Pagar las cuentas con el control remoto

0
1052

A través de la nueva tecnología que se proyecta con la televisión digital, los uruguayos podrán -además de mejorar la calidad de la imagen- acceder a servicios interactivos. Los técnicos que trabajan en el cambio de sistema, sostienen que la norma europea que se proyecta instalar va a permitir el acceso de toda la población por sus bajos costos.

Con Gustavo Romay Veloso, asesor de la Agencia Nacional de Investigación (ANII) en TV Digital Interactiva
Entrevista emitida el miércoles 13/08/2008 en Producción Nacional – 1410 AM LIBRE

 

 

Alejandro Landoni – Uruguay fue uno de los primeros países de América Latina que optó por una norma determinada para la televisión digital.

Hace exactamente 1 año, —en agosto del año pasado—, que la Presidencia de la República estableció la utilización de la norma europea.

El nombre de la norma, es DVB-T y la DVB-H, con ellas se va a implantaren Uruguay la Televisión Digital Terrestre.

A partir de esta selección se organizaron una serie de acciones para acceder a la tecnología, pero también para tratar de que la misma sirva como plataforma para crear servicios que después puedan exportarse.

La buena noticia es que no sólo se pueden vender esta tecnología a países que tengan la norma europea, sino también para cualquier país del mundo que utilice televisión digital interactiva.

En Producción Nacional vamos a conocer qué incidencia va a tener esta televisión digital en la industria nacional, qué grado de vinculación necesita con la Academia, y también los esfuerzos que se están haciendo desde la Agencia Nacional de Investigación e Innovación para articular un proyecto que busca crear un Laboratorio Tecnológico de Servicios Interactivos en Televisión Digital aquí en nuestro país.

Romay es un apellido conocido en la televisión uruguaya. ¿Usted tiene vinculación con los dueños de Canal 4?

Gustavo Romay Veloso – No, no es el caso.

A.L. – Es importante aclararlo por estar hablando justamente de televisión.

¿Qué significa Televisión Digital Interactiva? ¿Qué ventajas van a tener los usuarios, con una televisión digital que además va a ser interactiva?

G.R.V. – La televisión digital es una tecnología diferente de transmisión en la televisión. En cuanto a los usuarios en general, va a permitir una mejor calidad de imagen que la que se tiene actualmente a través de lo que es la transmisión sistema analógico.

A su vez, -y creo que es el valor diferencial más importante-, es la posibilidad de tener servicios interactivos, o sea interactuar a través del control remoto con el televisor. A su vez va a permitir (en la medida de lo posible), un Canal de Retorno que permita enviar información a través de algún Sistema de Transmisión de Comunicaciones hacia un servidor central, o sea un computador que tendrá aplicativos que permitan comunicar, responder a las iniciativas en la interacción del usuario.

A.L. – ¿Por ejemplo?

G.R.V. – Cuando se hicieron las demostraciones en octubre del año pasado de Televisión Digital, se presentaba un curso de Química en el cual el estudiante podía «navegar» por las diferentes páginas donde aparecían textos e imágenes. Una vez que terminaba de leer todo el curso tenía una prueba, con múltiple opción en el que a diferentes preguntas se iban dando respuestas y esas respuestas iban siendo transmitidas a un servidor. Una vez terminado el proceso se devolvía la evaluación de la prueba.

Otra aplicación muy interesante, es poder tener información municipal, del gobierno, o de empresas que puedan darle al televidente un valor agregado para tomar decisiones.

A.L. – Por ejemplo, si alguien entra hoy a la página de la Intendencia, se puede bajar una factura, o hacer consultas ¿eso se va a poder realizar también a través de la televisión?

G.R.V. – Hay un caso que se utilizó en España, con la Declaración al Impuesto a la Renta. El televidente recibe su Declaración prehecha y la confirma o no. Si no confirma, puede tener la opción de modificar los valores que le aparecen en la propia Declaración de la Renta.

De esa forma ya le queda registrada la Declaración Jurada.

A.L. – Existe la posibilidad incluso, -en algunos países europeos-, de hacer miniconsultas populares. O sea, realizar una suerte de votación.

Claro que no es un sufragio «verdadero», ya que no todo el mundo puede tener televisión digital en la casa. Lo que sí se puede hacer es una encuesta, o se puede recabar la opinión de la gente a muy bajo costo.

G.R.V. – En cuanto al acceso a la televisión digital, la norma europea que se adoptó es una norma que está pensada justamente para permitir Sistemas Abiertos. Esto admite tener costos de implementación mucho más reducidos que el resto de las normas.

Son normas que han sido elaboradas de manera tal que los diferentes niveles socio-económicos puedan tener acceso a las mismas.

En las demostraciones que se realizaron en el mes de octubre, se mostraba cómo en una televisión analógica, -la que tenemos la gran mayoría de la población de Uruguay en nuestras casas-, a través de un decodificador se podía recepcionar la televisión digital de la misma forma que en un televisor digital.

Ese decodificador tiene actualmente tiene un costo de unos 600 pesos uruguayos, lo cual es un monto bastante accesible como para poder tenerlo.

De todas formas, se están pensando en planes para el acceso de la población, incluso hasta para las personas que están por debajo de la línea de pobreza.

A.L. – ¿Qué incidencia tendrá la aplicación de la televisión digital interactiva para la industria uruguaya? ¿Cómo surge la idea de un polo tecnológico en Uruguay?

G.R.V. – La idea surge cuando se estaba definiendo qué norma era la que se iba a adoptar. Fue una iniciativa de los directivos de la Cámara Uruguaya de Tecnología de la Información y empresarios españoles que vinieron a nuestro país.

Los españoles vieron una industria de software muy desarrollada, con una referencia muy importante en lo que es Latinoamérica y vieron la oportunidad de que Uruguay fuera referencia para el resto de la región. Esto les permitía tener una puerta de acceso en Latinoamérica.

Por otro lado, en lo que tiene que ver con nuestra organización, nuestra industria vio la oportunidad de poder a través de este vínculo, ser referente en Latinoamérica que no es menor. Por otro lado, también se abre la posibilidad de acceder al mercado europeo a través de España y de la Comisión Europea con la Asociación de Interempresas uruguayas y europeas.

En ese sentido se comenzó a trabajar en colaboración con las empresas europeas. Se definió un proyecto en conjunto, que es un ejemplo de que se puede trabajar tanto con empresas españolas y uruguayas o europeas y uruguayas, en pos de un proyecto de investigación, de desarrollo, de innovación en este tema en particular.

A.L. – ¿Incidió esta vinculación con Europa en la elección de la norma? Porque el único país de América Latina, que había elegido norma era Brasil. Hay que destacar que Uruguay optó otra que no es la brasileña. ¿Se eligió esta norma por la posibilidad de ser referencia en América Latina?

G.R.V. – Eso no se lo podría responder directamente, pero creo que es uno de los motivos. Seguramente se debe de haber tenido en cuenta en la evaluación elementos políticos.

Este fue un proyecto que surgió como idea desde el punto de vista empresarial, que incluyó el concepto de integración.

El Polo Tecnológico se pretende integrar a lo que es el sector universitario que provee la investigación; el desarrollo de la teoría acerca de cómo se deberían aplicar a las actividades desde el punto de vista industrial al que aportan muchos elementos. A su vez, se incluye la participación del sector empresarial y del gobierno para controlar los fondos y su distribución en forma equitativa. Recordemos que lo que se busca con el Polo es darles la misma oportunidad a todas las empresas y universidades. La idea es establecer una sinergia mayor entre los diferentes aportes de valor que pueden dar las industrias.

Lo que surgió como una industria de tecnología e información después se adhirió también a lo que es el sector audiovisual. Se puso mucho interés en el sector audiovisual, al punto que actualmente la Cámara Audiovisual del Uruguay está participando en forma muy intensa de todo este tipo de desarrollos. Muchas empresas productoras están interesadas en participar de la iniciativa. Incluso están pensando, ideando y gestionando proyectos vinculados a lo que es televisión digital. Muchos buscan la asociación con empresas europeas, con empresas uruguayas o con empresas del resto de Latinoamérica para conformar proyectos en los cuales cada una aporta un valor diferencial.

A.L. – O sea que no sólo está la parte tecnológica del software sino también la industria de contenidos que es sumamente importante. Un sector que se muestra entusiasmado ante el Plan Ceibal, que le posibilita llegar con contenidos nacionales a los niños de las Escuelas Públicas.

G.R.V. – Cuando hablamos de contenidos, cuando hablamos de software, lo tenemos que tratar desde el punto de vista industrial. Hay que ser lo más abiertos posible para que los productos que desarrollamos sirvan a la mayor cantidad de plataformas posibles.

Los productos que se van a desarrollar, no solamente se van a instrumentar para la norma europea, sino que la idea es desarrollarlo para cualquier norma que se esté aplicando.

A.L. – Este Polo Tecnológico que se están proyectando, ¿en qué etapa está? ¿En qué fase de desarrollo se encuentra?

G.R.V. – Por un lado hay un estudio de habilidad del Polo. Es muy interesante la idea, pero si no se tiene claro el posible desarrollo de la inciativa, puede quedar nada más que en idea. En este proceso se realizará un estudio de habilidad que va a decirnos sobre qué tecnologías es conveniente trabajar, a qué mercados se puede acceder, con qué volumen de negocios se puede acceder a esos mercados, y cuánta inversión se tiene que realizar como para logra montar este Polo Tecnológico.

En Panamá se están dando algunos pasos que van en pos de este tipo de Polos Tecnológicos, y en particular que van más allá del resultado que se pueda obtener del estudio. Se trabaja sobre lo que pueda ser útil para la industria.

Por eso se están dando pasos en lo que es la transferencia tecnológica.

Aquí hay dos caminos que se están siguiendo: capacitación, ya se realizaron jornadas, un taller y un seminario en el que se señalizó cuál sería la capacitación necesaria para nuestros docentes, nuestros técnicos, e ingenieros, para poder adquirir la tecnología y poder implementar proyectos sobre la misma.

Y por otro lado, se va a tener acceso a un Laboratorio Tecnológico que tiene la Universidad Politécnica de Madrid en España, el cual nos permitiría a las empresas uruguayas, -independientemente del tamaño-, que estén interesadas en desarrollar software aplicativo para lo que es televisión digital, tener una plataforma de pruebas de laboratorio a distancia a un costo accesible. Esta tecnología si una empresa o una Pyme quisiera tratar de desarrollarla, tendría que tener un equipamiento que es muy costoso con lo cual este Laboratorio permitiría acceder a un Laboratorio de Prueba para testear su producto, verificarlo, optimizarlo. A la hora de comercializarlo se podrá utilizar la referencia de haber sido probado en un Laboratorio internacional como es el de la Universidad Politécnica de Madrid.

La idea es también, -y estamos hablando de una distancia de un año y medio aproximadamente-, poder tener aquí un Laboratorio en Uruguay que disponga de estos servicios con un equipamiento adecuado para hacer pruebas en diferentes plataformas.

En este momento estamos definiendo incluso qué tipo de plataformas vamos a poder tener aquí en Uruguay. Como objetivo, el seminario que se realizó pretendía identificar cuáles son los servicios que podría ofrecer el Laboratorio uruguayo.

Hay ideas de certificar equipamiento u homologarlo ante los diferentes tipos de normas, e incluso las regulaciones que cada uno de los países puedan establecer para el funcionamiento del equipamiento.

A.L. – ¿ANII ya definió qué rubros se van a destinar o, si en su defecto se va a generar algún tipo de mecanismo para que los canales de televisión, las empresas de software, las empresas de contenido puedan acceder a alguna línea de crédito?

G.R.V. – En este momento en lo que se está trabajando es en diseñar las acciones que se van a llevar a cabo para permitir establecer un presupuesto para el diseño del Laboratorio.

En paralelo se analiza cuál es el presupuesto necesario para poder implementar el Polo Tecnológico que es un proyecto mucho más ambicioso. Ahí va a resultar el monto que se va a requerir y también va a determinar la fuente de financiamiento; de dónde van a surgir esas fuentes de financiamiento o incluso subvenciones que pueden llegar a haber de la Comisión Europea.

A.L. – ¿Ya se sabe dónde va a estar ubicado el Polo Teconológico?

G.R.V. – Hay una idea original de que sería el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU).

Esta es la idea que se tiene en este momento y hacia allí estamos apuntando.

A.L. – ¿Qué ganan los europeos con todo este proceso?

 

G.R.V. – Las empresas europeas que trabajan en este tipo de proyectos ganan lo que es una referencia importante en Latinoamérica.

Primero hay que destacar las diferencias técnicas. En Europa se manejan 8 megahertz en lo que es el espectro, en Uruguay son 6 megahertz con lo cual tienen en Latinoamérica un punto con una realidad socio-económica muy similar, para las empresas europeas es muy importante.

Porque luego pueden ir trasladarse al resto de la región para presentar su casos de éxito en condiciones similares.

Por otro lado, eso les generaría una fuente de ingresos muy importante porque podrían penetrar en el mercado latinoamericano. Nosotros en esto tenemos la oportunidad de trabajar en conjunto y poder penetrar junto con ellos.

A.L. – Hay técnicos asesoran al gobierno que piensan que haber tomado esta decisión temprana es beneficioso para los uruguayos

G.R.V. – Tocamos un punto que es crítico en cuanto lo que es el desarrollo del Polo Tecnológico, porque no basta definir la norma, sino también hay que definir un plan de despliegue.

El Polo Tecnológico, además de tener un ámbito en donde integrar el conocimiento y la sinergia multidisciplinaria, se incluyen distintos tipos de disciplina. Incluso también sería interesante incorporar a la electrónica, que no ha sido sencillo hasta el momento, pero también podría aportar valor.

La idea es que aparte de tener ese ámbito en el cual yace esa sinergia, también los productos sean comercializables. Por lo tanto, aparte de las pruebas de Laboratorio que se puedan llegar a hacer, también lo que interesa es implementarlos desde el punto de vista comercial. En este último caso Uruguay ofrece un valor añadido muy importante por su pequeñez en cuanto al impacto de su comercialización. Si fracasa, el impacto que tienen es muy acotado porque incide en un sector reducido. El éxito o el fracaso en nuestro país da la idea de si es viable o no la comercialización del producto en el resto de la región.

Eso es un atractivo para Europa y también es importante, – para poder lograr eso-, que haya una definición en cuanto al cronograma de despliegue de la televisión digital en el Uruguay.

A.L. – ¿Cuándo va a estar funcionando? Ya hay canales que están probando, pero ¿cuándo la televisión uruguaya va a ser 100% digital?

G.R.V. – Eso es una definición que todavía hay que tomar.

A.L. – ¿A usted qué le parece?

G.R.V. – Es una decisión política.

A.L. – ¿Pero son 5, 10 años?

G.R.V. – En total, en casi todos los países para que haya un apagón analógico lleva unos 5 años aproximadamente. En algunos más en algunos menos; en España en particular tuvieron un período de tiempo bastante extenso y ahora lo están reduciendo, logrando para el 2010 hacer el apagón analógico, con lo cual ya está en un proceso bastante avanzado.

A.L. – Acá uno de los temas es Canal 5 que es el canal público, ¿de dónde van a salir esos rubros para invertirlo en la televisión digital?

G.R.V. – Se está trabajando para buscar las fuentes de financiamiento para el canal para que pueda desarrollarlo. El Canal 5 en este proceso cumple un rol importantísimo.

Primero por su rol de canal estatal en el cual tiene como misión informar, tratar de acercar la formación, capacitación, tratar de reducir lo que es la brecha digital.

El Canal 5 parece ser un canal en el cual realmente ese tipo de aplicativos sean parte de su propia emisión.

Como canal el rol del Canal 5 es muy importante por ello el gobierno está haciendo un esfuerzo muy importante en tratar de buscar las fuentes de financiamiento.

A.L. – ¿Canal 5 es uno de los motivos por el cual no hay hoy una fecha concreta para el cambio?

G.R.V. – No, no creo que ese sea el motivo.

No hay comentarios

Dejar respuesta