Antel: en marcha una de sus mayores reestructuras físicas y funcionales

0
1568

El Dr. Gonzalo Perera, Vicepresidente de Antel, delineó hacia adonde apunta esa reestructura y cuales serán los planes estratégico futuros.

Con el Dr. Gonzalo Perera, Vicepresidente de Antel; Doctor en Matemáticas (Grado 5 de la Facultad de Ingeniería), especializado en Estadística

La empresa estatal de telecomunicaciones se apresta a emprender una reestructura física y funcional trascendente a partir de enero próximo. El Dr. Gonzalo Perera, Vicepresidente de Antel, delineó hacia adonde apunta esa reestructura y cuales serán los planes estratégico futuros. Aseguró que la telefonía celular se acerca al período en el cual comenzará a estacionarse, en el entorno a los 4:000.000 de servicios. Perera aseguró que Antel tiene todo para ser una de las compañías de telecomunicaciones grandes en América Latina.

 

 

 

 

Entrevista emitida el viernes 28/11/08 en Producción Nacional — 1410 AM LIBRE

 

 

A partir del próximo primero de enero Antel comenzará una reestructura física y funcional muy importante. El vicepresidente de la empresa, Gonzalo Perera, anunció que se va a dar un recambio generacional muy importante para que funcionarios de «cuarenta y pocos años que tienen una capacidad tremenda, estén al frente de las áreas más dinámicas de la empresa”.

 

 

Gonzalo Perera —En los últimos años estuve trabajando particularmente en Estadísticas de Telecomunicaciones y esos vientos fueron los que me trajeron rumbo a Antel.

 

 

Alejandro Landoni —¿Piensa reestructurar la compañía y dejarla dividida en cuatro áreas? Usted decía que se acabaron las empresas dentro de la empresa.

 

 

G.P. —Me gustaría explicar con cuidado este proceso.

 

En primer lugar es un proceso que se inició cuando la presidenta de Antel era la Ingeniera María Simon y el Vicepresidente, el actual presidente, el Dr. Edgardo Carvalho.

 

En aquel momento se percibió que la estructura que Antel tenía y tiene aún, no responde a la realidad actual. Es una estructura que cumplió un muy buen servicio durante mucho tiempo y le permitió a Uruguay ocupar el liderazgo que ocupa en América Latina en el área de Telecomunicaciones, pero ya no responde a las necesidades del momento.

 

¿Por qué?

 

Porque la gente quiere servicios y no le importa por qué vía vienen. Si quiero banda ancha porque necesito, por ejemplo, conectarme a Internet como cliente, quiero simplemente usar Internet.

 

No me importa si ese servicio viene por un cable de cobre; por fibra óptica, radiofrecuencia, tecnología 3G o mediante un equipo de tecnologías inalámbricas. Lo que me interesa es el producto: la calidad de Internet, la velocidad, capacidad de tráfico y cuánto pago por eso.

 

 

A.L. —¿Intentan acercarse más al cliente?

 

 

G.P. —Exactamente. La cuestión es mirar a Antel desde los ojos del cliente y de lo que el cliente necesita. Esto es lo que se llama “una empresa orientada al cliente”. Construir la empresa en función de las necesidades del cliente.

 

Hay una frase muy vieja pero que es muy bueno repasarla y es: “La mejor tecnología es la invisible para el usuario”. Cuando una tecnología es realmente buena es cuando el usuario no se tiene que preocupar por nada.

 

 

A.L. —¿Ese concepto se perdió en el  Antel de hoy?

 

G.P. —Antel es un momento. En la etapa en que comenzaba a desarrollarse la telefonía celular e Internet, el país generó estructuras de desarrollo específico de la telefonía móvil (Ancel) y el acceso a Internet (Antel Data).

 

Se les llamaron Unidades de Negocios o Verticales de Negocios. Esto se hizo durante la presidencia del Ingeniero Fernando Bracco y en ese momento fue una decisión acertada que le dio un impulso, un fuerte al desarrollo de uno y otro servicio.

 

Permitió que Ancel fuera el motor —el desarrollo de la telefonía celular— y que Antel Data fuera el motor del desarrollo de la penetración de Internet en el Uruguay (la mayor en toda América Latina).

 

¿Qué ocurre hoy?

 

Hoy tenemos un mercado de las telecomunicaciones muy maduro. Ha avanzado mucho y tiene otro tipo de demandas. Demandas de distinto nivel. Es una realidad completamente diferente.

 

Hoy el celular no es un artículo de lujo; el acceso a Internet no es una curiosidad sino que es una realidad y una necesidad cotidiana. En ese mundo completamente diferente, la empresa no puede seguir funcionando de la misma manera.

 

No puede ser que el cliente que quiera tener acceso a Internet deba dirigirse a Ancel y a determinados teléfonos si lo quiere por vía inalámbrica. Y por otro lado a Antel Data y a otros teléfonos si lo quiere por vía de cable y ADSL.

 

Es absurdo. No pude ser que si el cliente tiene una falla y quiere protestar tenga que dirigirse a un número y a un local si es una falla de telefonía móvil; y a otro si es de telefonía fija y a otro si es de servicio de Internet.

 

Es completamente absurdo. La empresa es una sola. Para el cliente tiene que haber una sola cara y una sola puerta.

 

Al cliente se le tienen que ofrecer las distintas posibilidades de servicio que se pueden brindar dentro de una nueva opción. Diciéndole qué características tiene cada uno y que pueda elegir en función de la calidad y del precio. Que sea problema de la empresa quién lo pone, cómo lo pone y por qué vía se llega a colocarlo.

 

 

A.L. —¿Esta falta de orientación al cliente fue lo que determinó que Antel perdiera clientes en forma importante en los últimos años?

 

Según las cifras en el sector de la telefonía fija perdió $ 1.700:000.000 de facturación en el año 2007 respecto al 2006. Además perdió el liderazgo —según los números de la URSEC— en el sector de los celulares donde había sido pionero y promotor de la difusión este tipo de  telefonía.

 

Hace 3 años Antel contenía más del 50% del mercado y según los últimos números sólo mantiene el 37% contra el 39% de Moviestar.

 

 

G.P. —Vamos por partes. Primero discrepo —y lo he dicho públicamente— con la información de la URSEC. Lo digo con todo respeto por quienes integran su Directorio.

 

En los informes de Telefónica Madrid —y están en la página web de esta empresa telefónica en España— los datos aportados por la empresa competidora que aparecen allí, en primer lugar, no están auditados para su presentación.

 

Así lo dice Telefónica de Madrid en la página web, mientras que los datos de Antel sí fueron auditados. ¿Eso qué quiere decir? Quiere decir quién verifica cuántos servicios tiene cada compañía.

 

Nosotros somos habilitados por la auditoría interna del Estado y por una empresa auditora externa, que es una de las más conocidas a nivel internacional.

 

Por lo tanto, los números que nosotros presentamos a la URSEC, son casi 200.000 servicios nuevos que tenemos en nuestra base de datos de clientes.

 

A.L. —¿Cómo puede ser que un Auditor no tome en cuenta 200.000 servicios? ¿Qué tipos de servicios son?

 

 

G.P. —Aquí hay que explicar cuestiones bastante delicadas. No es sólo el tema de la activación del servicio celular, sino que hay que entender que lo que se contabiliza no son teléfonos celulares o clientes, sino chips activos.

 

 

Por ejemplo, muchas flotas de transportes de camiones son seguidas por sistemas de posicionamiento a través de un chip de celular. Ahí no hay un celular hablando; no hay un cliente de telefonía, pero el recurso técnico que se usa para permitir ubicar la flota es un chip de celular.

 

A.L. —¿Es como la alarma de una casa, por ejemplo?

 

 

 

G.P. —Exacto. Entonces, cuando se cuenta en URSEC se cuentan esos chips (tarjetitas activas). También pueden ocurrir otros fenómenos: una persona puede tener varios chips; puede tener varios celulares; puede tener más chips que celulares; etc.

 

La composición del mercado celular es compleja por las características del instrumento: es móvil; se le puede cambiar el chip; que puede permitir la utilización del chip y no la terminal. De acuerdo a los criterios y a los mecanismos de verificación que usen de forma estricta los Auditores, podía haber diferencias importantes. Por eso es importante auditar.

 

 

Si la diferencia fuera siempre de más o menos 200 no sería tan importante, pero es importante auditar. A nosotros nos dan nuestros números habilitados y comparados a igualdad de criterios, estamos en el 39% del mercado y seguimos liderando. Las encuestas de opinión sobre uso de celulares, nos ubican mucho más arriba.

 

 

Hemos hecho encuestas de mercado y le preguntamos a la gente cuál era su celular y nos da cerca de un 50%. Eso sugiere que hay mucha gente que tiene celulares de más de una compañía y que probablemente usa uno para algunas promociones o para el trabajo y otro a nivel personal. Entonces, su celular personal contesta una cosa y después el registro fue distinto.

 

 

Pero nosotros nunca vamos a dar la información que nos conviene. Damos la información que pasa por todo lo que tiene Auditoría. Reitero que la información que dice que se habría perdido el liderazgo en materia de servicios celulares, no la comparto y es incompatible con los datos sobre tráfico. ¿Qué quiero decir con esto?

 

Si efectivamente Antel hubiera perdido el liderazgo en materia de servicios celulares, no podría tener como tiene un volumen de tráfico celular, —minutos de conversación, mensajes, etc.—; muy superior a la competencia.

 

 

A.L. —Un oyente le pregunta: ¿Por qué eliminaron la información del saldo al hacer una llamada?

 

 

G.P. —Tiene 2 motivos. Uno es que entre diciembre y enero se va a estar ampliando de manera muy importante la capacidad de tráfico de la red celular de Antel, lo cual implica cambiar las plataformas. Las plataformas esencialmente son los cajeros de la red. Son sistemas informáticos que computan los créditos; cuánto tiene cada persona; en el caso de los prepagos ver si pueden realizar la llamada y le debitan el monto correspondiente, etc.

 

Esa es una operación muy sofisticada. La ampliación de capacidad de red; la investigación de plataforma es una operación muy complicada, entonces se tiene que ir dando por etapas.

 

Hay que empezar a sacar parte de lo que está funcionando hoy y poner en funcionamiento parte de lo nuevo. Este es un proceso que lleva unos 2 meses, para poder hacer gradualmente la transición y que el servicio no caiga.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta