El BROU lanza República Microfinanzas S.A., una empresa destinada a apoyar a pequeños empresarios

0
936

Será una sociedad anónima propiedad del BROU, aunque independiente de la Institución.

Jorge Venturino, gerente de Unidad Pyme del BROU

Jorge Venturino explicó, en diálogo con Alejandro Landoni, las características del nuevo emprendimiento, que podría incluir a bancarios que perdieron su trabajo durante la crisis de 2002.

Entrevista emitida el jueves 17/07/08 en Producción Nacional – 1410 AM LIBRE

Alejandro Landoni – El Banco República se apresta a poner en funcionamiento una nueva empresa destinada a otorgar Microcréditos. El nombre será República Microfinanzas, una Sociedad Anónima propiedad 100% del BROU, pero independiente de la Institución.El Programa Nacional de Microfinanzas para el Desarrollo, que funciona en la órbita de la Dirección de Proyectos de Desarrollo (DIPRODE), en la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), va a destinar U$S 10.000.000 para desarrollar un mercado sostenible de Microfinanzas en Uruguay.Estamos hablando de microcrédito y toda una serie de servicios financieros innovadores y adecuados para un sector compuesto por unos 200.000 micro y pequeños empresarios formales e informales.

Hay un sector muy importante –unos 80.000, nos decía Enrique Baraibar el director de este programa-; que estarían atendidos dentro de este Programa de Microfinanzas.Como ya se planteó en este Ciclo de Microfinanzas que desarrollamos en Producción Nacional, el Programa de Microfinanzas no es el encargado de dar los microcréditos directamente, sino que abre líneas de crédito a instituciones especializadas en la materia.En este marco es que el Banco República lanza República Microfinanzas. Hay mucha expectativa por esta decisión del Banco República, sobre todo porque el microcrédito tiene una tecnología muy distinta a los créditos tradicionales que tiene un Banco. Consiste en ir a la calle, abandonar el mostrador y trasladarse hasta donde está el emprendimiento. ¿Cómo piensa encarar el Banco República esta nueva tecnología?

Jorge Venturino – Antes de responder esa pregunta, quiero hacer un poco de historia de esto, porque no es reciente que el Banco esté trabajando en el tema de microemprendimientos, no exactamente de microcréditos, pero sí ha trabajado con los microemprendimientos.A través de la Unidad que existe hoy en el Banco República se está atendiendo a las micro y pequeñas empresas con políticas diferenciales a lo que se atiende al segmento de grandes empresas.Justamente ahí es donde comienza el trabajo en la diferenciación del segmento, porque se reconoce que al tener un manejo distinto por su volumen de negocios, o de cantidad de empleados, necesitan -según el ramo en que estén-,  distintas formas de atención, y es aquí donde nace todo esto. Con la formación de la Unidad y desde el trabajo de la Unidad viene además en conjunto con el Programa de Microfinanzas que está desarrollando a través de OPP la oficina de DIPRODE.

AL – ¿Qué hace el Banco República con algunos problemas clásicos que tiene este sector? Por ejemplo: el tema de la formalidad, el tema de las garantías, el tema de los montos de los créditos.

JV – Lógicamente, el Banco tiene que adoptar la normativa que el Banco Central le exige a las instituciones financieras. Por eso es que hoy en día muchos de estos microemprendimientos o microemprendedores no encajan en lo que es la parte bancaria formal, donde para determinados importes se exigen garantías reales, hablamos hasta de hipotecarias, o determinada cantidad de instrumentos que hay que presentar para poder analizar su situación económica.

Evidentemente, para la atención a los más pequeños, el Banco no puede aplicar esa forma tradicional. Entonces, el trabajo se refleja dentro del Banco, con la flexibilidad en cuanto a lo que es normativa, buscando que los recaudos sean los mínimos indispensables según el importe y, buscando otros instrumentos que puedan sustituir a la garantía tradicional, como puede ser el Fondo para la atención de determinados emprendimientos, -que recientemente se firmó el acuerdo con Corporación Nacional para el Desarrollo-, para  empresarios que por algún motivo no eran sujeto de crédito en el sistema bancario tradicional, o como puede ser la búsqueda de otro instrumento que puede ser el fideicomiso en garantía. Desde el Banco hemos también desarrollado una Unidad, (un Departamento Fiduciario) donde estamos empezando a caminar atendiendo a ciertos emprendimientos con un fideicomiso en garantía; eso dentro del Banco. 

AL – ¿Es rentable eso para el Banco?

JV – Esta es una de las partes interesantes e importantes por lo cual el Banco toma esta determinación, por la necesidad social de poder llegar a determinados emprendimientos que no pueden ser atendidos por el sistema tradicional, buscando la salida de una empresa por fuera del Banco que pueda tener las facilidades o las flexibilidades que una institución bancaria no puede, para poder llegar a los que no integran el sistema formal de crédito.  

AL – El Banco República viene trabajando desde hace tiempo en esta línea a través de esta Unidad de Micro y Pequeña Empresa, hay un grupo de estos micro y pequeños empresarios formales e informales que no logran obtener soluciones dentro del Banco República por la operativa bancaria, que tiene que respetar las normativas del Banco Central, y justamente para este grupo es que se crea esta Sociedad Anónima separada del Banco, 100% del Banco República, que es República Microfinanzas. Ustedes accedieron el 20 de junio a los resultados de una consultoría que realizaron a través de DIPRODE.

¿En qué consistió esa consultoría?

JV – La consultoría llegó al Banco a través de un convenio que se firmó en el año 2007 entre OPP, DIPRODE y Banco República, a los efectos de poder dotar al Banco de las habilidades para ingresar en el mercado de las microfinanzas.

Como resultado se obtuvo el documento final donde están las recomendaciones del consultor, indicando al Banco que esta podría ser una de las mejores formas. Por diferentes motivos, por ejemplo el tema del costo es uno de los principales motivos por el cual el Banco República no puede hacer microfinanzas desde del propio Banco. Eso y el poder llegar a generar productos diferenciales que puedan atenderse a este nivel de empresas es otra de las razones por las cuales se hace a través de una entidad diferente al Banco. 

AL – ¿Dentro de esta consultoría hubo alguna recomendación que tuviera que ver con la cultura del Banco? Porque nos decían que para un microcrédito hay que salir a la calle y estar al lado del emprendedor, hay una figura llamada Oficial de Cuenta, -a veces tiene otro nombre-, pero se trata de una persona que oficia de asesor del microempresario, un señor que lo visita todas las semanas, ve cómo marcha del negocio, se fija cómo va la cosa, se fija en que le pague, que devuelva el crédito.

¿Cómo va a encarar esa parte desde el Banco? ¿Con qué gente van a trabajar?

JV – Este sistema necesita una metodología diferente, una tecnología financiera (como se le llama ahora) adecuada a este tipo de empresas y empresarios. Con la estructura actual es imposible que el Banco pueda hacer un trabajo de Campo como se requiere en las microfinanzas, sobre todo el microcrédito. Tener un Oficial de Crédito que esté al lado del empresario, donde sea, tanto en la ciudad como en el campo, en su negocio ayudándolo, muchas veces hasta ayudándolo a hacer sus resultados económicos, su actividad financiera. Esto es lo que se necesita para poder atender de manera diferencial a este sector.

Es lógico que por el accionar propio bancario, no hablamos solamente del Banco República, hablamos en general de la actividad financiera, es muy difícil desde el esquema que hoy se mantiene, poder atender a este sector de empresarios que difícilmente entran a una institución bancaria, porque además un poco que se ven forzados muchas veces y rechazan entrar.Entonces, este tipo de sistema son los que se generan a los efectos de poder llegar y crecer, -esa es la idea-, junto al empresario, para que el empresario pueda el día de mañana sí ser una empresa bancarizable y entrar en el circuito financiero normal. 

AL – ¿Cómo va a ser esta Sociedad Anónima llamada República Microfinanzas? ¿Quién va a trabajar en esta Sociedad Anónima? ¿Van a tomar gente?

JV – Sí, evidentemente que por todo lo que señalamos, esta es una empresa que no se puede llevar adelante con funcionarios del Banco. Tendremos que salir a conseguir funcionarios con determinado perfil, adiestrarlos y salir a campo a los efectos de poder acercarse a los empresarios y empezar a dialogar para ver sus necesidades.  

AL – ¿Existe la posibilidad de que sean funcionarios de la antigua Riloman, una de las colaterales de los Bancos fundidos?

JV – Hay posibilidades de que eso suceda así, las tratativas con AEBU han avanzado, el gremio dio su visto bueno a todas las actividades que salieran desde el Banco y puedan ocupar a la gente que hoy está con la problemática que conocemos que tiene la gente de Riloman. 

AL – ¿Todavía no está definido entonces?

JV – No estaría definido desde el punto de vista de que primero tenemos que determinar específicamente el plan de negocios para saber exactamente qué cantidad de gente va a necesitar la empresa para poder desarrollar su trabajo. Lógicamente, la empresa debe llegar a obtener un punto de equilibrio en su tarea, y hoy no sabemos si eso va a llevar un año, dos años. Se pueden hacer proyecciones pero en la realidad se va a ir viendo cómo se avanza en esto que para el Banco es algo totalmente innovador, y ahí se analizará qué cantidad de gente se necesita para que la operativa realmente sea eficiente. 

AL – ¿Van a salir a vender los servicios en todo el país o en algún área en particular?

JV – La idea es estar en todo el país, lógicamente al principio pienso que no va a ser de esa manera, sí va a ser algo que va a tener su evolución, donde al principio se elegirá una zona para salir y después se irá replicando en distintas zonas hasta llegar a todo el país.

AL – ¿Tienen definido si las sucursales de República Microfinanzas van a ser las mismas que el Banco República o van a ser casas separadas?

JV – Eso aún no está definido. 

AL – ¿Cuándo piensan salir al mercado?

JV – Nosotros que estamos detrás de esto, quisiéramos estar ya por supuesto. Recién empezamos la segunda etapa que es la etapa de definir la asistencia técnica, por supuesto como la institución que somos, el Banco República, no puede estar haciendo pruebas con esto, tenemos que salir bien provistos porque evidentemente esto tiene que llegar a ser el éxito que pensamos todos, no sólo desde el punto de vista económico financiero sino el social. Esto necesariamente tiene un impacto social, y de eso se trata, del impacto social que puede generar el Banco a la salida al mercado, por lo que pensamos que a fin de año podamos tener los aspectos normales y legales para poder salir a trabajar. 

AL – ¿Ya se sabe qué tipo de tasa de interés van a tener?

JV – No, lo que sí es evidente es que no se va a salir con las tasas con las que hoy se están atendiendo a las empresas medianas o grandes. Esta tecnología tiene un costo mucho más alto de atención porque es mucho volumen y pequeños importes de crédito donde hay que estar cerca del empresario, eso significa cubrir determinada distancia, muchas veces la gente que trabaja no lo hace en los centros poblados y todos esos son costos que la tecnología tiene que asumir.

Por otro lado, este año el Banco Central empezó a generar una tasa de referencia para microcréditos, por lo tanto pienso que eso debe andar en la mitad del camino en lo que es la atención a una tasa de producción de grandes empresas y lo que es el crédito al consumo.Exactamente, hoy no podemos decirlo. Son las referencias que existen del Banco Central.

AL – ¿Usted como gerente de esta Unidad de Micro y Pequeña Empresa del Banco República, no tiene miedo de que se le vayan los clientes para el sector de las microfinanzas y que abandonen un poco la Unidad que usted lleva adelante? ¿Eso que llaman “canibalismo”?

JV – La filosofía que tiene que funcionar aquí es ayudar a que las empresas crezcan y se desarrollen, y desde la empresa la principal tarea es que esos microempresarios que son atendidos o que van a ser atendidos, en algún momento puedan ser bancarizados e ingresar al Banco como clientes nuevos. Esa es la idea y lo que pensamos hacer.

Generar nuevos clientes para el Banco, o sea lo del “canibalismo” al que usted hacía referencia, no lo vamos a ver en el principio. De repente sí quizás haya algún cliente empieza a ver cuáles son las condiciones de un lado y cuáles son las condiciones del otro, la agilidad, las facilidades, etc. Hay cosas que el empresario va a determinar en el momento, pero la orientación que va a tener la empresa que depende del Banco, justamente va a ser incidir en el sistema para que el empresario se pueda desarrollar y cuando el empresario se desarrolle se va a convertir en una empresa que va a ser bancarizable. Ojalá se queden en el Banco; ojalá sea su inicio el Banco y puede ser cualquier institución de la plaza.  

AL – ¿Qué servicios piensa brindar República Microfinanzas para estos pequeños empresarios? ¿Podrá haber por ejemplo aparte del microcrédito una tarjeta de crédito?

JV – La tarjeta de crédito es un instrumento para viabilizar el crédito, desde la empresa estamos hablando de servicios microfinancieros, que no solamente apuntan a lo que es el crédito para la empresa, la idea es gestionar o atender integralmente a ese pequeño empresario. Ese pequeño empresario que seguramente tenga que refaccionar su casa, o tenga que mandar a su hijo a un curso, todos esos aspectos son los que se van a tratar de atender desde la empresa. Por supuesto que también hoy no se admite un financiamiento si no está al lado una asesoría técnica.

El tema de capacitación pasa a ser un tema relevante y diría que hasta más importante que el propio financiamiento. Muchas empresas hoy necesitan saber cómo se ordenan, cómo se organizan porque saben lo que hacen ya que su tarea la conocen bien, pero conocer o hacer bien la tarea no quiere decir que sean empresarios. En esto también tenemos que influir, en que esa persona se desarrolle como empresario para que pueda crecer, entonces asociamos la capacitación como primera instancia.Después vemos el tema del financiamiento. Entre los financiamientos, evidentemente están aquellos que son más necesarios, para capital de giro, capital de trabajo, la compra de algunos bienes, (un vidriero, un carpintero, un artesano). El instrumento de la tarjeta de crédito para los empresarios se convierte en un canal de llegada con más facilidad y más rápido, definida a los efectos de que este segmento pueda llegar a obtener los insumos para el trabajo del día a día.  

AL – El Banco República como Banco está hace tiempo para sacar una tarjeta junto con la CND para pequeños empresarios. ¿Está en la calle a título de prueba, o en una primera fase?

JV – No, la primera fase ya la sorteamos, el piloto ya lo realizamos y lo hicimos con éxito. Hoy es un producto que está a disposición en todo el país, en todas las dependencias, en todos los puntos de venta que tiene el Banco, y tiene la practicidad de la tarjeta que todos conocemos definida específicamente para el empresario. 

AL – ¿Qué diferencia tiene con una tarjeta para crédito al consumo?

JV – Tiene algunos aspectos básicos diferenciales y uno es el precio del crédito al momento de financiar. Lo que todos conocemos hoy, la tarjeta definida como consumo para personas, tiene un precio del crédito que hoy estamos hablando por lo menos en más de un 30% efectivo anual en moneda nacional.Este producto está definido para que en el caso de financiar, hacerlo con tasas de producción para este sector. Nosotros estamos hablando de un entorno de un 20% en moneda nacional efectivo anual. 

AL – Hay una buena diferencia.

JV – Hay una diferencia que se aprecia en la plaza, lo único es que el Banco hasta el momento lo ha hecho con un perfil muy bajo. Estamos trabajando hacia la interna sobre todo tratando de convenir con organizaciones que trabajan con micro y pequeñas empresas. Ya lo hemos hecho con la Asociación Nacional de Micro y Pequeña Empresa (AMNYPE), lo hemos hecho con algún centro comercial en el Interior, en Salto, en Florida. Se está trabajando con bajo perfil.  

AL – ¿Los que nos están escuchando ahora y digan “Yo tengo un quiosco, un reparto, un taller de prendas en alguna época del año” y les interese esa tarjeta del  Banco República para micro y pequeños empresarios a dónde tienen que ir?

JV – Se pueden dirigir a cualquier dependencia en el país, lo único que en este caso estamos atendiendo a empresas formalmente constituidas, no importa el tamaño que tengan dentro del segmento de micro y pequeña. Sabemos que existen distintos estamentos dentro de este segmento pero lo que se le va a pedir es la información financiera de por lo menos un año; y no mucho más que la información del responsable de la empresa. Está disponible en cualquier sucursal del Banco República del país. Allí van a poder obtener las bases, o sino también el que pueda acceder a nuestra página web www.bancorepublica.com.uy ahí también van a encontrar los formularios, las bases y el instructivo para que puedan conocer las características básicas del instrumento.

Desgrabación: Martha Ziman

Edición: Lic. Cecilia Álvarez

No hay comentarios

Dejar respuesta