Ehrlich: 95% de los municipales firmaron aceptando el convenio

0
1300

El Intendente de Montevideo anunció que no habrá nuevos aumentos impositivos durante su administración.

Ricardo Ehrlich, intendente de Montevideo

Eludió el tema de su posible reelección argumentado que “haríamos muy mal en ceder a la tentación de los tiempos electorales”. Espera que a pesar de los “vientos de crísis que soplan ” se mantengan los niveles de crecimiento inmobiliario. Afirmó que un 95% de funcionarios ya firmaron su recibo adhiriendo al acuerdo y dejando de lado futuros reclamos. Precisó que la Intendencia está al día con los entes del Estado y que los índices de morosidad se han reducido. Además aseguró que en esta administración no se producirán aumento impositivos y, en el 2009, se concretará la anunciada rebaja de la patente de rodados.

Alejandro Landoni – Comienza esta tarde en Producción Nacional un ciclo sobre “Montevideo Productivo”, la idea es ver cómo se inserta esta ciudad-capital, esta ciudad-puerto, en el marco del país productivo. A lo largo de las semanas vamos a ir conociendo distintos emprendimientos que se desarrollan y se piensan desarrollar desde el Municipio de Montevideo.

El ciclo comienza con la presencia del Intendente de Montevideo, Ricardo Ehrlich.

Ricardo Ehrlich —Primero que nada quiero comentarle que la semana que viene vamos a poner en marcha el Buzón Ciudadano, por lo cual probablemente nos conectemos con las distintas entidades radiales y nos podrán hacer llegar preguntas…

A.L. —¿Qué es el Buzón Ciudadano?

R.E. —Es un buzón donde los vecinos nos pueden hacer llegar sus preguntas y propuestas. Va a haber un buzón real y un buzón electrónico (ya existe), pero se va a formalizar y facilitar el acceso. En los momentos en que estamos en una entrevista como ésta y no se puedan contestar las preguntas al aire, con mucho gusto se puedan hacer por vía electrónica a la Intendencia.

A.L — ¿Intendente, cuál es la visión a nivel estratégico de esta ciudad-puerto, de esta ciudad-capital en el marco del país productivo?

R.E. —Primero, yo diría que estamos en un período en donde tendríamos que mirar a nivel nacional y a nivel departamental. Es un momento de proyectar con fuerza el país y nuestros territorios; es un momento de definir los perfiles, los proyectos; los distintos territorios integrados a un proyecto del país.

Un país con 3:500.000 habitantes debe pensar en un futuroy en sus elementos claves como desarrollo productivo, capacidades de nuestra gente, innovación, educación; con una propuesta que tenga anclaje territorial definiendo perfil, vocaciones, proyectos, coordinados e integrados para todos los territorios.

En momentos que se está realizando un esfuerzo importante de la capacidad logística del país, la capacidad portuaria; aeropuertos; esfuerzos a nivel de vías de comunicación; grandes proyectos regionales, es fundamental definir las propuestas y los proyectos de los distintos territorios.

Debemos pensar en Montevideo y en el área metropolitana que está siendo objeto de una remodelación importante potenciando su capacidad logística, rápidamente teniendo en cuenta el Puerto con su radio de acción de 1.500 kilómetros, con sus facilidades y su enorme impacto. El nuevo Aeropuerto con su vocación de centro de distribución regional, subregional, en lo que confiamos mucho. Pensar en la red vial y en particular el Anillo Colector Norte que se está terminando con una serie de intervenciones a nivel de la ciudad, pensando en lo que puede ser el traslado del Mercado Modelo.

A.L —Sacar los camiones del Centro…

R.E. —Sacar los camiones del Centro, las centrales de rutina de carga. Todo eso genera un potencial logístico que apoya el desarrollo de un país productivo, apoya el desarrollo empresarial al lado de un proyecto de ciudad que es compatible con esa incitativa, con esas actividades.

En ese contexto entonces, es importante mirar más allá del área metropolitana. Por otro lado hay un proyecto de país productivo; un proyecto de departamento, de territorio que puesta a la producción, al trabajo, a la capacidad de su gente.

Hay una serie de otras iniciativas de distinta envergadura sobre la cual podemos conversar. Capacidad de generar acuerdo con el Sistema Educativo; apoyo a la formación de pequeñas y medianas empresas; apoyo a la instalación e incubación de emprendimientos.

El Parque Tecnológico Industrial del Cerro es un ejemplo. El Parque Tecnológico Agrario, —que llamamos PAGRO—, que se instaló en el viejo instituto Hanseniano por Colón y que está trabajando estupendamente apoyando iniciativas de desarrollo agrario.

Iniciativas con la misma vocación y con un perfil diferente en la vieja planta de FUNSA (en asociación con la Cooperativa de FUNSA), y algunas ideas que estamos trabajando junto con la Universidad de la República, el Instituto Pasteur, el Ministerio de Industrias para un Parque con vocación científico-tecnológica en el área biomédica.

Un Parque Biotecnológico en Malvín Alto que espero pueda entrar en la fase de concreción rápidamente.

A.L —Son realmente un número muy importante de proyectos, que se están ejecutando o que tienen planeado hacerlo.

Recuerdo que el año pasado usted hizo un cambio importante de hombres en el Gabinete dentro de los Directores Municipales, porque quería concretar durante el resto de su mandato algunas obras que usted llamaba “emblemáticas” para su gobierno.

¿En qué está? ¿Qué se ha adelantado desde el año pasado hasta ahora, en acciones concretas dentro de esta visión estratégica?

R.E. — Los grandes cambios tienen que ver con aquellas acciones tendientes a suturar la ciudad, a zurcir la ciudad, a reconstruir el entramado urbano al mismo tiempo que el entramado social.

Eso requiere intervenciones que permitan rehabitar barrios como corresponde; reforzar centralidades barriales.

Requiere intervenciones viales que favorezcan conectividad. Requieren reforma del transporte, intervenciones muy fuertes en los espacios públicos, espacios que le dan vida a los barrios de Montevideo; que le dan vida a centralidades de Montevideo.

Eso diría que forma parte de ese proyecto de ciudad que estamos compartiendo con nuestra sociedad en este momento y nos preocupaba el poder concretar el inicio de transformaciones que proyecta las ciudades al futuro. Cambios estructurales que entiendo que se están viendo en la ciudad.

Esas eran mis preocupaciones centrales al mismo tiempo que concretar inversiones de envergadura en la ciudad en distintas áreas.

Estamos viviendo en ese sentido un período importante que a pesar de los vientos internacionales que soplan y generan incertidumbres, lo que son las inversiones en la ciudad, —las inversiones a nivel inmobiliario—, se mantienen. Estamos pasando por un período que los actores de los sistemas; las Cámaras Empresariales y los Promotores están considerando junto con la Intendencia como uno de los períodos de mayor desarrollo; mayores inversiones inmobiliarias.

Al mismo tiempo, era importante y sigue siendo importante concretar esas grandes iniciativas de infraestructura.

A.L —¿Están pensando un proyecto muy interesante por ejemplo para la Bahía de Montevideo y básicamente para la zona de Capurro?

R.E. —La Bahía de Montevideo ha sufrido y sufre el impacto de un puerto en expansión; un puerto que siempre ha dialogado con la ciudad e interactuado con ella.

Una relación compleja. La ciudad ha nacido con el Puerto. El Puerto tiene una significación económica para el país de primera magnitud.

Está en un proceso de expansión y crecimiento muy importante que impacta a la ciudad y hay que coordinar —como lo estamos haciendo— el desarrollo portuario con el desarrollo de la ciudad.

En ese contexto la planificación de la Bahía era muy importante, un trabajo que se hace en conjunto con los actores, autoridades de la Administración Nacional de Puertos.

En ese contexto, la Intendencia definió una serie de prioridades que han sido acompañadas por actores sociales, empresariales en la recuperación del área de Bella Vista y de Capurro.

En esa zona al mismo tiempo, la Administración Nacional de Puertos decidió instalar Terminales Pesqueras; una Terminal Internacional y una Terminal Nacional, que programó en conjunto con la Intendencia. Eso va a significar, por un lado, trabajo y por el otro desarrollo productivo. Pero también, —por el diseño que se adoptó—, una iniciativa con un impacto paisajístico muy productivo, con un impacto como paseo, con un atractivo turístico importante en la zona de Capurro.

Sobre esa iniciativa, se desarrolló, se concretó un viejo proyecto: recuperar la zona de Capurro; zona que tuvo enorme valor desde el punto de vista residencial; como paseo para los montevideanos en otras décadas.

Recuperarla ha sido una vieja preocupación municipal y hay muchos proyectos de mucha envergadura que fueron presentados en otras oportunidades hace muchos años.

También hay que reconocer que esa intervención hacia los accesos de Montevideo, tuvo un impacto notable en el área y además es un área que ha sufrido el impacto del desarrollo de una serie de emprendimientos.

Hoy hablábamos de camiones, depósitos y demás que estamos buscando sacarlos del área del entramado urbano.

Encontramos que en Capurro eso tenía un impacto negativo mayor.

En ese contexto se diseñó un plan para la Bahía, y en particular para el desarrollo urbano de recuperación de Capurro que va a tener

Como primeras etapas una serie de proyectos edilicios donde hay actores empresariales firmemente comprometidos y dar comienzo a la recuperación de la Rambla; el paseo en una zona con uno de los paisajes más bonitos que tiene Montevideo.

A.L —Hace unos años, cuando en Administraciones anteriores se intentó revitalizar el área cercana a donde se encuentra instalada hoy la Torre de las Comunicaciones no se logró.

R.E. —Fracasaron muchas iniciativas en un período complejo. Pienso que hay distintas responsabilidades y distintos factores a considerar. Este es un momento de construcción; es un momento de construcción de ciudad y es un momento de construcción de sociedad.

Estamos en niveles muy importantes en inversiones inmobiliarias en Montevideo.

El año pasado la Sociedad de Promotores Privados de la Construcción, señaló que se invirtieron en Uruguay U$S 1.000:000.000 en construcción de los cuales razonablemente un tercio correspondió a Montevideo; hoy se sigue trabajando al mismo ritmo. Al mismo tiempo hay iniciativas muy fuertes de transformación de ciudad.

Intervenciones inmobiliarias de primera magnitud; intervenciones viales de jerarquía, —terminamos Avda. Larrañaga (ex Centenario), estamos terminando la doble vía de Bulevar Batlle y Ordóñez—.

Se están haciendo intervenciones viales de importancia, algunas obras emblemáticas que fueron postergadas por distintas dificultades en otros períodos como el gran cruce de varias calles y avenidas en Bolivia, Caramurú, Rivera. En la zona de Punta Gorda y Carrasco se está haciendo la recanalización de tránsito.

En este período 2008 se están haciendo obras viales que representan un esfuerzo 3 veces superior al se realizó en nuestra gestión hasta ahora. Hemos anunciado, en lo que tiene que ver con obras, una modificación presupuestal, un piso de un 25% del presupuesto municipal destinado a inversiones.

Esto se va a ver en la ciudad a través del impacto en vialidad, en alumbrado, en espacios públicos.Se están recuperando numerosos espacios públicos; generando la seguridad a través de Cuidades Parques, entre otras medidas.

Recuperando monumentos, en el caso del Parque Batlle se inauguran las obras terminadas en poco tiempo más. Se inauguró hace un par de días la restauración del monumento a José Enrique Rodó en el Parque que lleva su nombre; que es el trabajo de recuperación del mismo.

A.L. —El intendente hizo un somero y muy rápido detalle de algunas obras, realmente están pensando Montevideo las décadas que vienen.

Me pregunto: ¿no le va a dar el tiempo en su mandato para hacer todo esto? ¿Está pensando ya en un segundo período?

R.E. —Estamos pensando con nuestro equipo en que hay 19 meses y algunos días de gestión y con la velocidad que ha adquirido la sociedad, con la velocidad que está adquiriendo el trabajo en Montevideo; cada semana, cada mes cuenta y estamos en este momento con la cabeza en el trabajo.

Los tiempos electorales a nivel departamental y en particular de Montevideo llegarán en su momentos y ahí haremos nuestras opciones con nuestra fuerza política, pero hoy para nosotros es un tiempo de trabajo.

Después tenemos que asumir responsabilidades de proyectar la ciudad hacia el futuro, sabiendo que en este momento tenemos el privilegio y la responsabilidad de asegurar un tramo de ese trayecto. Pero es un momento en el cual cada ladrillo que se pone, cada acción que se realiza (si se realiza en el buen sentido), está proyectando la ciudad de mañana.

Como lo vemos hoy, como leemos en la ciudad lo que han significado las primeras décadas del siglo pasado en lo que fue la construcción de ciudad, en lo que fue establecer las bases de este espacio de dimensión humana, ha sabido seguir adelante a pesar de los sacudones y de las crisis.

Hemos recibido un legado muy importante de generaciones anteriores, de gobernantes de otros períodos.

A.L. — Usted a nivel personal ¿tiene ganas de seguir o ya están pensando en que le gustaría por ejemplo volver a la Universidad?

R.E. —Soy un científico, pero los científicos son hombres de acción aunque parezcan hombres de Gabinete y de escritorio. Hay mucho trabajo en la ciudad y —le decía hace un rato con el micrófono apagado—, que el trabajo municipal es un trabajo que exige resolver problemas, desafíos cotidianamente. Trabajos con temas que tienen una gran inmediatez.

En ese sentido apasiona. Uno se compromete a fondo y hay que saber mirar lo cotidiano y mirar para adelante al mismo tiempo.

Un poco como le digo a los vecinos, —como reiteré muchas veces en Ciclos de Asambleas que completáramos hace pocas semanas— tenemos que usar (como uso yo), lentes bifocales para ser capaces de mirar tanto lo cercano en el territorio, como lo que está lejos.

Si miramos la ciudad hoy, creo que se pueden leer esos cambios estructurales a través de obras concretas, no de proyectos.

Si va a Cerro Norte y ve las 32 hectáreas de ciudad que se construyeron de los cuatro asentamientos irregulares, con 2.800 personas (700 familias); eso es un cambio estructural que impacta sobre todo el Cerro.

Si mira lo que está pasando en la zona de Goes en el entorno del Mercado Agrícola; la recuperación del entramado urbano, entramado social que irradia sobre los barrios vecinos; esos son cambios de naturaleza estructural.

Si vamos y miramos acciones puntuales como ha sido el realojo del Asentamiento “25 de Agosto”, predio que estaba sobre el Miguelete a la orilla derecha a la altura de Batlle y Ordóñez. Se realojaron casi 300 familias, este ha sido el resultado de un enorme trabajo del período anterior que nosotros tuvimos el privilegio de terminar. Pero ahí se crea un parque.

Cuando se crea el parque; cuando inauguramos el Parque Andalucía recientemente, nos dimos cuenta que es el parque más grande que se hizo en Montevideo en los últimos 50 años (el último fue el parque Vaz Ferreira en el Cerro).

Se ganó un espacio de ciudad notable; los vecinos ganaron un espacio público formidable; toda esa zona ganó en valor residencial.

Estamos atacando la rivera opuesta al Miguelete donde hay otro Asentamiento llamado “Las Duranas” y espero que podamos terminar con un parque en la rivera opuesta, eso implica construcción de ciudad; resolver problemas sociales y construir ciudad.

Aguas arriba del Miguelete se está recuperando una parte de ciudad que se había perdido hace décadas.

Esas son transformaciones de tipo estructural. Se recupera ciudad, se construye ciudad, se resuelven problemas de inclusión. Mirando en otros lugares; Centro y Ciudad Vieja también hay cambios estructurales profundos.

Ciudad Vieja que ha sufrido enormes transformaciones, sigue en camino de transformación de la mano de iniciativas municipales y de la mano de la sociedad que ha cobrado mucha vitalidad.

A.L. —Esta cantidad de resoluciones de este equipo que Ud. formó ¿no abre la puerta a un segundo mandato?

R.E. —Podemos especular sobre eso, pero son tiempos de trabajo, entonces entiendo que es muy prematuro instalar temas electorales departamentales.

Es innegable que la temática nacional está instalada y con fuerza, se aplica sobre lo departamental y muy particularmente sobre Montevideo porque involucra la política departamental de una manera o de otra.

Si embargo, en lo departamental para nosotros es un tiempo de trabajo y haríamos muy mal de ceder a la tentación de los desafíos electorales. Son tiempos de trabajo, los tiempos electorales para Montevideo llegarán bien avanzado el 2009.

A.L. — En el Presupuesto Participativo de Montevideo votaron 74.123 montevideanos. Usted dijo que el modelo actual de descentralización estaba agotado y que la idea era crear Alcaldías, las cuales se definieron como electivas y honorarias.

Además dijo que lo iba a plantear el 18 de diciembre cuando se cumplan los 100 años de las Intendencias Municipales.

R.E. —Nosotros estamos trabajando pensando en que no sean honorarias, dado el tipo de actividad que entendemos que tiene que cumplir un Alcalde. Los elementos centrales son los que Ud. mencionó, entendemos y así lo dijimos, que el modelo de descentralización que se lleva adelante dio el máximo, fue muy importante, hizo un camino notable, pero llegó al techo.

Hoy la voz de los montevideanos y la voz que va más allá de sectores políticos. Esto se expresó con mucha fuerza en una actividad que llamamos “La Comuna en debate” y que involucró más de 5.000 vecinos de todos los barrios de Montevideo y que culminara en un Foro con varios centenares de personas.

Para la Intendencia la voluntad de los vecinos era muy clara, era profundizar la descentralización; cambiarla, ir adelante.

A.L. —Cuando Ud. dice que “llegó un techo”, ¿no es un techo bajo 74.123 montevideanos?

R.E. —No quisiera hablar demasiado de números, esta es la cifra que tuvimos en las últimas elecciones.

Lo que entiendo que en el espacio estrictamente municipal, hay una fortísima participación.

Si pensamos dentro del propio entramado municipal, actividades que no tienen que ver con la gestión municipal y los Consejos Vecinales y el Presupuesto Participativo, vemos por ejemplo cultural. Quinientos espacios de cultura, las Esquinas de la Cultura,espacios que abrió la sociedad y que se apoyan en la estructura municipal.

Quinientos con un promedio de 20 personas cada uno es una participación formidable.

Cinco mil jóvenes en la última Movida Joven es un espacio de participación notable.

Hay una reconstrucción del entramado social y de la vida asociativa muy importante.

Entendemos que el espacio participativo y el espacio de descentralización municipal tiene que profundizarse; tiene que ampliarse; tiene que tener como vocación llegar más lejos. Pero además tiene como responsabilidad hacer un entramado sobre el que se apoyan diversas formas de participación instancias nacionales.

Una sociedad que tiene un 10% de los integrantes participando activamente en la vida de la sociedad, es una sociedad altamente participativa.

Veo que hay luces y sombras, hay un camino a recorrer. También vemos que es un proyecto irreversible de la gestión, en lo que tiene que ver con el camino que construye ciudadanía.

A.L. —¿Estas Alcaldías electivas y no honorarias profundizan este camino?

R.E. —Es lo que estamos trabajando. Será elevado a la Junta Departamental el 18 de diciembre, día en que las Intendencias cumplen 100 años. Vamos a hacer llegar nuestro proyecto que va a ser sometido al análisis y a la discusión en el espacio político de la Junta Departamental y seguramente en el espacio social, los distintos barios y Consejos y Juntas Locales.

Los elementos centrales son: la electividad de las autoridades locales, las actuales Juntas Locales, con la creación de la figura de un Alcalde en concordancia con el proyecto de ley que está a consideración del Parlamento.

Entendemos que el Alcalde es una figura que tiene que trabajar en tiempo completo, de alta dedicación y tiene que ser remunerado. En ese sentido estamos trabajando.

El número de Municipios, de Juntas Locales Electivas (que deben ser verdaderos Municipios), tiene que ser menor al de las Juntas Locales que existen hoy que son 18. Hay que empezar con un número más reducido, pero al mismo tiempo hay que reforzar el componente social, el componente que le da la fuerza participativa a este proyecto y que son los Consejos Vecinales a los cuales entendemos que hay que fortalecer. Hay que lograr profundizar el vínculo con toda la estructura social: las asociaciones de distinta naturaleza, las instituciones barriales que le pueden multiplicar la participación y jerarquizar los Consejos.

Estamos recorriendo ese camino y es eso lo que vamos a presentar en diciembre a la Junta.

A.L. —¿Cómo se financia esta estructura?

R.E. —Esperamos que el Parlamento vote también el proyecto de ley que el Poder Ejecutivo enviara en marzo a consideración del Parlamento sobre el cual estamos trabajando también en el Congreso de Intendentes.

Se prevé que los Municipios, este nuevo nivel de gobierno local, al lado de los gobiernos departamentales van a contar con un financiamiento propio de los departamentos.

Hay que asignarles atribuciones, responsabilidades y recursos humanos, materiales y financieros.

Tiene que haber un presupuesto de origen departamental que apoye las responsabilidades que se le van a atribuir, pero también la ley nacional enfatiza que el Congreso de Intendentes de transferencias nacionales directas a los Municipios y que los Municipios tendrían además el aporte del departamento, un componente nacional.

Con eso entendemos que se puede reforzar la capacidad y la fuerza que van a tener estas nuevas estructuras locales.

A.L. —El Tribunal en lo Penal en Primer Turno que ratificó los procesamientos con prisión de cinco ciudadanos, entre ellos funcionarios de los casinos municipales…

R.E. —Pero ese no es un tema municipal es un tema de la Justicia.

A.L. —Sí, pero fueron parte de los Casinos Municipales.

R.E. —Es un tema que está en la esfera judicial; la actuación municipal terminó en enero del 2006.

A.L. —Sobre ese tema entonces no quiere hacer ningún comentario. ¿Le sorprendió esto o no? ¿Estaba dentro de lo esperado este fallo?

R.E. —Me sorprendió lo largo del trámite judicial, no tengo comentarios para hacer. Yo he dado mi opinión al respecto y mi responsabilidad de asegurar una actuación institucional acorde con la normativa vigente que fue lo que hicimos.

A.L. —¿Cuándo van a entregar a la Junta desde la Intendencia el proyecto para la creación de algunas gerencias en los casinos; reformas del sistema?

R.E. —Hay distintas cosas. Por un lado estamos en lo que es la reestructura del Casino Municipal. El Parque Hotel en esta nueva etapa donde estamos prevé la mudanza y la creación de un nuevo edificio en frente al actual en la vieja Casa de Andalucía.

Eso está en trámite y se acompaña de una reestructura que es lo que Ud. señala.

También al mismo tiempo hemos hecho una serie de reestructuras funcionales en un acuerdo en el que se trabajó a fondo y que fue reafirmado con las dos gremiales de Casinos y estamos en ese trámite. Vamos a seguir trabajando para mejorar lo que es la propuesta del casino montevideano, que va a tener un perfil particular.

Por otra parte, sigue en trámite la licitación del Hotel Casino Carrasco con el recurso que han presentado algunas empresas y que se está respondiendo, siguiendo los pasos que corresponden en una instancia de este tipo.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta