende a crecer, a incrementarse porque mantener mercadería en tránsito, —ya sea en Puerto Libre o en Zona Franca—, es también un “escudo”, ya que tengo el stock centralizado, mercadería centralizada en un punto, y tengo en caso de problemas en dicha región, aún capacidades para redireccionarlas a otros lugares del mundo. O sea que en la crisis es un buen “escudo” para las empresas y en los momentos de auge económico (tomando los ciclos clásicos de la Economía); es una muy buena herramienta para llegar en forma veloz, flexible y ágil a los clientes finales.

Por eso creo que ha sido muy inteligente el país en haber apostado a este tema desde el año 1985 hasta la fecha. Esta es una actividad transversal que es vista por todos los partidos políticos como “el bien común” y por eso estos debates bienvenidos sean, acerca de no disminuir capacidades operativas sino de seguir incrementando las mismas.

A.L. – ¿El grupo cuenta también con un importante porcentaje accionario en Zonamérica?

J.O. – Sí, cuenta con algo más del 40% de las acciones de Zonamérica.

Zonamérica es realmente un ejemplo de parques de negocios y de servicios con 9.000 personas trabajando, desde donde se exporta más del 70% del software de todo el Uruguay y donde se encuentran los Centros Logísticos de referencia como es el caso de Costa Oriental, del cual el grupo belga es socio.

También el grupo indirectamente está participando de la Logística del Plan Ceibal como parte de un aporte a la responsabilidad social.

A.L. – ¿Qué hacen?

J.O. – Bueno, a través de una empresa denominada Costa Logística, se descargan los laptops que llegan de China o de Oriente —vía marítima—; se falsean, se hace un pequeño proceso de preparación del equipo; se identifican para cada niño a través del Código de Barra y para darle trazabilidad al equipo. También se hace lo que hace la Logística Reversa: después de un tiempo el equipo puede tener algún deterioro; la Logística Reversa llega al Uruguay para repararlos, pero es una instrucción muy “capilar” que la realizamos en conjunto con una empresa del Estado, —hay públicos y privados trabajando muy sincronizadamente—, que es el Correo.

Por último le puedo decir que Katoen Natie también ha tenido una experiencia que se conoce poco, debe de ser una de las empresas en Uruguay que más allá de tener emprendimientos (en el parque de negocios y servicios de Zonamérica, en Costa Oriental, en la Terminal de Contenedores), tiene socios públicos y privados uruguayos, y lo ven como socios confiables.

Realmente el grupo belga ha apostado al Uruguay y le anuncio como primicia que los próximos días estará llegando una delegación de 40 empresarios belgas conjuntamente con el Príncipe Philippe de Bélgica, atraídos porque Uruguay empieza a sonar en la esfera como un centro, como una Plataforma de Servicios Internacionales, Call Center, desarrollo de software, Logística y actividades semi-industriales.

Y tal vez como anécdota le cuento que una de las empresas más interesadas en asistir a esta misión es la de desarrolladores de software para la industria cinematográfica, porque perciben en Uruguay un posible polo cinematográfico en el futuro próximo.

A.L. – Esa es otra de las industrias que tiene mucho crecimiento en Uruguay.

J.O. – Y eso es netamente exportación de servicios. Nuestro personal va al exterior, filma, fotografía, o produce acá y exporta, y lo que hablábamos anteriormente sobre los “tickets de ida y vuelta” en nuestra gente: “estoy trabajando para el mundo pero vivo en el Uruguay” que creo que es lo mejor para todos.

No hay comentarios

Dejar respuesta